03 agosto 2003

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

El conflicto en Liberia

Por Jerónimo Delgado Caicedo*

MundoLos sangrientos enfrentamientos en Liberia han llegado hasta la capital, Monrovia, y sus imágenes han recorrido el mundo, aunque pocos entienden el contexto en que se producen. Jerónimo Delgado, investigador del Centro de Estudios Africanos del Externado, explica las raíces y el alcance de los enfrentamientos entre las fuerzas del presidente Charles Taylor y los dos grupos rebeldes que se disputan el poder.

El conflicto en Liberia.

A pesar de la decisión de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental - Cedeao - de enviar una fuerza de paz a Liberia en los próximos días, los civiles en Monrovia continúan sitiados por los combates entre tropas leales al presidente Charles Taylor y los dos grupos rebeldes, Liberian
os Unidos para la Reconciliación y la Democracia (Lurd) y Movimiento para la Democracia en Liberia (Model).

Antecedentes del conflicto

Fundada en 1847 por los esclavos liberados en Estados Unidos, Liberia es la república más antigua de África. Desde su creación el país ha vivido un constante estado de inestabilidad política.

A principios de los 80, la crisis se agudiza con el golpe de Estado del sargento Samuel Doe al entonces presidente William Tolbert Jr, la supresión de la Constitución y la persecución de sus opositores políticos. En 1989, Charles Taylor organiza el Frente Patriótico Nacional de Liberia (Npfl) e inicia una sublevación en contra del gobierno de Doe, quien es asesinado en 1990 en medio de intentos de la Comunidad Económica de los Países de África Occidental (Cedeao) por enviar una fuerza de paz al país.

La década de los 90 estuvo enmarcada en una lucha continua entre las fuerzas de paz de la Cedeao, los rebeldes del Npfl y los múltiples intentos por crear un gobierno interino de transición en Liberia. En 1995, las partes en disputa firman un acuerdo de paz y programan elecciones presidenciales y legislativas para 1997. En los comicios, Charles Taylor, líder del Npfl es elegido presidente de Liberia y su Partido Patriótico Nacional obtiene la mayoría de escaños en la Asamblea Nacional.

¿Quién es Charles Taylor?

De padre liberiano y madre estadounidense, Charles Taylor nació en 1948. Estudió en Estados Unidos y regresó a Liberia en 1980 para trabajar como director de la Agencia General de Servicios, encargada de manejar el presupuesto nacional. Poco después, fue acusado por el presidente Doe de desfalcar al Estado liberiano por más de un millón de dólares.

Taylor huye a Estados Unidos en donde es encarcelado por una solicitud de extradición por parte de Liberia. Algunas versiones indican que Taylor escapó de la prisión, mientras que otras afirman que fue dejado en libertad por el gobierno de Estados Unidos para que regresara a Liberia y derrocara el gobierno de Samuel Doe.

Para lograr este objetivo, Taylor se alió con varios líderes africanos, entre ellos el coronel Mohammad Kadafi de Libia, el ex presidente de Costa de Marfil, Félix Houphouet-Boigny, el presidente de Burkina Faso, Blaise Compaore, y un sinnúmero de comerciantes y hombres de negocios interesados en los diamantes y demás recursos naturales de Liberia.

Con este apoyo internacional, Taylor lidera el Npfl e inicia una oposición armada al régimen de Samuel Doe que culmina en 1997 con su elección como presidente de la República de Liberia.

¿Quiénes son los rebeldes?

Agrupados en dos movimientos guerrilleros, Lurd y Model, la mayoría de los rebeldes son enemigos de Charles Taylor desde la guerra civil que concluyó con el derrocamiento de Samuel Doe.

Los Liberianos Unidos para la Reconciliación y la Democracia (Lurd) controlan vastos territorios en el norte y oeste del país. Atacan Liberia desde la vecina Guinea y son apoyados por Lansana Conté, presidente del país.

Por otra parte, el Movimiento para la Democracia en Liberia (Model) tiene el control de zonas estratégicas en el sur y el este del país donde se encontraba la última fuente de recursos del gobierno de Charles Taylor: la madera.

Dimensión internacional del conflicto

Guinea:

Guinea es probablemente el país con mayor influencia en el conflicto en Liberia. Lansana Conté acusa a Liberia de apoyar a los rebeldes de su país en contra del gobierno. Como respuesta, Guinea financia a los Lurd en su lucha contra el régimen de Taylor mediante el envío de armas, equipo de comunicaciones y transporte.

Sierra Leona:

Charles Taylor también ha sido acusado de desestabilizar a Sierra Leona donde, según las Naciones Unidas, se ha beneficiado económicamente tras apoyar a los grupos rebeldes que operan en las zonas de producción de diamantes.

Sin embargo, gracias a la misión de mantenimiento de la paz de Naciones Unidas en Sierra Leona, el conflicto en el país terminó y con él, la principal fuente de financiación del gobierno de Liberia. Actualmente, Charles Taylor enfrenta una orden de captura emitida por el Tribunal de las Naciones Unidas para los Crímenes de Guerra en Sierra Leona por apoyar a los grupos rebeldes del país durante el conflicto.

Finalmente, luego del fin de la guerra en Sierra Leona, un gran número de ex combatientes de los grupos rebeldes del país emigró a Liberia para unirse a las fuerzas de seguridad de Charles Taylor incrementando aún más la intensidad del conflicto.

Costa de Marfil:

Tras el inicio del conflicto en Costa de Marfil, mercenarios liberianos se unieron a los grupos rebeldes opositores del presidente Laurent Gbagbo. Como respuesta a este apoyo, el gobierno de Costa de Marfil comenzó a financiar al Movimiento para la Democracia en Liberia (Model) en contra del presidente Charles Taylor.

Estados Unidos:

Los vínculos entre Estados Unidos y Liberia datan de la creación del país en 1847. Desde esta época, el gobierno de Washington ha adoptado la posición de "hermano mayor", estando altamente involucrado en las dinámicas políticas y económicas de Liberia.

Durante la última etapa de la crisis, y a pesar de las demandas de la población liberiana para que Estados Unidos intervenga en el país, Washington ha delegado el manejo del conflicto en una acción conjunta entre fuerzas de países de África Occidental y las Naciones Unidas. El presidente Bush ha afirmado que apoyaría y financiaría un eventual despliegue de una misión de paz únicamente si ésta es liderada por la Cedeao y si el presidente Charles Taylor abandona el país. Estados Unidos no parece tener interés en involucrarse directamente en el conflicto de Liberia.

Nigeria:

Nigeria ha tenido un papel importante en la eventual solución del conflicto en Liberia. En primer lugar, el país es un líder regional y tal vez el miembro más importante de la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (Cedeao), la organización que, según las Naciones Unidas, debe estar encargada del envío de tropas para restaurar la paz en Liberia. Nigeria proporcionará dos contingentes de 750 hombres cada uno con la financiación de la ONU, Estados Unidos y otros países de la Cedeao.

Así mismo, Nigeria ha ofrecido un "asilo seguro" para el presidente de Liberia, Charles Taylor, con el fin de que éste abandone el país y facilite la solución del conflicto.

¿Cuál es el futuro de Liberia?

Charles Taylor ha prometido renunciar y aceptar el asilo en Nigeria una vez las fuerzas de paz de la Cedeao lleguen al país. El objetivo final que se está negociando actualmente en Accra, capital de Ghana, es crear un gobierno de transición donde ninguna de las fuerzas beligerantes ostente las dos posiciones más importantes del nuevo gobierno.

Por el momento, mientras la Cedeao se hace presente en Liberia y se implanta el nuevo gobierno de transición, la población sigue sufriendo las consecuencias del conflicto. El viejo proverbio africano parece volver a cumplirse: "Cuando dos elefantes pelean, es la hierba quien sufre".

*Profesor e investigador del Grupo de Estudios Africanos de la Universidad Externado de Colombia

jdc1@uexternado.edu.co
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad