Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/19/2008 12:00:00 AM

El Fiscal se defiende

¿Le quedó grande la parapolítica a la Fiscalía? En entrevista con SEMANA, su titular, Mario Iguarán, responde a esta y otras críticas y explica el escándalo en la seccional de Medellín que involucró al hermano del Ministro del Interior.

SEMANA:. ¿Puede usted garantizar que los procesos por parapolítica están lo suficientemente blindados y que la Corte Penal Internacional no tendrá que intervenir más adelante?

Mario Iguarán: En caso de que haya impunidad opera esa justicia universal. Todos tenemos que tener muy claro eso. Tanto los operadores judiciales como aquellos que saben que tienen que resolver interrogantes, porque de no hacerlo lo tendrán que hacer ante la CPI. Si se advierte la constancia y el esfuerzo que en Colombia se está haciendo por combatir la impunidad podemos estar tranquilos de que no será necesaria la intervención de la justicia internacional.

SEMANA: ¿Lo sorprendió ese requerimiento de la CPI?
M.I.: No. Hemos estado en permanente contacto y sabemos de la preocupación de la CPI por los procesos de parapolítica. El fiscal Luis Moreno Ocampo vendrá a mi rendición de cuentas.

SEMANA: ¿La extradición de los jefes paramilitares atenta contra la idea de hacer justicia en Colombia?
M.I.: Hace más difícil conocer la verdad. El ideal es que las víctimas, los jueces y los fiscales cuenten con el implicado en la sede del lugar donde se está adelantando toda la causa, pero respetamos la decisión del gobierno, así como destacamos las bondades de la extradición como instrumento. Lo que nos corresponde es seguir liderando este proceso con optimismo. El Departamento de Justicia de Estados Unidos nos dijo que es muy difícil que los extraditados continúen sus procesos en Justicia y Paz antes de que hagan los preacuerdos con las cortes norteamericanas, por el temor a que lo que confiesen acá lo tenga en cuenta un juez allá para aumentarles la pena.

SEMANA: ¿Y cuándo volverían a declarar en Justicia y Paz?
M.I.: Eso depende. Creo que eso será cuando tengan claros sus procesos allá. Hemos enviado un oficio para preguntar si mantienen la voluntad de continuar en Justicia y Paz. Y ya tres manifestaron esa voluntad y quieren rendir versión libre.

SEMANA: Dicen que el escándalo del director seccional de fiscalías en Medellín, Guillermo Valencia Cossio, lo puso furioso, porque la unidad antimafia ordenó investigación contra él sin consultarle a usted...
M.I.: Valencia aparece referenciado por personas a las cuales la unidad antinarcóticos y una agencia internacional les estaban haciendo seguimiento. Esa investigación ha sido exitosa porque nos ha permitido desarticular algunas bandas emergentes. Allí hay unas menciones a Valencia y por eso ordenamos averiguar y él tendrá la oportunidad de dar sus explicaciones ante la Fiscalía delegada ante la Corte Suprema, que es la competente.

SEMANA: ¿Es duro meterse con el hermano del Ministro del Interior?
M.I.: No. Lo digo con claridad: el Fiscal General no pide renuncias, recibe renuncias.
Como los hechos se dan en su seccional, Antioquia, hemos dispuesto su traslado a Tunja para evitar cualquier suspicacia. Pero si no puede resolver los interrogantes que se tienen dentro de la investigación, espero su renuncia.

SEMANA: Esta semana la senadora Gina Parody lo criticó duramente diciendo que si la Fiscalía no investiga, prolongará durante generaciones la violencia porque ante la falta de justicia aparecerán nuevos vengadores por mano propia.
M.I.: Es cierto. Si la justicia no opera, pues se ofende a las víctimas y se genera impunidad. Pero la Fiscalía sí está operando y con una relación muy cercana a las víctimas. Los fiscales no se están quedando en las oficinas. Se han desplazado a más de 134 municipios atendiendo los requerimientos de 23.400 víctimas. Tenemos 144.000 víctimas registradas en Justicia y Paz; de esas, 10.800 han presenciado las versiones libres. Y allí se han enunciado unos 14.500 hechos delictivos y se han confesado formalmente 3.500.

SEMANA: La senadora cita, entre otros, el caso del asesinado defensor de Derechos Humanos José Mendivil, cuya investigación se había cerrado. En Barranquilla el 29 de abril pasado, Édgar Ignacio Fierro, alias ‘Don Antonio’, lo reconoció, pero sólo se pensó en reabrir el proceso cuando Gina Parody le escribió exponiendo la situación.
M.I.: Ese puede ser un caso simbólico, pero tenemos un sinnúmero de procesos donde se han hecho las judicializaciones debidas. Cada vez que hay un señalamiento en Justicia y Paz se compulsan copias a la Dirección de Fiscalías para que allá se lo entreguen al fiscal competente. En las distintas seccionales del país y en las fiscalías especializadas tenemos en total 75 procesos –derivados de Justicia y Paz– donde se reportan más de 300 personas vinculadas, y con proyección a ser procesadas, cerca de 300 más.

SEMANA: ¿Por qué en pactos regionales como Chivolo y Pivijay no se investigó como se hizo con el pacto de Ralito?
M.I.: Reconozco que sobre el pacto de Chivolo teníamos un vergonzoso estancamiento de la investigación. En un comité a comienzos de año en Santa Marta, encontré que el proceso estaba empolvado y decidí desenterrarlo. Ahora lo tiene la unidad nacional especializada. Hay que entender a los fiscales de provincia porque su situación frente al crimen organizado es muy complicada.

SEMANA:¿Le está quedando grande la parapolítica a la Fiscalía?
M.I.: Es difícil que nos vengan a dar clase de parapolítica y menos en departamentos como Magdalena y Cesar. ¿Cuándo se había judicializado a un gobernador en este país? En Magdalena está condenado el gobernador. El que fuera el alcalde de esa capital está judicializado. Están procesados congresistas como Alfonso Campo y Jorge Luis Caballero, además del concejal de Ciénaga. En Cesar están investigados el gobernador y cinco congresistas. Respecto a esos pactos habrá que ver si son delincuenciales o no. Pero gente que firmó, como José Gamarra, Enrique Osorio, Dieb Maloof y Salomón Saade, tiene medida de aseguramiento de esta Fiscalía.

SEMANA: ¿La Fiscalía se quedó corta frente a un fenómeno tan grande?
M.I.: El fenómeno es demasiado grande; esto nunca será suficiente. Nosotros fuimos los primeros en decirlo desde un principio. Dijimos que esto supera el proceso 8.000 y efectivamente hoy tenemos más de 300 personas vinculadas. Seguramente frente muchos delitos electorales pudo haber ya operado la prescripción, sin embargo, aspiramos acusar frente a casos de lesa humanidad.

SEMANA: En el caso de Jairo Merlano, quien fue absuelto, se criticó la debilidad de la Fiscalía, que ni siquiera llamó a un testigo clave como alias el ‘Oso’.
M.I.: Respetamos la decisión que tomó el juez. Hemos impugnado la decisión. En la providencia el juez descalifica las pruebas ordenadas y practicadas en un momento por la Corte Suprema de Justicia. Y sobre alias el ‘Oso’, sé que hubo una imposibilidad material para recoger su testimonio cuando se dispuso esa diligencia y llegaron los momentos procesales para ir ante el juez.

SEMANA: El ex presidente del Congreso Gómez Gallo quedó libre porque se les vencieron los términos.
M.I.: Coincidieron las fechas. Los términos se vencían supuestamente el viernes, pero es bastante discutible que fuera procedente una libertad por vencimiento de términos. Habría que discutir el momento en que empezaron a correr los términos para la Fiscalía porque el caso estuvo antes en la Corte Suprema. Lo que encontró el fiscal es que era procedente la preclusión porque no se dieron los elementos para una acusación en la que se necesitan elementos con los que se puede afirmar que se es autor o partícipe de un delito. He dicho que asumimos la carga de una incomprensión, antes que asumir la carga de una injusticia.

SEMANA: ¿Qué se ha hecho contra las empresas que financiaron a los paramilitares?
M.I.: Hoy se llamó a indagatoria a los empresarios de Chiquita Brands en Colombia.

SEMANA: Con Chiquita se ven avances, pero ¿sobre las otras empresas que han sido mencionadas en las versiones libres, qué?
M.I.: Hace poco el premio Nóbel de Paz Adolfo Pérez Esquivel dijo que muchas multinacionales tenían responsabilidad de la violencia en el país. Pero la Fiscalía no tiene elementos hoy para un mínimo averiguatorio. Es que todo lo que se dice tiene que ser verificado para ver si amerita investigación. Se han mencionado empresas, va uno a ver y son empresas que nunca han existido.

SEMANA: A usted le ha tocado un chicharrón tras otro ¿Ha sido muy pesado ser Fiscal en esta época?
M.I.: Ha sido muy pesado, no se puede negar. He tomado decisiones que son muy difíciles por todo lo que implican. Es muy duro.

SEMANA: ¿Al punto de que pensó en retirarse?
M.I.: Llevo muchos años sin siquiera tomar vacaciones. No, eso es lo que quisieran algunos.

SEMANA: ¿Qué opina del choque entre el gobierno y la justicia?
M.I.: Esos enfrentamientos, que en nada benefician al país, son suficientes y no hace falta que entremos a opinar sobre ese particular.

SEMANA: No fue muy duro con la senadora Parody al decir que mientras la Fiscalía trabaja en terreno, hay gente que critica desde el gimnasio?
M.I.: ¿Ella va al gimnasio?



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.