Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2007/10/30 00:00

El general Rito Alejo del Río vuelve a ser señalado como estrecho colaborador de los paramilitares

Éver Veloza, alias H.H., involucra una vez más al general (r) Rito Alejo del Río con masacres en el Urabá antioqueño, y asegura que el coronel (r) Byron Carvajal lo tiene amenazado de muerte

Éver Veloza, alias H.H. (izquierda), involucró nuevamente al general (r) Rito Alejo del Río, ex comandante de una Brigada en Antioquia, de colaborar con los paramilitares cuando era militar activo. (Foto: Archivo SEMANA)

Cada vez que habla un jefe paramilitar desmovilizado es como destapar una olla que hiede y espanta a cualquiera. Esta vez, el ex paramilitar Éver Veloza, conocido con el alias de ‘H.H.’ y capturado este año por la Policía, insistió nuevamente en que miembros de las Fuerzas Militares actuaron en contubernio con los paramilitares para masacrar a civiles en Antioquia.

El ex comandante de los bloques Bananeros y Calima, en su segundo día de versión libre en Medellín, en nombró una vez más al general retirado Rito Alejo del Río como uno de los cómplices de las autodefensas para realizar “operaciones”. Dijo fue testigo de dos reuniones entre el general del Río y el desaparecido líder de las AUC, Carlos Castaño.

No es la primera vez que un paramilitar habla de este oficial en esos términos. Salvatore Mancuso en una de sus versiones libres en el Palacio de Justicia de Medellín, aseguró que el general Del Río se había reunido con él, con el fallecido Carlos Castaño y con ‘El Alemán’ para proyectar la expansión paramilitar en el norte de Colombia. Además, varias organizaciones lo han señalado como uno de los altos oficiales que cometió graves infracciones y múltiples violaciones a los derechos humanos mientras fue comandante de la Brigada 17 del Ejército con sede en Carepa, Antioquia, desde diciembre de 1995 hasta diciembre de 1997.

Incluso en alguna oportunidad, el sacerdote jesuita Javier Giraldo, de la comunidad de San José de Apartadó en Antioquia dijo que “el general Rito Alejo Del Río llegó a Mutatá rodeado de paramilitares para enfrentar los combates con la guerrilla en La Llorona y de allí se comunicaba con el ‘Mono Mancuso’, líder paramilitar. La oficina de dicho general era frecuentada por paramilitares que iban allí a planear muchas cosas. Los paramilitares entraban sin problema a la Brigada 17, donde el general Del Río les daba confianza; dicho general más bien le temía a los soldados regulares, pues pensaba que la guerrilla podía infiltrarlos para matarlo”.

Al general Rito Alejo del Río, lo lleva investigando la Fiscalía desde 1998, cuando fue vinculado a un proceso por “promoción y fomento en la conformación de grupos paramilitares en el Urabá”. El oficial ya estuvo en la cárcel ya que tres años después de esta afirmación fue capturado por la Fiscalía General, aunque posteriormente recuperó la libertad. Tras librarse de la cárcel, sin embargo, el fantasma del paramilitarismo lo ha perseguido con las acusaciones hechas por hombres como Veloza y Mancuso.

Pero el general del Río no fue el único salpicado. Durante estos días y en oportunidades anteriores, el coronel Byron Carvajal (hoy involucrado en el proceso de Jamundí por el asesinato de 10 integrantes de la Dijin y un informante) fue nombrado por H.H., quien aseguró que el militar retirado lo amenazó de muerte cuando le advirtió que tenía influencias en el Inpec, y que por eso no estaría a salvo en ninguna cárcel.

En declaraciones anteriores, Éver Veloza había nombrado a Carvajal ya que, al parecer, intercambió de información con miembros de las AUC.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.