Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/24/2007 12:00:00 AM

El gobierno confirma que ‘Macaco’ continuó delinquiendo desde la cárcel y ahora lo pone con un pie en Estados Unidos

Ad portas de su extradición quedó Carlos Mario Jiménez, uno de los hombres más duros de las desmovilizadas AUC. Se le sindica de narcotráfico. Junto a él, Diego Fernando Murillo, ‘Don Berna’, fueron trasladados sorpresivamente en la madrugada de este viernes a la cárcel de Cómbita.

El gobierno nacional tomó en las últimas horas una radical decisión que tendrá consecuencias impredecibles en el proceso de paz con los paramilitares. El presidente Álvaro Uribe ordenó el traslado de ‘Macaco’ desde la cárcel de Itagüí hasta la de Cómbita. Aseguró que “con base en investigaciones realizadas por las agencias oficiales” llegó a la “conclusión de que Carlos Mario Jiménez, conocido como ‘Macaco’, ha continuado realizando actividades ilícitas con posterioridad a su desmovilización”.

Hace un mes, el ex jefe del Bloque Central Bolívar (BCB) había dicho que siempre había estado de acuerdo con una eventual negociación con la justicia estadounidense, y que las autodefensas son conscientes de que antes de que el gobierno iniciara el proceso, necesitaban la aprobación de ese país.

Es así como el gobierno decidió retirar a Jiménez de la lista de postulados de la Ley de Justicia y Paz y solicitar a la Fiscalía General de la Nación el traslado de su caso a la justicia penal ordinaria. Adicionalmente se dispuso su reclusión en el establecimiento penitenciario de máxima seguridad de Cómbita, a donde van a parar todos los reclusos próximos a ser extraditados. Al parecer, la Corte de Columbia, Estados Unidos, es la que estaría detrás de su extradición.

En un comunicado dado a conocer en su página de Internet, el gobierno dice que tramitará la extradición de Jiménez en caso de presentarse solicitud en tal sentido por parte de Estados Unidos, previo el concepto favorable de la Corte Suprema de Justicia.

Contra Macaco, según el ministro del Interior y de Justicia, Carlos Holguín, hay serias investigaciones por delitos que tienen que ver con narcotráfico y conformación de grupos ilegales desde la prisión, como las Águilas Negras. Aunque durante su versión libre confesó todos los crímenes mientras fue jefe del BCB, se sabe que esta agrupación tuvo más de 1.000 víctimas y cometió varias masacres en Putumayo, Barrancabermeja y el sur de Bolívar.
 
A Cómbita 

Igualmente, el gobierno ordenó el traslado de Diego Fernando Murillo, conocido como ‘Don Berna’, al establecimiento penitenciario de Cómbita, tras aducir razones de seguridad, ya que desde hacía algún tiempo venía recibiendo amenazas contra su vida. Sin embargo, este ex paramilitar también es susceptible de ser extraditado tal como lo dijo el número dos de la DEA, Michael Braun.

‘Don Berna’ era uno de los hombres más cercanos al desaparecido jefe paramilitar Carlos Castaño y estuvo al frente de la temida banda criminal La Terraza, al servicio de las autodefensas que delinquía principalmente en Antioquia.

Francisco Javier Zuluaga, alias ‘Gordolindo’, también será trasladado a la cárcel de La Picota luego de haber solicitado su traslado voluntariamente, según informaron fuentes del Inpec. “El gobierno dice que tiene pruebas (de que sus compañeros delinquían desde la cárcel), pero a nosotros no nos consta. Nosotros lo único que sabemos es de su compromiso con la paz”, dijo el ex jefe paramilitar a la emisora La W sobre la movilización de ‘Don Berna’ y ‘Macaco’.

Un narco peligroso

A las autoridades no les cabe duda de que ‘Macaco’, es uno de los más poderosos paramilitares a pesar de haber entrado en un acuerdo de paz con el gobierno. Por eso, este viernes se convirtió en el primer ex comandante encarcelado en ser despojado de los beneficios de ese pacto y acusado por las autoridades de seguir cometiendo crímenes desde la prisión donde estaba recluido.
 
La agencia AP señaló hoy que la oficina de prensa de la Presidencia informó en un comunicado que Jiménez ha sido retirado de la lista de ex comandantes postulados a los beneficios que concede el acuerdo de paz con el gobierno, que les concede las penas máximas de ocho años de cárcel por delitos que incluyen masacres contra civiles y narcotráfico.

Ese acuerdo condiciona los beneficios a que los cabecillas dejen de delinquir, cuenten toda la verdad sobre sus crímenes e indemnicen a sus víctimas.

‘Macaco’ será ahora procesado por la justicia penal ordinaria ya que, según el comunicado, Jiménez ha “continuado realizando actividades ilícitas” después de su desmovilización.

El abogado de ‘Don Berna’, Diego Álvarez, dijo a la AP que Murillo no ha perdido los beneficios del acuerdo de paz y que las autoridades cambiaron su prisión “para proteger su vida”.

Álvarez también señaló que la decisión “fue una sorpresa” para su cliente, ya que no hay reportes de conflictos internos entre Murillo y los otros ex comandantes paramilitares encarcelados.
 
Por narcotráfico

Murillo, a diferencia de Jiménez, está pedido en extradición por Estados Unidos, donde enfrenta cargos de narcotráfico. Su extradición, sin embargo, se encuentra congelada por el gobierno del presidente Álvaro Uribe como parte de los beneficios que concede el acuerdo de paz con los ex paramilitares.

El gobierno aseguró en un comunicado que tramitará la extradición de Jiménez “en caso de presentarse una solicitud” por parte de Estados Unidos. Desde este país se informó que hay varios jueces que quieren sentar en el banquillo a ‘Macaco’ a quien consideran un “peligroso narcotraficante”. De hecho, en varias ocasiones, enviados de las agencias de seguridad norteamericanas han viajado al país para recopilar pruebas en su contra.

Como se recordara, el acuerdo de paz entre los comandantes de las AUC y Uribe, firmado en el 2004, ha recibido una lluvia de críticas por considerar que les ofrece a los cabecillas demasiadas concesiones y que en muchos casos poderosos narcotraficantes se reconvirtieron en líderes paramilitares para recibir los beneficios del pacto.

Jiménez ha sido uno de los ejemplos más mencionadas. El coronel César Pinzón, de la policía judicial, dijo que antes de desmovilizarse como comandante del Bloque Central Bolívar (BCB), era uno de los “hombres más poderosos” en el cartel del Norte del Valle, el más fuerte del país.

El Bloque Central Bolívar también fue uno de los más involucrados en el narcotráfico, controlando rutas estratégicas de narcotráfico y zonas de producción de coca en el sur del país.

Pinzón aseguró que Jiménez comenzó en el negocio del narcotráfico como vendedor de pasta de coca, el ingrediente base para la producción de cocaína, en el sur del país, y que luego escaló en la jerarquía del cartel hasta convertirse en uno de los colaboradores más cercanos de Luis Hernando Gómez, alias Rasguño, uno de los capos del cartel quien fue capturado en Cuba en el 2004 y extraditado a Estados Unidos en julio de este año.

Después de esa captura Jiménez asumió una “posición de mucho poder y una muy buena tajada del negocio de la droga” en el cartel, dijo Pinzón.

El BCB fue uno de los primeros bloques paramilitares en comenzar a negociar su desmovilización con el gobierno y se dispersó oficialmente el 31 de diciembre del 2006.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?