Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2006/03/01 00:00

El hombre duplicado

El presidente Álvaro Uribe inscribe hoy su candidatura a la reelección con el reto de hacer más gobierno que proselitismo. Durante dos semanas defenderá en plaza pública a sus candidatos al Congreso. Luego hará campaña en nombre propio.

El hombre duplicado

La campaña del presidente Álvaro Uribe para su reelección en el cargo comienza oficialmente hoy. Tras un largo periodo de análisis sobre la estrategia a seguir, el candidato presidente optó por un modelo austero, mediático y eficaz en la comunicación directa con el electorado, diseñado por él mismo con la ayuda de varios de sus colaboradores más cercanos. Hace dos semanas lo tiene listo. También están ya preparados los directivos de campaña, la metodología de financiación y el programa.

Pese a tener cada una de sus fichas claves en el lugar indicado, Uribe había pospuesto varias veces su lanzamiento con la convicción de que es económica y electoralmente más rentable hacer gobierno en vez de campaña. Así se lo dijo varias veces a sus amigos cercanos quienes, sin embargo, le recomendaron que el lanzamiento no pasara de hoy para que tuviera tiempo de hacerle campaña a los partidos uribistas que presentaron listas al Congreso. “Con un país que sigue por convicción al presidente, no sobra que sea él quien salga a pedirle a los colombianos que respalden las listas uribistas”, dijo un directivo de la campaña uribista.

Esa es la principal razón por la cual Uribe decidió inscribirse hoy a las diez de la mañana ante la registradora nacional, Almabeatriz Rengifo. De hecho, sólo una hora después estará en Corferias en un taller programático con el Partido Conservador, uno de los principales bastiones de su gobierno. Luego del discurso de apertura, a cargo del jefe conservador, Carlos Holguín, Uribe hará su primera aparición pública como presidente-candidato. Hablará de seguridad democrática, economía, política social y lucha contra la corrupción, los mismos temas a los cuales se ha referido con insistencia desde que llegó al poder. Hablará, como el profesor de instituto que el Nobel de literatura José Saramago recreó en el Hombre duplicado, siendo él, pero al mismo tiempo otro.

El primer acto

Uribe se tomó tan en serio su obligación de respaldar las listas que ya tiene una agenda de las reuniones con cada uno de los partidos y el primero de ellos será con el conservatismo, que respaldó el referendo de 2002, la reelección presidencial y la ley de justicia y paz.

“Más vale tarde que nunca”, dijo Holguín a Semana.com al recordar que Uribe los dejó metidos con un multitudinario (y costoso) lanzamiento de campaña en enero. “Este acto no será ni parecido al que teníamos previsto en esa ocasión. No habrá orquesta, ni gran pompa, sin embargo, hablarán 70 candidatos del partido durante tres minutos cada uno”, agregó. Uribe tendrá derecho a 10 minutos para hacer una exposición general sobre el tema y luego podrá interperlar a los candidatos conservadores, quienes le pedirán que respalde sus tesis sobre pobreza, sector agropecuario, política exterior, infraestructura, Bogotá y las regiones. Eso quiere decir que el primer acto político del candidato será tan extenso como los consejos comunitarios del presidente.

Uribe será elogiado, pero también recibirá uno que otro “sablazo” con el cual los conservadores le recordarán que “es legítimo gobernar con quienes lo apoyan como candidato durante la campaña”, en clara alusión al mal trato burocrático del cual se han quejado varias veces los conservadores.

El segundo turno le corresponde al Partido de la U, con el cual debatirá su plataforma ideológica el sábado cuatro de marzo. Será fácil pues el partido de la U ha dicho a votebien.com que en todos los temas piensan igual que el presidente. El tercero será para el movimiento del senador Carlos Moreno de Caro, quien tiene preparada una obra de teatro en la que se casa con la representante Rocío Arias y le pide públicamente al presidente que sea su padrino. La semana entrante el turno en los apoyos será, en su orden, para Alas-Equipo Colombia, Colombia Democrática, Por el país que Soñamos y Cambio Radical.

Con este calendario, Uribe tiene el tiempo justo para tomarse la foto con los candidatos de los siete partidos que lo apoyan si le dedica un día de por medio a cada movimiento. Luego de las elecciones de Congreso del 12, cuando sepa en definitiva con cuántos votos cuenta en el nuevo Congreso, iniciará la campaña presidencial propiamente dicha.

Su objetivo es viajar por todo el país durante los domingos y dedicar el resto de la semana a gobernar. A este ritmo, Uribe considera que no alcanzará a gastar los $10.000 millones autorizados por la ley, pero otra cosa piensa el gerente de su campaña, Fabio Echeverri, quien considera que “eso es muy poquita plata para una campaña tan desigual en contra del presidente”.

Con Uribe en el partidor sólo resta esperar a que el liberalismo y el Polo Democrático definan -en las consultas internas del 12 de marzo- los nombres de sus candidatos. Entonces la campaña presidencial entrará en su recta final y cada aspirante tendrá sólo dos meses para posicionarse ante el electorado, que por el momento parece inclinarse hacia Uribe.

Los alfiles de Uribe

Aunque la campaña presidencial crecerá después del 12 de marzo, Uribe cuenta ya con seis de sus más cercanos colaboradores en la sede de Primero Colombia.

Fabio Echeverri: Empresario e industrial paisa muy cercano a Alberto Uribe Sierra (padre del presidente, quien fue asesinado por las Farc), a través del cual conoció a Álvaro Uribe. Fue presidente de la Andi y durante la primera campaña presidencial de Uribe se encargo de la gerencia de la campaña, labor para la cual fue reelegido por el candidato.

Alberto Velásquez: Empresario experto en temas de transporte masivo y urbanismo que asesoró a Enrique Peñalosa durante su paso por la alcaldía de Bogotá. En la primera campaña de Uribe estuvo encargado de las áreas administrativa y financiera y ahora será el coordinador general. Fue secretario general de la Casa de Nariño hasta el 13 julio de 2004, fecha en la que renunció en medio de una polémica con congresistas uribistas que lo acusaban de bloquearles el contacto con el presidente Álvaro Uribe y de sugerirle preferencias burocráticas para algunos legisladores.

Carlos Gustavo Arrieta: Este ex procurador general de la Nación también estuvo vinculado a la primera campaña de Uribe como asesor programático. Ahora será veedor ético.

María Consuelo Araújo: Hermana del senador Álvaro Araújo y ex funcionaria del distrito fue nombrada por Uribe como su ministra de Cultura, cargo al que renunció hace pocas semanas para no inhabilitar la campaña reeleccionista de su hermano. Será la coordinadora programática de la campaña.

Anny Vásquez: Fiel escudera del presidente desde sus épocas de gobernador y artífice de su modelo de consejos comunitarios, será la secretaria privada de la campaña. En la campaña pasada le manejó la agenda a Uribe, en compañía de la hoy ministra Sandra Suárez.

Ricardo Galán: Este periodista fue el director de comunicaciones de la primera campaña y también repite en el cargo. Renunció la semana pasada a la secretaría de comunicaciones de la Casa de Nariño para vincularse a la campaña. Sus funciones en el gobierno le fueron encomendadas al subsecretario, Giovanny Celis.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.