Domingo, 22 de enero de 2017

| 2007/03/13 00:00

El Magdalena, en estado de zozobra tras la entrega del gobernador Trino Luna

La ‘para-política’ tiene paralizado al departamento. El mandatario seccional es acusado por vínculos con el paramilitarismo mientras el alcalde de Santa Marta también está siendo investigado por el mismo tema

Trino Luna Correa, gobernador del departamento del Magdalena.

El gobernador del departamento del Magdalena, Trino Luna Correa, se entregó a las 8 de la mañana de este martes a la Fiscalía que le había dictado orden de captura el día anterior. Es el primer mandatario seccional que va a la cárcel por el escándalo que sacude a Colombia provocado por las revelaciones de alianzas entre sectores políticos y grupos paramilitares para tomarse el poder.

A su llegada a la Fiscalía, Trino Luna se mostró tranquilo. “Yo tuve una acción directa dentro de mi condición de Gobernador para que se desmovilizaran los grupos de Autodefensas”, reclamó. Para él, sus actuaciones en 2004 fueron hechas con la intención de buscar el desarme de estos grupos que tenían el control en el sur del departamento y no lo contrario. En sus declaraciones antes de ingresar al búnker insistió en que todos sus acercamientos con los paramilitares fueron conocidos y apoyados por el Comisionado de Paz y “siempre dentro del proceso de paz”.

Entre tanto, el ministro del Interior, Carlos Holguín Sardi, informó que el Gobierno Nacional ya pidió al Partido Liberal que presente la terna -Trino Luna ganó las elecciones con el aval de esta colectividad- para designar su remplazó. De hecho, el gobernador le pidió al Partido que cuente cual ha sido su historial político.

Mientras Luna aparecía tranquilo ante las cámaras, en su departamento se respira la zozobra. Aunque el gobernador se encargó de dejar todo listo para su partida, desde el momento en que se conoció la orden de captura se tendió un manto de nerviosismo sobre el futuro administrativo y político de esta sección del país.

Las responsabilidades de la administración del departamento están sobre Sandra Rubiano, la secretaria del Gobernador. A finales de la semana pasada, antes de que se conociera la decisión de la fiscalía, Luna pidió una licencia de diez días, y como ocurría siempre que el gobernador se ausentaba, Rubiano quedó al mando.

La tensión por lo que pase en la región no es infundada. Los pobladores ya perciben el rearme y la conformación de nuevos grupos paramilitares en todo el departamento. Fuentes consultadas por SEMANA.COM coinciden en que además de la incertidumbre por el futuro político del Magdalena también preocupa la reaparición de estos grupos.

Aparte de Luna, el alcalde de Santa Marta, José Francisco Zúñiga, está en la mira de las autoridades. El funcionario, según el fiscal Mario Iguarán también es investigado por los vínculos con las Autodefensa. Casualmente, Zúñiga también pidió una licencia al cabildo municipal para salir del país. En este momento está en Miami con su familia.

Tanto la gente del común como los políticos de la región están nerviosos. Saben que en este momento todo lo que digan puede ser usado en su contra. Finalmente todo esto parece ser una larga cadena que nadie sabe a donde va a parar.

Entre los elementos probatorios para vincular a Trino Luna están las versiones de cuatro testigos y los datos de un PC en el que hay indicios de sus relaciones con los 'paras' de 'Jorge 40' y de Hernán Giraldo Serna. “Se ha comprobado que existió una intimidación contra los electores y esto le sirvió para beneficiarse en las elecciones del 2003”, informó la Fiscalía.

Además, Luna es hermano de Juan Carlos Luna Correa, alias ‘El Cóndor’, un jefe paramilitar del sur del Magdalena.

La entrega de Trino Luna se produce en momentos en que aumenta la expectativa por la suerte jurídica de otro gobernador. Se trata de Hernando Molina Araújo, quien rindió su declaración ante la Fiscalía. “Estoy tranquilo porque toda mi vida pública ha sido guiada por la transparencia y honestidad”, comentó en las últimas horas el mandatario seccional, quien es hijastro del procurador Edgardo Maya Villazón. De esta manera, el escándalo de la ‘para-política’ tiene su epicentro en los departamentos de Cesar y Magdalena que tiene ya tras las rejas a varios de sus congresistas. En esta zona geográfica, ‘Jorge 40’ impuso durante años su reinado del terror y la intimidación como jefe del Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

‘Jorge 40’ se encuentra hoy detenido en la cárcel de Itagüí junto a media centena de comandantes de esta organización de extrema derecha que asesinó y protagonizó las más dolorosas masacres y asesinatos selectivos en la mayoría de los casos contra población que ellos llamaban “auxiliadores de la guerrilla”.

Esta serie de capturas y revelaciones se dan en el marco de un proceso cada vez más vertiginoso de la verdad y en el que muchos sectores del país reclaman saber qué fue lo que pasó en esos años de sangre y oscuridad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.