Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2006/06/29 00:00

El nuevo embajador del café

Hoy fue presentado en sociedad el tercer Juan Valdez de la historia. Se llama Carlos Castañeda y es un campesino de 39 años.

El nuevo embajador del café

Hasta ayer fue Carlos Castañeda Ceballos, un campesino de Andes (Antioquia), propietario de una finca cafetera de cuatro hectáreas que saca 20 cargas al año. Desde hoy será Juan Valdez, el símbolo del café colombiano.

Se posesionó hoy jueves en una emotiva ceremonia, muy cercana en su estilo al día de elección y coronación de la Señorita Colombia. Después de los discursos de rigor, Castañeda -de alpargatas y pantalón de dril color hueso- subió a la tarima y Carlos Sánchez, su antecesor, le colgó el poncho en el hombro, le terció el carriel y le puso el sombrero. En ese momento, se coronó el nuevo Juan Valdez. Mientras tanto, su nueva compañera de aventuras, la popular mula Conchita, lo esperaba afuera del edificio de la Federación Nacional de Cafeteros.

Castañeda es mucho mas joven que Sánchez, tiene 39 años, mide 1.82 metros, es moreno y ni delgado ni gordo, tal y como lo quería la Federación. Además de sus características físicas, tiene todo para ser el embajador del café colombiano en el mundo y el representante de las 566 mil familias cafeteras del país. Representa “el talante, los valores, la visión y la honestidad de los caficultores”, dijo Gabriel Silva, Gerente de la Federación, en el discurso de presentación del popular personaje.

Castañeda fue elegido entre un grupo de 406 candidatos preseleccionados por delegados de la Federación que recorrieron 14 departamentos y 87 municipios cafeteros en busca del mejor.

Fue un proceso largo -al mejor estilo de los realities tan de moda en Colombia- en el que los candidatos tuvieron que pasar por varias pruebas: fogueo periodístico, interacción con ciudadanos del común, venta de tintos, fotos con turistas y trabajo bajo presión. También pusieron a prueba la relación con su familia. Todo esto, porque la Federación tenía muy claras las características que buscaba en este tercer Juan Valdez: debía registrar bien ante las cámaras; ser capaz de sonreír siempre y ser amable con turistas y otras personas que quisieran tomarse fotos y demandaran algún tipo de atención; y, sobre todo, debía tener una excelente relación con su esposa e hijos (otro requisito era que estuviera casado y tuviera hijos), pues en esta nueva fase, la familia de Juan Valdez será mas activa en la promoción del café colombiano, una estrategia de mercadeo.

Después de todas estas pruebas, el seleccionado fue Castañeda, casado hace 16 años y padre de tres hijos. Y, a diferencia de los dos Juan Valdez anteriores, José Duval (un cubano de ascendencia española que representó al personaje por primera vez, durante 11 años) y Carlos Sánchez (un antioqueño que después se puso las alpargatas durante 37 años), Castañeda no es un actor que ganó un casting. Es un campesino, como Juan Valdez.

Luego de su coronación, Castañeda tendrá que cambiar la rutina que llevó durante 6 años, cuando compró su pequeña finca con el dinero que obtuvo por la venta de un Renault 9 que se ganó en una rifa: se levantaba a las 6 de la mañana, recogía el café, los plátanos y los bananos que sembraba y se acostaba a las 8 de la noche. A partir de hoy, recorrerá el mundo al lado Conchita; caminará por las alfombras rojas de los estrenos cinematográficos; se tomará fotos con reyes, deportistas, presidentes y actores y aparecerá en una que otra película promocionando el café colombiano, como lo hizo Sánchez hace algunos años en ‘Todopoderoso’, el filme de Jim Carey. También pasará meses enteros sin tocar una mata de café y, seguramente, semanas sin ver a su familia por su apretada agenda. Él asegura estar preparado para ello. Por eso ganó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.