Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/5/2008 12:00:00 AM

El papel de Joaquín Gómez en las Farc

El recientemente designado sucesor de Reyes en el Secretariado de las Farc, es político curtido y fue comandante militar del Bloque Sur.

Joaquín Gómez comenzó su vida política a principios de los años setenta en la Juco en la Guajira de donde es nativo. Allí fueron asesinados varios de sus amigos, y él se va a la Unión Soviética a estudiar Ingeniería Agrícola huyéndole a la violencia. Al cabo de seis años regresa al país a finales de los setenta y gana un concurso como profesor en la Universidad de la Amazonia, para enseñar en la sede Florencia Caquetá.

Su militancia política la continuó en el Partido Comunista al regreso de la Unión Soviética, donde reafirmó su compromiso con esta ideología. Entonces, como muchos comunistas de la época tuvo contactos con las Farc y empezó a influir políticamente en ésta. En 1981, después de recibir amenazas, se enroló defintivamente en la guerrilla.

No entró como guerrillero raso. Más bien, al igual que Simón Trinidad, entró con cierto estatus político y mucho más peso como ideólogo. La primera estrcutura que conció fue el frente primero de Farc que se mueve entre Guaviare, Caquetá y Vaupés. Allí se convirtió no sólo en un jefe político, sino también en un estratega militar exitoso.
 
Junto con Fabián Ramírez se le considera como el constructor del Bloque Sur de las Farc. Esto le permite escalar posiciones muy rápido y para los años noventa ya es un hombre poderoso en las Farc. 

La opinión pública lo conoció cuando la liberación de los soldados capturados en la toma a Las Delicias en abril de 1998 en Cartagena del Chairá. Gómez estaba en la primera fila de los guerrilleros que entregaron los soladados a Monseñor Luís Augusto Castro, y a Pierre Gasmann, delegado del Comité Internacional de la Cruz Roja.

En  2003 murió un de los siete miembros del Secretariado de las Farc, Efraín Guzmán. En una reunión plenaria del Estado Mayor de las Farc que tuvo lugar a fines de ese mismo año, se decidió variar la composición del órgano de mando de la organización guerrillera: ahora serían nueve miembros, siete principales y dos suplentes.
 
El nuevo Secretariado quedó integrado así:  Manuel Marulanda, Alfonso Cano, Jorge Briceño (Mono Jojoy), Timoleón Jiménez; Iván Ríos, Raúl Reyes e Iván Márquez. Como suplentes se designó a Joaquín Gómez y a Mauricio, conocido como el Médico. En el mismo pleno se definió que el Estado Mayor Central pasara de 22 a 31 miembros.

En esa misma reunión plenaria se ratificó una decisión que se había tomado luego del bombardeo a Casa verde en diciembre de 1990 sobre cómo se desplazarían los miembros del secretariado en relación con los distintos Bloques y comandos conjuntos.
 
De manera que el delegado del Secretariado en el Bloque Oriental es el Mono Jojoy; el del Comando Conjunto de Occidente y del Comando Conjunto Central es Alfonso Cano; el del Bloque del Magdalena Medio es Timochenko; el del Bloque Caribe es Iván Márquez y el del Bloque Sur era Raúl Reyes. Así el Bloque Sur que contaba con dos miembros en el Secretariado (Gómez y Reyes), ahora tendrá a Gómez o Usurriaga, como también se le conoce. Muy seguramente Fabián Ramírez pase a comandar el Bloque Sur.

Gómez, o Milton de Jesús Toncel que es su verdadero nombre, comandaba hasta ahora el Bloque Sur, el corazón de la fortaleza de las Farc, que ronda por los sitios históricos del grupo insurgente, es decir los departamentos de Huila, Caquetá, Putumayo y Amazonas. Se cree que cuenta con cerca de 2.500 hombres y es una de los másofensivos de las Farc.

Gómez también fue muy conocido por la opinión pública durante los diálogos del Cagúan que se iniciaron el 7 de enero de 1999. El Secretariado lo puso a jugar como negociador de primera línea lo que le dio un reconocimiento dentro del país. De hecho León Valencia en su libro “Adiós a la Política y Bienvenido a la Guerra” narra el anécdota que dice que al final del proceso fallido de paz, cuando ya se estaba dando por terminado, Joaquín Gómez junto con James Le Moyne delegado de la ONU en el proceso realizaron esfuerzos increíbles para salvarlo y que al fracasar en tal intento, Gómez lloró de la desilusión.

En estos momentos cuando Gómez hace su ingreso al Secretariado se libra una disputa entre el ala política y el militar de las Farc. Gómez es del ala política, que ahora toma un poco más de fuerza, ya que Raúl Reyes servía más de mediador entre ambas partes. El ala militar liderada por Jojoy y Timoleón Jiménez ve equilibrada con la entrada de Gómez. Por el contrario el ala Política liderada por Alfonso Cano se fortalece, Aunque es de recordar que su líder Manuel Marulanda es considerado el peso más pesado del ala militar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.