Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2008/05/27 00:00

El poderoso aplasto al Cali

El Deportivo Independiente Medellín levantó cabeza la ganarle 5-0 al Deportivo Cali. Crónica.

El poderoso aplasto al Cali

El clima se hizo sentir en el Atanasio, dejando una avalancha de goles para el rojo de la montaña, y enfriando así las ilusiones del verde vallecaucano. El orden de uno y la poca efectividad del otro derivaron en una contundente victoria 5-0 que desde hace 48 años no se presentaba entre estos dos equipos a favor de los locales.

Las condiciones del campo presagiaban algunas imprecisiones que se notaron en los primeros minutos del encuentro, así como también los remates de media distancia se presentaban como una de las mejores alternativas. Así lo comprendió Madera que siempre probó en los tiros libres sin resultado, y por el mismo caminó lo intentó Quintero, quien luego de algunos acercamientos del Deportivo Cali generaría con un disparo desde la media luna, luego de una jugada al primer toque, la primera opción clara del partido en la que exigiría al veterano Oscar Córdoba.

Pero sería por la vía aérea, la misma por la que había inquietado el equipo visitante, que Medellín desequilibraría el marcador: centro de Corredor, que recién había ingresado por el juvenil Arboleda, para el cabezazo en solitario del paraguayo Sanabria que marcaba así su primer gol con el equipo paisa, en medio de una defensa que luego de haberse organizado para un tiro de esquina previo a la jugada, no alcanzó a recuperar sus marcas y se quedó mirando el recorrido del balón.

Un golpe al que nunca pudo responder el Cali, que desde ahí bajo la guardia posibilitando mayores espacios que derivó en un disparo de Alvarez estrellado en el poste. Un minuto después, otra vez luego de un balón parado y un mal rechace de los caleños, Quintero desde una posición idéntica a la primera advertencia, sentenciaría ahora el 2-0 con un remate seco que se coló ante un Córdoba muy tapado sin tiempo de reacción. Desde allí aumentaría el domino del balón para los de Peláez ante la parsimonia de los dirigidos por Carreño.

A los 5 minutos del segundo tiempo, Castrillón conduciría una jugada que inició con un pase entre líneas para Pérez, quien luego de inmiscuirse en área rival con cierta facilidad, dispara entre las piernas del portero, el balón pega en el transversal y le queda nuevamente a Castrillón quien marca a domicilio el 3-0 lapidario.

Más tarde ingresaría Montero quien desde el minuto 20 empezaba a probar fallidamente, esta vez con un cabezazo esquinado que termina en una gran atajada de Bobadilla, pero que desde ya reflejaba las falencias aéreas para defender de parte del Medellín. En pleno asedio “azucarero”, Castrillón comandaría un nuevo contraataque, en el que luego de cederla a Pérez, inmediatamente arrastraría las marcas para que el argentino se la diera a Alvarez, quien con un disparo raso sellaba el 4-0 que le permitía celebrar personalmente sus 200 partidos con la camiseta azul y roja.

Después de eso, el ataque caleño se volvería infructuoso, Montero desaprovecharía un balón que quedaría bailando cerca a la línea sin que éste lo pudiese empujar, y posteriormente el palo le devolvería un remate dentro del área, que recogería Dominguez tampoco sin suerte en su definición. Precisamente, después de esta jugada, un saque largo de Bobadilla lo ganaría Mendoza, el último en ingresar al terreno, y luego de eludir con relativa facilidad al portero y hacer un enganche formidable para dejar en el camino a su contendor, marcaría a placer el 5-0 final que enciende en Medellín las aspiraciones al título, pero que deja tiesas las pretensiones del Cali.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.