Lunes, 23 de enero de 2017

| 2006/05/31 00:00

El Polo quiere crecer más

Carlos Gaviria será el nuevo jefe del Polo Democrático. Antonio Navarro y Samuel Moreno van por la candidatura a la alcaldía de Bogotá.

El Polo quiere crecer más

La primera reunión de la bancada del Polo Democrático tras las elecciones presidenciales transcurrió con calma. La sensación de triunfo por los 2.6 millones de votos que logró Carlos Gaviria surtió un efecto integrador en los sectores que hasta hace tres meses todavía vivían en pugnas internas.

Por ello, a diferencia de otros encuentros, no fue difícil tomar determinaciones. La primera de ellas fue escoger a Carlos Gaviria como nuevo jefe del Partido, opción planteada por Orlando Fals Borda (uno de los directivos del sector denominado Alternativa Democrática) y por el senador Samuel Moreno Rojas, presidente del antiguo Polo Democrático.

El nombramiento de Gaviria es lógico porque su caudal electoral no tiene antecedentes en la historia de la izquierda en Colombia. Sin embargo, antes de que asuma formalmente como jefe, es necesario surtir un proceso legal que demorará varios meses. El período de Samuel Moreno como presidente del Polo termina en octubre y se espera que antes de esa fecha las vertientes del Polo hayan realizado una mesa de unidad nacional en la que definirán las nuevas reglas de juego como grupo. Luego escogerán sus candidatos a las alcaldías y gobernaciones.

El plato fuerte de esa elección –que será en octubre de 2007- es la alcaldía de Bogotá, cargo para el cual el Polo tiene, por el momento, dos aspirantes: el senador Moreno y Antonio Navarro.

Uno de los temas que más preocupa a los congresistas del Polo es la estrategia para mantener y multiplicar el caudal electoral que logró Gaviria. Para ello, los congresistas se comprometieron a combinar la oposición al gobierno con la movilización social.
Su mecanismo de oposición involucrará un “gabinete en la luz” –propuesto por Gaviria- que hará seguimiento y control a las ejecutorias de cada ministerio durante el segundo mandato de Álvaro Uribe.

Las cuentas del Polo

Para el Polo Democrático el resultado electoral por regiones estuvo acorde con sus cálculos internos.

El Polo sabía que ganaría en Nariño y Guajira y que sacaría muy altas votaciones en Putumayo y Atlántico. En Bogotá, esperaba más respaldo.

El triunfo en La Guajira tiene varias explicaciones. En primer lugar, es la tierra de Orzinia Polanco (la única congresista Wayuu de Colombia), una de las nuevas figuras del Polo en la Costa Atlántica. Segundo, fue una de las regiones en donde Horacio Serpa perdió más votos. Y tercero, es fortín tradicional de Navarro: en ese departamento fue en donde la Alianza Democrática M-19 sacó el más alto porcentaje de votos para la Asamblea Constituyente de 1991. Allí también fue donde Navarro le ganó por más ventaja a Gaviria en la consulta interna para candidato presidencial, cuyo consolidado nacional de todas maneras favoreció a Gaviria.

El triunfo en Nariño y las altas votaciones en Putumayo y Cauca se deben a razones similares: el aporte del grupo independiente liderado por Parmenio Cuéllar y Floro Tunubalá, la fortaleza de Navarro en la región y la acogida de Gaviria entre las comunidades indígenas.

El caso de Bogotá aún los tiene pensando. “No sé lo que pasó. Esperábamos 600 mil votos y sólo logramos 500 mil”, dice Navarro. Otros congresistas, como Gustavo Petro, creen que el resultado no es malo porque en la elección de 2002 sólo tenían 200 mil votos. “Uribe creció menos de 100 mil votos, en cambio nosotros subimos 300 mil”, sostiene el congresista.

Comparado con la elección presidencial de 2002, es innegable que el Polo sacó más del doble de la votación que tenía. Pero si la comparación es con el caudal de Luis Eduardo Garzón en las elecciones de alcalde de hace tres años, el Polo bajó 300 mil votos. “Eso tiene su explicación –dice Petro- en que a las elecciones de alcalde nos presentamos en alianza con otros sectores (uno de ellos liberal) y en cambio en esta no. Además, una cosa es enfrentar a Juan Lozano (con todo el respeto que se merece) y otra a un rival como Álvaro Uribe. No se pueden comparar las dos elecciones”.

El Polo revisó con lupa los resultados en otros departamentos. Hubo preocupación por la derrota ante Serpa y Uribe en Chocó, Córdoba, San Andrés, Santander y Sucre. También regocijo por las altas votaciones en Amazonas, Guainía, Caquetá, Valle, Bolívar, Arauca y Magdalena.

El Polo continuará reuniéndose toda la semana para continuar la revisión de resultados y agilizar la transmisión de mando a Gaviria.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.