Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/6/2007 12:00:00 AM

El presidente Sarkozy afirma que no cree que las FARC liberen pronto a Íngrid

El Jefe de Estado del país galo se mostró escéptico por volver a ver en libertad en un tiempo corto a la dirigente política. Entre tanto, Rodrigo Granda aprovecha el espacio público y lanza vivas a la “dignidad” de las FARC en todo este episodio

El presidente de Francia, Nicolas Sarkosy, llevó el tema de Ingrid Betancourt y los demás secuestrados por las FARC ante varios líderes de los países más industrializados del mundo, reunidos en Heiligendamm, Alemania, en la cumbre del G-8. Sin embargo, previamente también envió un mensaje cargado de escepticismo sobre una pronta liberación.

En una entrevista en Le Figaro aseguró que no tiene esperanzas de que a la ciudadana colombo-francesa, sea liberada pronto a pesar de las decisiones que en los últimos días ha tomado el presidente Álvaro Uribe, que buscan allanar un camino para llegar a un acuerdo humanitario con las Farc y sean liberados 55 secuestrados que tiene el grupo guerrillero (Ver artículos relacionados)

Dijo además que lo primordial era tener una “prueba de vida” para tomar decisiones y que lo hecho hasta el momento era “necesario, más no suficiente”. Sarkozy se encuentra en la reunión del G-8 en Alemania, donde se espera envíe un mensaje a los países más poderosos del mundo para que apoyen a Colombia en su trabajo por la paz.

Desde Bogotá, por su parte, Rodrigo Granda (el que era el guerrillero más importante de las Farc detenido en Colombia) le dijo a los medios de comunicación que la “dignidad” de la organización insurgente había sido defendida por él en todo este proceso del Presidente de la República, quien ordenó la excarcelación de al menos 200 guerrilleros.

Instrucciones del secretariado

Este líder guerrillero, convertido en “gestor de paz” por el gobierno colombiano que lo liberó unilateralmente con la teoría de que interceda a favor de los rehenes en poder de las FARC, había dicho que esperaba instrucciones del secretariado de esta organización antes de cumplir cualquier misión.

“Frente al planteamiento del señor Uribe Vélez de convertirme en 'gestor de paz', reitero mi posición en el sentido que cualquier papel, por modesto que sea, corresponde definirlo al secretariado de las FARC”, expresó Granda en un comunicado.

También insistió en que “el imperativo del momento es el intercambio humanitario que solo será posible despejando los municipios de Pradera y Florida en el departamento del Valle, con el podría generarse una dinámica que no solo permita el retorno de los retenidos en poder de las partes al lado de los suyos”, sino posiblemente conducir a una negociación de paz.

Esta condición es rechazada con vehemencia por el presidente colombiano, que en aras de encontrar un atajo que conduzca a la liberación de casi 60 rehenes en poder de los rebeldes, liberó a Granda y hasta a 180 guerrilleros más que se comprometieran a deponer las armas y estar sujeto a control.

El gobierno nombró a Granda como “representante para gestiones de paz” en Colombia y el extranjero indefinidamente, según un decreto presidencial.

Sin embargo, siguiendo directrices del comando central de las FARC, Granda había rechazado la excarcelación que Uribe ofrecía porque no estaba dispuesto a renunciar a su organización, según dijo el lunes su abogado Miguel González, quien catalogó como “un proceso judicial de lo más aberrante” la liberación de su patrocinado.
 
Petición de Sarkozy 

Uribe dijo que el presidente francés Nicolás Sarkozy, cuyo gobierno actúa como facilitador de la negociación con la guerrilla porque la colombo-francesa Ingrid Betancourt está entre los secuestrados, le pidió directamente que soltara a Granda.

El jefe guerrillero, cuya captura en el 2004 en Caracas desató una crisis diplomática por el operativo encubierto que implicó, está albergado en la sede de la Conferencia Episcopal de Colombia “en el marco de una labor facilitadora y humanitaria”, informó un comunicado del órgano eclesiástico.

El gobierno de Paraguay también anunció que ante la liberación de Granda, gestionará su extradición porque es sindicado por el secuestro y asesinato de Cecilia Cubas, hija de un ex presidente de ese país. Supuestamente asesoró en el secuestro vía internet al grupo de victimarios.

Astrid Betancourt, hermana de la ex candidata secuestrada, había informado previamente que se reunió en Francia con el presidente Nicolás Sarkozy, quien le comunicó que Granda contaría con el aval de la cúpula de las FARC para fungir como “mediador” en la búsqueda de un acuerdo humanitario para liberar a los "secuestrados políticos".

Betancourt espera que ahora las FARC liberen a “otros secuestrados como Clara y Emmanuel y los que estén enfermos”.

Durante su cautiverio, Clara Rojas, que cuando fueron secuestradas en el 2002 era compañera de fórmula de Ingrid Betancourt, procreó con un guerrillero un hijo que ahora tiene tres años, Emmanuel.

En medio de estas gestiones del gobierno, las FARC secuestraron el lunes al comandante de policía de Florida, la localidad del suroeste de Colombia que las FARC exigen desmilitarizar para negociar con el gobierno el intercambio humanitario.

Junto al capitán Guillermo Solórzano, de 32 años, secuestraron al dueño de un centro turístico y empresario de apuestas Humberto Loaiza, de 52, y su hijo de 19 años, informó el martes a la AP Magnolia Castro, jefa de prensa de la alcaldía de Florida, población a unos 280 kilómetros al suroeste de Bogotá.

Castro atribuyó el crimen al sexto frente de las FARC que opera en la zona.

Aún así, continúa el proceso para liberar a los guerrilleros que solicitaron su excarcelación amparados por la iniciativa presidencial y fueron concentrados por aproximadamente tres semanas para recibir informaciones y un proceso de adaptación en una instalación de Chicoral, a unos 110 kilómetros al suroeste de Bogotá, informó el consejero presidencial para la reinserción, Frank Pearl.

Las FARC son la más poderosa guerrilla activa en Colombia, que lleva 43 años luchando por tomarse el poder.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.