Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/8/2006 12:00:00 AM

“Él puede matar al que se le ponga en la mitad”

(Barranquilla, febrero 23 de 2004)

Declaración Jurada de Yovany Avila con CC 72.249.148 de Barranquilla, Inspección de Policía 18, quien dice tener 25 años y ser natural de Barranquilla, comerciante de profesión.

“Quiero denunciar en esta declaración unas irregularidades que están ocurriendo en el mercado público de Barranquilla. Resulta que como yo soy miembro y hago parte de la Cooperativa de Banano creada en el mercado por los paramilitares para recoger la vacuna en cabeza de alias ‘Pupy’ o ‘Alberto’, pero cuyo nombre es Wilmer Samper Meléndez (q.e.p.d.). El es uno grueso, tiene los ojos grandes y tiene amenazado a todo en el mercado para que le paguen su vacuna. El es el que maneja todas las vacunas y las extorsiones y los homicidios en este sector, tiene amedrentado a todo mundo; incluso, hizo matar a su jefe director alias ‘Hugo’.

Hugo me compró a mi un carro Monza de color rojo de placas QGF 583 por cinco millones de pesos. Este Pupy vive en Villa Muvdi en una casa blanca frente al arroyo y nos quita 100.000 pesos por camión cargado de banano de guineo que entre al mercado. Hugo me contaba que ‘Pupy’ me quería matar y que estaba armando la vuelta con el jefe grande, el comandante de las AUC de los paramilitares aquí en Barranquilla, un tal ‘Antonio’, pero cuando Hugo me dijo esto desapareció y más nunca lo he vuelto a ver. Pero Hugo me decía que si a él le pasaba algo era que Pupy y el tal Antonio lo habían matado.

Igual me decía que me cuidara mucho de alias Juancho y Felipe (Arbey q.e.p.d), que son los sicarios más tesos de Barranquilla. Yo conozco a este Pupy desde hace rato y sé que es un miserable y él puede matar al que se le ponga en la mitad. El maneja con un dedo la cooperativa de guineo y recoge muchísima plata allí. Estoy seguro que a la gerente de la cooperativa la tiene amenazada, porque esta señora hace lo que él dice y no deja que nadie se meta en ese cuento. Al Pupy o Alberto lo pueden ubicar en los cuartos fríos del guineo de 5 a.m. a 7 a.m. También tiene extorsionado al sector del pescado, yo lo conozco a él porque yo soy de Orieca y él es de Ciénaga y sé dónde ubicar a su familia y lo puedo señalar para reconocerlo y que pague por todas las muertes que ha ordenado. También quiero que se me brinde protección porque sé que apenas ellos sepan esto me van a matar. No tengo más nada que decir”.

Firman el declarante, la inspectora y la secretaría.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.