Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/20/2007 12:00:00 AM

El senador Ciro Ramírez en la mira de la justicia por sus conversaciones con la mafia

Ante un inminente llamado de la Corte, el congresista conservador senador insiste en su buen nombre. Dice que la charla telefónica que sostuvo con un narcotraficante fue una “simple llamada a su celular”.

La sombra de los tentáculos de la mafia y de los paramilitares se siguen expandiendo en el Congreso Nacional. Ahora, el senador conservador Ciro Ramírez está a punto de ser investigado por unas grabaciones en las que dialoga con Gilberto Saavedra, un narcotraficante prófugo de la justicia. Saavedra también está relacionado con Diego Fernando Murillo Bejarano, alias ‘Don Berna’, miembro de las AUC.

El lío de Ramírez comenzó en marzo del año pasado, cuando SEMANA reveló unas conversaciones entre él y Gilberto Saavedra. En aquella oportunidad, Ciro Ramírez se defendió asegurando que Saavedra era un “paisano” y que, como tal, hablaban con cierta frecuencia.

Los diálogos telefónicos son prueba de la Fiscalía contra una red de 44 ‘narcos’ y paramilitares, entre los que se encuentran los ‘Mellizos’, los hermanos Mejía Múnera, ‘Don Berna’, Gilberto Saavedra y Henry de Jesús López Londoño, alias ‘Mi Sangre’.

Precisamente, por las conversaciones con López y Saavedra es que el senador está ahora en el ojo del huracán. La Fiscalía remitió las grabaciones a la Corte Suprema de Justicia para que esta las estudie y decida si son lo suficientemente concluyentes como para llamar a Ramírez.

Ramírez aspira a que en la Corte cierren el proceso, pues se mantiene en que “lo llamen a uno por el celular no es un delito”. En diálogo con SEMANA.COM, el senador aseguró que “no hay pruebas nuevas, los medios están sacando de nuevo las mismas grabaciones que ya se conocían”. Pero finalmente, son estas mismas grabaciones, reveladas por SEMANA hace 11 meses, las que están ahora en poder de las autoridades judiciales.

Ciro Ramírez y Gilberto Saavedra nacieron en Moniquirá, Ramírez siguió la carrera política y Saavedra se quedó en su pueblo trabajando como dentista. Según el senador, cuando él llegaba al pueblo se encontraba con el ahora prófugo, tal como lo hace con otros de sus paisanos. Del mismo modo conversaron varias veces por teléfono.

En la última conversación entre ellos, se organizó una cita que nunca se llevó a cabo. Para el senador esto es algo normal porque “ a mí me llama mucha gente, quedamos de vernos y luego no vuelven a llamar”. Y eso fue lo que pasó con su ‘paisano’ prófugo, desde aquellas llamadas “ellos no volvieron a comunicarse” insistió el senador.

Aparte del escándalo que le rodea, poco se ha sabido del senador Ciro Ramírez en este período legislativo, más allá de una iniciativa de ‘re-reelección’ que intentó liderar a mediados del año pasado. Ramírez propuso cambiar ‘otro articulito’ para que el Presidente pudiera ser reelegido en un tercer período. La iniciativa no fue bien recibida en el Congreso, ni en los corredores de la Casa de Nariño.

Ramírez reiteró que nunca ha tenido nexos con paramilitares ni narcotraficantes. Sin embargo, la reedición del caso lo pone de nuevo en la mira de las autoridades aunque como en aquella primera ocasión él reitera que demostrará su inocencia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.