Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/25/2006 12:00:00 AM

Ellos elegirán al presidente

En Colombia el 60% de la población no vota y prefiere que el 40% restante decida. En esta oportunidad quienes definirán el nombre del nuevo presidente serán, en su mayoría, los hombres. Perfil del votante.

El ambiente electoral está cada vez más agitado y las campañas presidenciales no ahorran estrategias para captar votos. A cuatro días de las elecciones siguen las cábalas sobre los votos de la Costa, los de Bogotá y el comportamiento electoral por estratos.
Como el censo electoral únicamente presenta los datos municipales y no repara en el comportamiento por sectores poblacionales, Semana.com –con la ayuda del encuestador Napoleón Franco- buscó el perfil del votante en Colombia. Esto fue lo que encontró:

Si la tendencia de las encuestas se mantiene, en las elecciones presidenciales de 2006 votaría cerca del 50% de la población apta para hacerlo, es decir, unos 13 millones de personas. De ellos la mayoría serán hombres (trabajadores y estudiantes), de entre 26 y 35 años, estratos alto y medio y habitantes de la región andina.

Así se desprende del análisis del comportamiento histórico de los votantes en Colombia y de los últimos trabajos de Franco sobre electores en el país. En ambos casos, es claro que los hombres participan más en las jornadas de votaciones que las mujeres. Para este caso la diferencia de participación podría ser del 10%. Según Franco, entre las principales razones para que las mujeres voten menos está el hecho de que en muchos casos son ellas quienes manejan las labores de la casa o cuidan a los hijos.

Por segmentos de edades el grupo de 26 a 35 años es el de más probabilidades de votar, seguido por el de 36 a 51 años. La razón de ello es que los adultos se toman más en serio la política y los asuntos públicos. Los que menos participarán serán los menores de 25 años, tradicionalmente universitarios y trabajadores escépticos ante la política. En el segmento entre 18 y 21 años habrá un pequeño porcentaje que acuda a las urnas por la novedad de su primer voto.

El estrato alto será proporcionalmente el de mayor participación, en el bajo acudirán a las urnas cerca de la mitad de las personas habilitadas para votar y en y en el estrato medio reinará la abstención. “Generalmente los estratos bajos tienden a ser los de mayores ilusiones frente a los candidatos y por eso acuden a las urnas, mientras que los del estrato medio son muy incrédulos porque creen que nada va a mejorar y que gane quien gane todo seguirá igual”, señala Franco. En el estrato alto la votación tiende a ser elevada porque es el de mayor cultura política y el que más cree en el voto.

La región de más alta participación en las elecciones será la de Antioquia y el Viejo Caldas, seguida por la de Tolima y Huila y la de Bogotá. Eso quiere decir que los departamentos de la zona andina serán, en buena medida, los que definan lo que ocurra en las elecciones. La zona Caribe, la Pacífica y la Oriental registrarán los mayores índices de abstención. 

A Franco no le sorprende que la zona antioqueña sobresalga como la que podría poner la mayor cantidad de votos, pues dos de los candidatos (Álvaro Uribe y Carlos Gaviria) son de ese departamento. La ubicación de Bogotá entre los centros de mayor votación tiene que con que es el centro poblacional más grande del país. Y la apatía de la zona oriental (Santander y Norte de Santander) parece coincidir con el bajón de Horacio Serpa.

En cuanto al perfil de electores por candidato no hay muchas variaciones. Por Álvaro Uribe votarán mayoritariamente en Antioquia, el Eje Cafetero, Tolima y Huila. Quizá la única variante en este sentido es que Uribe tiene mejor imagen entre las mujeres que entre los hombres y todo indica que en la jornada electoral las mujeres no tendrán una alta participación.

El elector de Carlos Gaviria está en los sectores universitarios menores de 25 años y en los trabajadores hasta de 55, de los estratos uno, dos y tres, especialmente. Su voto será muy fuerte en las ciudades principales.

Y el de Horacio Serpa también está ubicado entre hombres y mujeres de los estratos populares pero de edad superior a los de Gaviria. Será fuerte en la Costa Atlántica, los santanderes y Bogotá.

Dichos pronósticos son sólo una tendencia histórica, pero pueden cambiar en las elecciones del domingo por factores tan ajenos a la política como la lluvia o un derrumbe en la vía principal de un municipio. O también porque los electores decidan cambiar el curso de las proyecciones y salgan en masa a votar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.