Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/27/2008 12:00:00 AM

Emocionante entrada a Bogotá de los 20 policías que se desplazaron desde Medellín en sillas de ruedas

Miles de banderas se alzaron en el monumento de los Héroes Caídos para recibir al grupo de policías discapacitados que exige la inmediata liberación de sus compañeros secuestrados por las Farc.

El sol parecía estar esperándolos. Minutos después que el grupo de 20 policías lisiados llegara por fin al monumento de los Héroes Caídos, el astro anaranjado se ocultó, dándole paso a la noche. En el lugar, alrededor de 2000 uniformados estaban ubicados organizadamente haciendo una corte de honor en todo el recorrido de la entrada.

La marcha, fue organizada por Frapon, fraternidad de personas con discapacidad de la Policía Nacional, pero la idea de todo salió de la cabeza de Luis Alberto Ninco. El recorrido comprendió el trayecto entre Medellín y Bogotá. El último tramo, partió desde Facatativa en la mañana de este miércoles y avanzó durane 42 kilómetros. En la tarde se produjo la emotiva entrada a Bogotá. 

La entrada al monumento fue complicada. Luego de recorrer más de 400 kilómetros en total, tanto policías, como civiles y familiares los estaban esperando. A medida que se iban acerando, todas las personas se amontonaban para verlos de cerca, saludarlos y sobre todo felicitarlos por su barraquera y tenacidad en esta gran prueba de fortaleza que acababan de ganar.

Cuando lograron llegar al final del recorrido, el Ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, los recibió con un saludo de bienvenida y una condecoración. Los 20 policías discapacitados recibieron la medalla de servicios distinguidos al personal discapacitado de la Policía. Ellos, juntos con los uniformados y las demás personas presentes entonaron el Himno Nacional en una ceremonia que fue más que emocionante.

Y no era para menos, luego de vencer las inclemencias del clima, del terreno, de soportar frío, cansancio y dolor, ellos demostraron que aún cuando también son víctimas de la violencia solo necesitan de valor y perseverancia para reclamar la libertad de sus 180 compañeros secuestrados. Su gesto fue una gran muestra de sensibilización con todos los secuestrados y sus familiares.

Cuando el acto protocolario terminó, fue mayor el desorden.  Todos se agolparon al rededor de las sillas de rueda para una vez más entonar un agradecimiento y una felicitación.
 
Además de la medalla, fueron reconocidos por todos los presentes como campeones de la vida y de la libertad.
 
Ahora, los 20 valientes deben estar descansando.  Ellos esperan que el esfuerzo de sus manos no haya sido en vano, mientras recuerdan los innumerables recibimientos y la acogida que siempre tuvieron en las diferentes poblaciones que visitaron.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?