Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2008/01/25 00:00

Empiezan a disiparse las dudas sobre el caso del hombre que llevaban descuartizado en un carro en Bogotá

Dos días después de la captura de los implicados en el homicidio de un hombre cuyo cuerpo fue encontrado en unas maletas, empieza a ser más claro todo. Se divulga la identidad tanto de los criminales, como el nombre de la víctima

Jorge Hernán Pinilla López y Fernándo Augusto López, los dos sindicados de descuartizar a un hombre en el barrio Chapinero de Bogotá. Foto: Cortesia del Tiempo.

Ignacio Higuera Sandoval se presume es el nombre de la víctima. Vivía desde hace 40 años en la casa abandonada en donde lo descuartizaron, ubicada en la carrera 16 No. 64-20. En un principio se manejó la hipótesis de que el cuerpo correspondía a un hombre de 45 años, pero la verdadera edad es de 60 años.

Poco se sabe de él, aunque vivó muchos años en el barrio. Los vecinos aseguran que era un hombre que “no se metía con nadie y que vestía de manera humilde”, a veces se acercaba a pedir agua porque la vivienda carecía de servicios públicos.

Además, también se sabe que los dos implicados responden a los nombres de Jorge Hernán Pinilla López y Fernando Augusto López. La representante de la Fiscalía explicó que el último, quien tiene 21 años, fue condenado el pasado 28 de mayo a dos años y ocho meses de cárcel por tráfico de estupefacientes en Palmira (Valle) y estaba en libertad condicional.

Luego de la audiencia se descubrió que los presuntos responsables del homicidio eran tres. Uno de ellos le disparó a la patrulla de policía, mientras los otros dos huían en un Corsa blanco. De él aun no se sabe nada.

Las primeras suposiciones hechas por la Policía Metropolitana de Bogotá resultaron ser ciertas. El acto está directamente relacionado con un ajuste de cuentas del narcotráfico. El crimen se le atribuye a la banda de los ‘rastrojos’, hombres de Wilmer Varela, alias ‘Jabón’, a quien también se le vincula con los últimos crímenes de la ciudad.

Según las investigaciones, Jorge Hernán Pinilla López, el hombre de 33 años, tiene nexos con el cartel del norte del Valle. Además, estuvo anteriormente detenido durante cuatro años en una cárcel de Ecuador, también por narcotráfico.

Es claro que todo lo ocurrido está impregnado de negocios ilícitos. Sin embargo, el general Rodolfo Palomino asegura que sería irresponsable relacionar el caso del hombre descuartizado con el homicidio de Carolina Hernández, la mujer asesinada a la entrada de un gimnasio en el norte de Bogotá aunque ambos tengan que ver con narcotráfico

Hasta el momento son muchas más las dudas que rondan el caso. Los dos hombres capturados ya fueron trasladados a la cárcel Modelo de Bogotá según la medida de aseguramiento que les dictó el juez noveno de garantías.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.