Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/10/2007 12:00:00 AM

En carne propia

Mónica Roa, quien se convirtió en la líder visible del proceso que concluyó con la liberalización del aborto en condiciones especiales, en nuestro país, reflexiona un año después sobre lo ocurrido.

El 10 de mayo del 2006, hace exactamente un año, hombres y mujeres en varias partes del mundo recibieron con alegría la decisión anunciada por la corte constitucional de liberalizar el aborto en circunstancias especiales. Entre ellas estaba Martha Solay González, una mujer de 34 años y 4 hijas menores de edad, que encarna el drama humano de una mujer que no pudo interrumpir un embarazo para salvar su propia vida.
 
Esa noche entre las caras de alegría y gritos de emoción, el abrazo de Martha Solay me derrumbó: mientras sus palabras decían ¡lo logramos Moni gracias! , la expresión en su rostro reflejaba lo injusto de su situación. La decisión había llegado demasiado tarde y su cuerpo ya estaba invadido del cáncer que no pudo tratar a tiempo.

Un año después Martha está en cama, no puede moverse ni hablar por los dolores de la etapa final de su enfermedad. Sin embargo, se lo que piensa: es un gran logro pero falta mucho mas. Martha se preocupó por conocer las nuevas normas en materia de aborto y de asesorar a las mujeres y médicos que se encontraba en sus múltiples visitas a hospitales y centros de salud.

Empezó al día siguiente el 11 de mayo, cuando llamó a su médico en Pereira y le dijo que ya le podía interrumpir el embarazo a esa niña de 26 años a la que también le habían diagnosticado cáncer. “Hágale rapidito para que puedan empezarle el tratamiento a tiempo” le recomendó. La actitud de Martha debería inspirarnos a todos. Ella entendió la importancia de haber logrado este cambio legal, sabe que lograrlo no fue fácil y que haber generado un debate serio, maduro y sensible frente al tema es un cambio increíblemente valioso para una sociedad tan radicalizada e irracional como la nuestra. Pero también sabe que esas palabras tan bonitas de la Corte Constitucional corren el riesgo de quedarse en el papel si cada uno de nosotros no acepta la responsabilidad de participar en su implementación. Ella asumió la suya y como yo, espera que cada cual también lo haga desde su posición en nuestra sociedad.

Que los médicos presten el servicio a las mujeres sin pedir más ni menos de lo establecido en las normas, que los periodistas investiguen los abusos, que las autoridades sancionen, que las mujeres sepan ejercer su derecho y hacerlo valer cuando haga falta, y que la comunidad siga participando activamente en este histórico avance legal y social. Nuestro compromiso con Martha es ese, se lo debemos.

Nota: este 10 de mayo durante el evento de conmemoración de la decisión de la Corte iniciaremos una campaña que busca recoger fondos para darle a Martha Solay y a sus hijas una casa donde vivir. Venderemos las diferentes camisetas que se produjeron durante el proceso de liberalización del aborto por un precio mínimo sugerido de 50 mil pesos. Las camisetas estarán disponibles para que el público en general pueda adquirirlas y solidarizarse con quien espero sea la última mujer que muere en Colombia por no haberse podido practicar un aborto a tiempo. Los interesados pueden escribir a info@womenslinkworldwide.org o llamar en Bogotá al 3451489.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.