Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/23/2008 12:00:00 AM

En menos de una semana, otro crimen por ajuste de cuentas en Bogotá

Las autoridades buscan establecer antecedentes de los dos hombres capturados esta mañana en Bogotá, sospechosos de asesinar a una persona del Valle, descuartizarla y quemarla.

Eran las 3 y 50 de la mañana cuando una patrulla de la Policía, mientras hacía una inspección de rutina en un barrio de Chapinero, advirtió que de una casa abandonada salía humo. Cuando se acercaron al predio, los policías vieron que repentinamente dos personas salieron en un vehículo y emprendieron la huida. Minutos después, los uniformados alcanzaron el carro, detuvieron a los ocupantes y se sorprendieron cuando en el interior del carro encontraron una maleta con dos brazos, un tronco y una cabeza humana. Todos estaban quemados.

La persecución había sido de película. Empezó en la calle 64 con 16, pero fue seis cuadras más arriba, en la calle 70ª del barrio 7 de agosto, donde los fugitivos arrojaron la primera maleta con la intención de despistar a la patrulla. El seguimiento continuó hasta la calle 87 con 23, en el barrio El Polo, al norte de Bogotá, en donde por fin se logró capturar a los dos individuos. Al ser detenidos, la policía encontró en el baúl de Corsa Evolution las piernas de un hombre, que aún no ha sido identificado, pero de quien se cree tenía unos 45 años.

Hasta el momento, se maneja la hipótesis que se trata de un ajuste de cuentas entre narcotraficantes del Valle del Cauca.

Los presuntos responsables del atroz crimen tienen 22 y 33 años. Se sabe que son de Tuluá, Valle, y que salieron de la casa abandonada de Chapinero.

Se cree que el hombre asesinado también provenía del Valle del Cauca, y al parecer llevaba varios días secuestrado. En la casa donde se inició el operativo, se encontraron restos de comida, los implementos con los que lo descuartizaron y algunos restos humanos incinerados.

El general de la Policía, Rodolfo Palomino, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, asegura que aún no se puede esclarecer el verdadero origen del crimen y menos, una relación con el asesinato de Carolina Hernández, cuyo cuerpo fue hallado este lunes en la entrada de un gimnasio, en el norte de Bogotá. La mujer, de 36 años, recibió siete disparos que le propinó un hombre cuyo rostro quedó grabado en las cámaras de seguridad del centro comercial donde se ubica el centro deportivo.

El hecho, al parecer, también está relacionado a un ajuste de cuentas: en el año 2004 el esposo de la víctima fue acribillado por sicarios que, supuestamente, fueron enviados por narcotraficantes.
 
En el 2007 y en lo que va corrido del 2008 suman ya 13 casos de descuartizamiento.  todo parece indicar que la causa es la misma.

Los dos capturados todavía no rinden declaraciones, y se espera que en las próximas horas se presenten ante un juez de garantías.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.