Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/12/2007 12:00:00 AM

Enilse López Romero, la ‘Gata’, y sus hijos anuncian que se retiran para siempre de la política

La empresaria del chance asegura que la incursión en política es una amarga experiencia para ella y sus hijos Jorge Luis y Héctor Julio Alfonso López, alcalde de Magangué y congresista respectivamente. Están sindicados de vínculos con los paramilitares

El representante a la Cámara por Apertura Liberal, Héctor Julio Alfonso López, hijo de la empresaria del chance Enilse López Romero (conocida como la ‘Gata’) y hermano del acalde de Magangué, Jorge Luis Alfonso López, anunció este viernes a través de un comunicado que renuncia a su investidura de congresista para estar al lado de su madre, quien se encuentra en delicado estado de salud en la Clínica de la Asunción en Barranquilla.

Enilse López Romero, detenida en febrero de 2006 por el CTI de la Fiscalía, acusada de lavado de activos, estuvo recluida inicialmente en la cárcel del Buen Pastor en Bogotá, pero por razones de salud fue trasladada a la cárcel del Buen Pastor de Santa Marta, en donde permaneció hasta principios de año, cuando su salud entró en crisis porque se negaba a alimentarse y presentaba, según los médicos que la atendían, un “preocupante estado de desnutrición, falla cardíaca y agudos estados depresivos”. A raíz de su detención, la empresaria del chance acusó a los políticos tradicionales del departamento de Bolívar de ser los instigadores de la persecución de la Fiscalía en su contra, específicamente al senador conservador William Montes Medina, quien está detenido por haber firmado el Pacto de Ralito.

Durante los últimos años siempre se dijo que la empresaria apoyaba económicamente a la mayoría de los políticos del departamento de Bolívar, pero en el año 2003 impulsó la candidatura de su hijo Jorge Luis a la Alcaldía de Magangué, quien le ganó por abrumadora mayoría a Anuar Arana Gechem, un ex concejal del municipio.
 
La hora de las diferencias
 
Este denunció la ocurrencia de un fraude electoral, pero por la diferencia de votos (25.000 contra 13.000), no prosperó. A partir de la elección de Jorge Luis Alfonso, comenzaron las diferencias entre la empresaria y los antiguos aliados políticos, quienes veían con temor que ella impusiera una nueva clase política en el departamento.
 
Ya existía el antecedente de la elección de Luis Daniel Vargas como gobernador en el año 2000, cuyo triunfo se debería al apoyo de la empresaria, y la posterior, en el año 2003, del actual gobernador Libardo Simancas Torres, a quien Enilse López habría impuesto por encima de la decisión de alias Juancho Dique y de Ernesto Báez, quienes apoyaban a Alfonso López Cossio, actual candidato a la gobernación.

Pero la aspiración y elección por mayoría de su hijo Héctor Julio Alfonso López a la Cámara de Representantes (más de 100.000 votos), sería la gota que habría rebosado la copa de los políticos bolivarenses. Héctor Julio se había inscrito inicialmente con el aval del Partido Conservador y apoyaba las aspiraciones de William Montes y de Jesús Puello Chamié, pero las presiones obligaron al entonces presidente del directorio nacional conservador, Carlos Holguín Sardi, a retirarle el aval.
 
Copiosa votación
 
Faltando pocos días logró el respaldo de Apertura Liberal y, gracias a la copiosa votación obtenida la lista que encabezaba, eligió dos representantes a la Cámara, desbancando a políticos tradicionales como José María Imbet, la cámara de William Montes, el más afectado. También resultó afectado Jesús Puello, que no salió elegido al Senado.

En diálogo con SEMANA, el alcalde de Magangué, Jorge Luis Alfonso López, dijo que para ellos ha sido una frustración el hecho de que no se hayan dado las cosas, pero el estado de salud de su madre es tan delicado (está pesando 37 kilos), que prefieren retirarse de la política para estar a su lado y así darle la tranquilidad que ella necesita en este momento.
 
Jorge Luis Alfonso se encuentra suspendido del cargo de alcalde porque, según él, en el año 2004 exigió a la ARS de Caprecom contratar con la red pública el 40 por ciento de los servicios que prestaban en el municipio, pero la resolución la habría expedido violando el debido proceso. Esa actuación administrativa dio origen a una queja ante al Procuraduría que lo sancionó con suspensión del cargo e inhabilidad por año para el ejercicio de cargos públicos.

La rifa de la alcaldía
 
El alcalde Alfonso López dice que su elección pisó muchos callos en el pueblo, porque las fuerzas clientelistas que han gobernado a Magangué, los clanes familiares de los Cárcamo, Posada, Botero, Padaui, Alí y Arana, llevaban 12 años “rifándose la Alcaldía como en un juego de azar: si no era el primo era el cuñado, la administración se manejaba con criterio familiar”.
 
Sin embargo la mayoría de esos políticos acompañaron la aspiración de Alfonso López, pero lo abandonaron, según él, cuando se dieron cuenta de que no les daría juego, pues las secretarías de Hacienda, Jurídica, Salud y Educación las manejaría directamente con personas ajenas a los políticos tradicionales.

Los problemas de Jorge Luis Alfonso López comenzaron a presentarse a principios del año 2006, cuando fue detenida su madre. Se rumoró que el Alcalde también sería detenido y hasta un operativo alcanzó a realizar el CTI, pero el Alcalde tuvo conocimiento y dejó encargado de la Alcaldía a uno de sus secretarios y tomó dos meses de vacaciones mientras aclaraba su situación.
 
Logró así que precluyera a su favor la investigación que le habían iniciado. Entre los reproches que le hacen en el municipio es su prolongado ausentismo y haber entregado el manejo a profesionales llevados de Barranquilla, Cartagena, Sucre y Córdoba.
 
Él dice que en Magangué la gran mayoría de personas idóneas para desempeñar los cargos estaban involucrados en los malos manejos que habían llevado al municipio a la quiebra, lo que obligó a un acuerdo de reestructuración de pasivos en el año 2001.
 
Acuerdo de reestructuración que concluirá en el año 2017, cuando termine de pagar la deuda de 45.000 millones de pesos, entre los cuales hay deudas con bancos, proveedores y entidades como Findeter y el DRI, fondos de cofinanciación de proyectos que están reclamando 9.000 millones de pesos por vías y construcción de letrinas que no se construyeron entre 1997 y 2003.

Jorge Luis Alfonso dice que su madre está arrepentida de haberlos empujado a la política. “Mi madre pensó que si nosotros participábamos en política podríamos hacer más trabajo social por la gente en la región, pero ella maldice la hora en que lo hizo. Dice que esa es la causa de su estrés y de nuestra desgracia personal. Está moribunda en una clínica y por eso decimos hoy que no jugamos más en la política. Ella no quiere saber nada, absolutamente nada de la política”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.