Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/6/2006 12:00:00 AM

Escándalos de la campaña

Semana.com preparó el top 15 de las más célebres metidas de pata ocurridas durante la campaña en curso:

15. Un primo práctico: Unos de los primeros escándalos políticos, cuando la presente campaña electoral apenas despuntaba, lo protagonizó el senador Mario Uribe, primo del presidente Álvaro Uribe. En medio del nerviosismo que rondaba las toldas uribistas ante la orientación que la Corte Constitucional le daría al proyecto de reelección presidencial, el senador lanzó su propuesta: Así la Corte no lo apruebe, toda la gente debe votar en las urnas por el presidente Uribe. Más se demoró en decirlo que la oposición en caerle, por lo que consideraron una afrenta al ordenamiento jurídico y una presión a la Corte. Finalmente la reelección fue aprobada y el senador recibió su regaño por parte del presidente.

14. Sin Oxígeno: Lo que pretendía ser un escenario para aglutinar a todos los defensores del intercambio humanitario terminó como una pelea de familia cuando Yolanda Pulecio (madre de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt) desautorizó la aspiración al Congreso de su yerno Juan Carlos Lecompte. El esposo de la dirigente secuestrada habría utilizado sin autorización símbolos del Movimiento Oxígeno Verde, fundado por Ingrid.

13. El pasado en presente: durante el segundo semestre del 2005, cuando muchos congresistas habían comenzado el trabajo en las regiones para buscar la reelección, el Consejo de Estado estaba todavía contando votos para decidir cuál era la verdadera conformación del Congreso elegido hace cuatro años. Así, por ejemplo, mientras Piedad Córdoba hacía campaña para que quedara en firme su elección del 2002, los demás congresistas antioqueños ya buscaban la de 2006. El escándalo duró tanto como los tres años de escrutinios de esas elecciones.

12. Amor con amor: En pleno taller programático citado supuestamente para discutir los ejes temáticos que identifican al conservatismo con el gobierno, el partido azul sorprendió el 28 de febrero con una solicitud directa y contundente al presidente: Un trato “justo” en materia de puestos. Aunque los demás movimientos aliados del presidente dicen que a los azules es a los que más les han dado cuotitas, los conservadores siguen creyendo que les hace falta representación en el gobierno. Fueron pocos los que se sonrojaron con la petición al presidente.

11. Zapatero a tus zapatos: El tarjetón para las votaciones, que en todas las democracias es elaborado por la autoridad electoral, tuvo varios retoques por cuenta de los organismos judiciales. Ante la negativa del Consejo Electoral para incluir sus fotografías en la tarjeta electoral, el ex alcalde Enrique Peñalosa y el senador Carlos Moreno de Caro se las arreglaron mediante tutela para que el Tribunal de Cundinamarca les permitiera aparecer con su foto. Ahora que los tarjetones ya están hechos, el Consejo Electoral afronta centenares de solicitudes para dar trato equitativo a los demás candidatos.

10. El hombre de las mil caras: La investigación adelantada por el Consejo Electoral sobre el fraude en las votaciones de 2002 en la Costa Atlántica llevó este año a un inédito hallazgo: Un hombre que dijo portar exclusivamente sus documentos de identidad fue detenido en Barranquilla con más de 4.000 cédulas que, según las autoridades, serían usadas para hacer trampa en las elecciones. El magistrado ponente, Marco Emilio Hincapié, solicitó al Consejo electoral declarar la nulidad de todas las cédulas inscritas en la ciudad, asegurando que tenía pruebas de que no se trataba de un hecho aislado. Sin embargo, fue derrotado en la votación y, por lo tanto, Barranquilla pasará sin problemas del carnaval folclórico a las elecciones.

9. El libro gordo de Petete: La organización electoral emprendió una campaña pedagógica para ilustrar al país acerca de las normas electorales. Con ese propósito, el magistrado Guillermo Reyes publicó su libro “el Nuevo orden político y electoral en Colombia”, que lo que hizo fue desatar un contrapunteo mediático entre los miembros del Consejo Electoral. Según denunció el columnista Ramiro Bejarano, la obra de Reyes es una copia no autorizada de un trabajo conjunto desarrollado, entre otros, por el presidente de la corporación, Guillermo Mejía. Y mientras los magistrados andaban en sus acusaciones de plagio o falta ética, el país seguía sin entender qué era eso del umbral, la cifra repartidora o el voto preferente. 

8. Consejo de oro:  El presidente Álvaro Uribe, quien se comprometió el 28 de noviembre a respetar la ley de garantías electorales para que todos los candidatos presidenciales estuvieran en condiciones de equidad, sorprendió hace dos meses transmitiendo sus consejos comunales a través de dos operadores de televisión por cable, evadiendo así la prohibición de hacerlo por los canales del Estado. La jugada del presidente le sirvió para obtener más rating del que le daban las tradicionales transmisiones por el canal institucional y desatar una polémica sobre su verdadero compromiso con la obediencia que demandan las normas electorales.

7. Plata y el llanero: Se trata del escándalo de contratación más grande de la presente campaña y tuvo lugar en el Meta, cuyo gobernador repartió contratos por más de mil millones de pesos en la noche del 27 de enero, un día antes de que empezara a regir la prohibición de contratar prevista en la ley de garantías electorales. El escándalo salpicó al representante Armando Benedetti, quien fue acusado por el senador Germán Vargas Lleras de beneficiarse políticamente con las actuaciones del gobernador. Según Benedetti, él nunca ha buscado lucrarse con recursos del erario.

6. El hombre del maletín: La imagen del senador Luis Alberto Gil (presidente de Convergencia Ciudadana) extrayendo públicamente y por equivocación un manojo de billetes de su tula es como para no olvidar. Muchas veces señalado de prácticas clientelistas en el ejercicio de la política, Gil se quedó sin palabras para responder qué hacía con tanto efectivo en pleno acto proselitista. Ahora, cuando han pasado cuatro semanas desde el bochornoso incidente, Gil señala que era para gastos imprevistos y que nunca pensó que una cámara de televisión lo estuviera grabando. Sus contradictores sostienen que esa es una prueba de corrupción política.

5. El pastor matemático: El pastor Enrique Gómez, cabeza de lista al Senado por el movimiento Colombia Viva, no ha ganado la elección y ya desató polémica. Aunque no lo ha anunciado públicamente, en los mentideros políticos hace carrera su intención de renunciar a la curul tan pronto sea elegido para lanzarse inmediatamente a la presidencia de la República por el mismo movimiento, versión que él niega. El Polo Democrático anunció que en caso de que ello ocurra, los miembros del movimiento estarían burlándose de las normas electorales y que este comportamiento debe derivar en algún tipo de sanción. Las directivas de Colombia Viva, aunque tampoco lo aceptan en público, le estarían pasando cuenta de cobro al presidente Uribe por haber expulsado del uribismo a los senadores que ahora están en ese movimiento.

4. La sombra del poder: Las acusaciones mutuas entre los senadores cordobeses Miguel De la Espriella y Juan Manuel López sobre supuestos vínculos con las autodefensas generaron un escándalo que sólo fue apagado cuando el presidente Uribe anunció que le pediría a la Fiscalía investigar a los dos legisladores. López señaló públicamente a De la Espriella como amigo de Salvatore Mancuso. Y éste, a su vez, acusó a un hermano de López, de favorecer a los paramilitares con contratos de la gobernación de Córdoba. Para empeorar las cosas, las mutuas recriminaciones ocurrieron en presencia del Presidente de la República. Sin embargo, Uribe no hizo la denuncia el día de los hechos (5 de enero de 2006), sino dos semanas después, cuando los medios de comunicación ya la habían hecho pública.

3. Purga en el uribismo: La presión de Estados Unidos pudo más que las denuncias periodísticas y ciudadanas que varios meses atrás advirtieron sobre los supuestos vínculos de algunos candidatos al Congreso con los paramilitares. El presidente Álvaro Uribe pidió descabezar de las listas uribistas a los congresistas Dieb Maloof, Habib Merheg, Luis Eduardo Vives, Jorge Luis Caballero y Jorge Castro. Dos semanas después, el senador Mario Uribe, primo del presidente, expulsó de la lista de Colombia Democrática a las representantes Eleonora Pineda y Rocío Arias a quienes explicó que no lo hacía para ponerlas en entredicho por su cercanía con las autodefensas sino porque de ello dependía su visa a Estados Unidos. Pero más curioso aún es que todos los congresistas purgados fueron recibidos inmediatamente por otros partidos uribistas, con lo cual la expulsión se convirtió en una rotación, al cabo de la cual parecen haber quedado redimidos de sus pecados.

2. Gata encerrada: La controvertida empresaria del chance Enilse López, “la Gata”, fue detenida en su casa de Magangué por presunto lavado de activos y antes de que rindiera versión ante la Fiscalía puso nerviosos a más de 10 congresistas de la región, quienes le pidieron que primero les diera audiencia. Hasta el presidente Álvaro Uribe, quien hace un año guardó silencio cuando el representante Gustavo Petro lo acusó de recibirle dinero a la Gata para su campaña presidencial, reconoció que a su campaña entraron cien millones de pesos de las empresas chanceras manejadas por ella. Su hijo Héctor Julio Alfonso, fue expulsado de la lista conservadora a la Cámara después de una gran presión pública sobre el Partido. Su director, Carlos Holguín, había dicho antes de la captura de La Gata, pero cuando ya se rumoraba sobre sus supuestos vínculos con Salvatore Mancuso, que ni “al hijo de Al Capone se le puede negar la inscripción. Héctor Julio fue admitido por Apertura Liberal, otra lista uribista, con la cual aspira a sacar 100 mil votos.

1. El tiro por la culata: En lo que algunos analistas califican como un intento por distraer la atención frente a las purgas uribistas por sus nexos con los paras, el gobierno acusó al candidato presidencial Rafael Pardo de tener una alianza con las Farc para llegar al poder. La versión fue difundida por el coordinador del partido de la U, Juan Manuel Santos, en una rueda de prensa que era transmitida en directo por el canal de televisión RCN y a raíz de una pregunta formulada por la periodista Isis Durán, quien hasta hacía poco había trabajado en el programa de Gobierno en Línea de la Presidencia de la República. Ni Santos, ni el Comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, de quien provino el chisme, sustentaron su acusación. El presidente Uribe agravó el asunto al disculparse a medias con Pardo por no poder divulgar las supuestas pruebas, que nunca fueron presentadas a la Fiscalía.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.