Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/27/2006 12:00:00 AM

Estados Unidos demuestra que está atento al escándalo de la parapolítica al negar la entrada al senador Dieb Maloof

El congresista quiso pasar vacaciones de Navidad en ese país pero en el aeropuerto de Miami se le impidió la entrada. “Inadmitido” se le selló el pasaporte aunque él dice que prefirió regresar a Colombia por su propia voluntad.

La situación no es una simple anécdota, sino un claro mensaje de que Estados Unidos sigue con lupa lo que ocurre en el escándalo de la parapolítica en Colombia. El senador Dieb Maloof decidió pasar sus vacaciones de Navidad –junto a su familia- en ese país, pero sus autoridades le negaron la entrada.

El congresista, investigado por sus presuntos vínculos con grupos paramilitares –grupos armados de extrema derecha que durante las últimas décadas impusieron un reino del terror en varias regiones del país-, llegó a la ventanilla y entregó su pasaporte. De inmediato, las autoridades migratorias verificaron en el computador sus datos y le pusieron un sello de “Inadmitido”.

En el acto, los guardias se acercaron y lo condujeron a una sala especial de donde lo embarcaron con destino a Colombia, en concreto un vuelo que iba para Medellín. Ya en la capital de Antioquia, el político debió abordar otro avión para trasladarse a Barranquilla en donde declaró que su retorno fue por su propia voluntad.

“Nosotros no hemos sido, ni siquiera, ni reportados ni reseñados, absolutamente nada. Nos dijeron aquí hay este inconveniente, usted prefiere devolverse, yo dije sí yo me voy a devolver porque de alguna manera prefiero no tener ningún tipo de inconveniente y ustedes tienen toda la facultad de recibir o no, dependiendo las condiciones jurídicas de cada quien. Nosotros nos devolvimos, justamente, bajo esa condición que no queríamos tener ningún tipo de inconveniente”, le dijo a RCN el senador.

El hecho refleja, sin embargo, la lupa con la que está mirando el escándalo de la parapolítica el gobierno de Estados Unidos. Sus agencias de seguridad tienen claro los nombres de los protagonistas y en cualquier momento toman medidas como ésta.

Aunque el Gobierno del presidente George Bush ha evitado hacer comentarios al respecto, ésta es la primera acción de hecho que se toma contra uno de los políticos que tiene en la mira la Corte Suprema de Justicia de Colombia.

Maloof tiene 42 años y es fundador del Movimiento Colombia Viva que él mismo tuvo que reactivar tras su expulsión del partido de La U que se produjo por orden presidencial al informarse de sus vínculos con el paramilitarismo. Posteriormente, el político fue llamado para que apoyara los proyectos legislativos del Gobierno.

Maloof siempre ha sostenido que a él no logra entender como él es considerado malo para algunas cosas y bueno para otras sí, al fin y al cabo, sus actos siguen siendo los mismos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?