Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/09/03 00:00

Este martes traerían a Cali los cadáveres de los diputados del Valle muertos en cautiverio

Los cuerpos ya están en manos de la Cruz Roja y serían trasladados en helicóptero a la capital del Valle, donde los espera un equipo de forenses de Medicina Legal que harán las respectivas necropsias.

Este martes traerían a Cali los cadáveres de los diputados del Valle muertos en cautiverio Foto: Archivo Semana

La Cruz Roja tiene en su poder los cuerpos de los 11 diputados que murieron cuando estaban secuestrados por las Farc. Aunque este lunes no los pudo trasladar a Cali por el mal clima que imperaba en la región, los familiares de las víctimas esperan que este martes lleguen a la morgue de Cali para que se les practiquen las autopsias y poder realizar su sepultura.

Ha sido una espera larga y angustiosa, en especial este fin de semana. En casa de Fabiola Perdomo permanecían reunidas, desde el sábado pasado, las familias de los diputados.

Los cuerpos fueron entregados por las Farc en el sitio El Zorro, en el Alto Patía, departamento de Cauca. Allí, durante los dos días, un amplio grupo de periodistas rompió la tranquilidad de sus moradores desde que el presidente Álvaro Uribe hizo el anuncio de la entrega de los cuerpos.

Pese a que varios helicópteros sobrevolaron la región durante el fin de semana y a los retenes que la fuerza pública mantuvo en las vías principales, apenas hoy se confirmó la salida de la caravana de la Cruz Roja Internacional hacia el lugar exacto donde las Farc entregaron los cadáveres.

A las cinco de la mañana de este lunes salió hacia un lugar indeterminado del sur occidente del país, la delegación de la Cruz Roja Internacional, acompañada por el ex candidato presidencial Álvaro Leyva.

El proceso de identificación de los diputados se iniciará tan pronto lleguen a Cali. Para esta tarea se contará con la veeduría de la Comisión Forense Internacional integrada por delegados de Francia, España y Suiza, como lo confirmó el director de la institución, Pedro Franco, quien agregó que “esa labor debe adelantarse con absoluta discreción y prudencia”.

El funcionario explicó que la Comisión Forense Internacional, que es coordinada por la OEA, tendrá como papel principal ser veedora del proceso científico que adelanten los profesionales de Medicina Legal, para certificar la imparcialidad de los resultados. “Como ha ocurrido en otros casos de desastres masivos, de muertes colectivas, las comisiones internacionales respetan el papel de los forenses y patólogos de Medicina Legal, quienes adelantarán el proceso desde cuando se reciban los cadáveres, hasta que se levante un acta con su identificación”, explicó el director de Medicina Legal.

En esta tarea participará un equipo de 12 profesionales de la institución aunque en reserva hay otro grupo adicional de 25 patólogos y médicos forenses. En representación de las familias de los fallecidos asistirá a tales diligencias el forense Carlos Eduardo Valdés, designado por la Procuraduría.

La procuradora regional del Valle, Gloria Ramírez, visitó durante el fin de semana a las familias para explicarles el protocolo de identificación.

Otro cuerpo

Extraoficialmente se informó que las Farc entregaron otro cuerpo adicional que, según este grupo armado, corresponde a un supuesto mercenario que los atacaron y que propiciaron el hecho que acabó con la vida de los políticos cautivos. Ante esto, el Gobierno respondió de manera tajante. José Obdulio Gaviria, asesor presidencial, dijo que esto le recuerda cuando los alemanes disfrazaron a rehenes polacos de soldados para justificar la invasión en la segunda guerra mundial.

Nicolás Von Arx, coordinador regional de la Cruz Roja Internacional en el suroccidente del país, dijo que esta vez tanto el gobierno colombiano como el grupo guerrillero, se habían comprometido a brindar las garantías de seguridad y hermetismo para que la misión se cumpliera con éxito. Von Arx confirmó que el operativo para la recuperación de los cuerpos de los políticos, se trató de “una operación logísticamente compleja”.

El grupo ilegal armado reconoció su parte de responsabilidad en la muerte de los 11 ex diputados del Valle que tenían secuestrados y bajo su cuidado, en un comunicado que hizo público a través de la agencia Anncol, agencia afín a las Farc, el domingo pasado. En la breve comunicación insistió en señalar como detonante de los hechos que concluyeron con la muerte de los cautivos a “un grupo armado no identificado”. Los guerrilleros recalcaron que los políticos vallecaucanos murieron durante un intento de rescate adelantado en horas de la mañana del pasado 18 de junio, en inmediaciones al río Patía, en el departamento de Nariño. Agregan las Farc que el día anterior a la muerte de los ex diputados se presentaron combates con tropas del Ejército en un sito conocido como El Zorro, ubicado a 20 minutos del campamento en el que eran mantenidos.

“Reiteramos nuestra responsabilidad como garantes que éramos de la integridad de los diputados”, añade el comunicado. Entre tanto, el asesor presidencial José Obdulio Gaviria dijo que la versión de las Farc es falsa y que nunca existieron combates que hubieran podido provocar la muerte de los políticos. Por el contrario, dice que fue por orden del Secretariado de las Farc, que el grupo que custodiaba a los políticos procedió a asesinarlos y que todo sería en revancha por la muerte de Milton Sierra Gómez, alias “JJ”.

Ajenos a las disputas entre el gobierno y las Farc, los familiares de los ex diputados, los dolientes mayores de esta tragedia, reclamaron a las partes para ver cuando termina su sufrimiento.

Ahora los familiares procederán a sepultarlos ya que es imposible cremarlos por si se necesita alguna evidencia física para la investigación. Y ahí si, comenzarán un duelo que llevan por dentro desde aquel fatídico 11 de abril de 2002, cuando las Farc secuestraron a sus seres queridos, una separación que ahora será para siempre.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.