Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/6/2008 12:00:00 AM

Familiares de los tres secuestrados que las Farc anunció que liberaría se arman de paciencia

La liberación de Gloria Polanco, Orlando Beltrán y Luis Eladio Pérez posiblemente tomará tiempo. Gobiernos de Venezuela y Colombia están listos, sólo falta que el grupo guerrillero envíe las coordenadas.

Ha corrido una semana desde que se conoció la voluntad de las Farc para liberar a tres secuestrados ‘canjeables’ y entregarlos al presidente venezolano Hugo Chávez y a la senadora colombiana Piedad Córdoba. El 31 de enero, en un comunicado firmado por el Secretariado de las Farc en las montañas de Colombia, prometieron dejar en libertad a los ex congresistas Gloria Polanco de Losada, Luis Eladio Pérez y Orlando Beltrán Cuéllar, “a quienes liberaremos unilateralmente dado su estado de salud”.

La marcha del 4 de febrero contra las Farc opacó todas las noticias, entre ellas la llegada ansiosa de los familiares de los tres secuestrados que salieron corriendo para Caracas después de conocido el comunicado. Allí, se entrevistaron con el canciller Nicolás Maduro y hoy están a la espera de un encuentro con el presidente Hugo Chávez.

La anunciada libertad de estas personas no ha tenido el mismo efecto mediático de la liberación de Clara Rojas y Consuelo González a comienzos del pasado mes de enero. Sin embargo, es igual de importante ya que Polanco, Beltrán y Pérez llevan seis años de cautiverio y según las pruebas de supervivencia que se conocieron en los últimos meses, ninguno goza de buena salud y están bastante deprimidos.

“El canciller Maduro fue muy claro en resaltar la importancia de la voluntad del presidente Álvaro Uribe, en el sentido de garantizar las condiciones de seguridad para garantizar un retorno feliz de los nuestros”, señaló Ángela de Pérez, esposa de Luis Eladio Pérez, quien permanece con los otros familiares en el Hotel Meliá de Caracas.

Su llamado fue respondido por el propio presidente Uribe, quien desde Cartagena le dio la bienvenida a cualquier liberación que quiera hacer la organización guerrillera. “Estaríamos dispuestos a facilitarla (la liberación), como se hizo en el caso de la señora Clara Rojas y de la señora Consuelo González de Perdomo”, dijo. Para esto se suspenderán las operaciones militares en los alrededores donde se entreguen a los secuestrados.

Tal como sucedió con Clara Rojas y Consuelo González, la idea es que las Farc entreguen las coordenadas del sitio en Colombia, donde un helicóptero de la Cruz Roja Internacional, con una delegación venezolana, iría a recoger a los tres cautivos para después llevarlos a Venezuela.

El presidente Uribe recordó que actualmente hay dos instancias de negociación para facilitar la liberación de los secuestrados en poder de las Farc: la Iglesia Católica y los delegados de Francia, España y Suiza.

A finales de diciembre y comienzos de enero las Farc dijeron que no había suficientes garantías para liberar a Rojas, a su hijo Emmanuel y a González. Pero después se descubrió que en su poder no tenían al hijo de Clara, y por eso no las habían liberado.

Ahora, en teoría, no hay excusas para retardarse en la liberación de los tres ex congresistas. A pesar del mal momento por el que pasan las relaciones entre Colombia y Venezuela, tanto Chávez como Uribe han mostrado su disposición para lograr que las familias Polanco, Beltrán y Pérez estén completas.

“Vamos a permanecer acá hasta que podamos reencontrarnos con ellos (los secuestrados) y esperamos que en los próximos días las Farc entreguen las coordenadas. Tenemos la esperanza de que sea muy pronto”, dijo Juan Sebastián Lozada, hijo de Gloria Polanco y Jaime Lozada, este último asesinado por las Farc en 2005 en el departamento del Huila.

Aunque la misma senadora Córdoba ha dicho que este proceso sería mucho más rápido que el de Clara y Consuelo, con las Farc nada es seguro y la libertad de Gloria, Luis Eladio y Orlando podría tomar tiempo. Por eso sus familiares han tenido que armarse de paciencia para esperar cualquier anuncio que venga desde el Palacio de Miraflores, a donde llegarán las primeras indicaciones para recoger a los plagiados.

Queda entonces la pregunta de si este es un verdadero gesto humanitario de las Farc, pues a todas luces estas tres personas no son las únicas que se encuentran enfermas y deprimidas: el coronel de la Policía Luis Mendieta ha empeorado desde su secuestro hace casi 10 años; la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt está pésima de ánimo y los restos del mayor Julián Guevara, quien murió hace dos años, no ha sido devueltos a los familiares.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.