Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/15/2008 12:00:00 AM

“Fanny está viva pero en un estado muy delicado”

Con estas palabras Mónica Suárez, mano derecha de la actriz y empresaria del teatro, conjuró las versiones en torno a su presunta muerte.

A las 3:45 de la tarde de este viernes 15 de agosto Cali se conmocionó por una falsa alarma. Justo a esa hora se diseminó por toda la ciudad el rumor sobre el fallecimiento de Fanny Elisa Mikey Orlanzky, la artista argentina que llegó a Colombia en 1959 y hoy es el alma y nervio del teatro nacional.

Fanny se encuentra recluida en la clínica Sebastián de Belalcázar de la capital vallecaucana desde el pasado 1 de agosto, debido a una infección renal. A esa ciudad llegó para cumplir con dos presentaciones artísticas de su obra ´Perfume de Arrabal y Tango´, con la que celebra sus 60 años de vida artística. En esa clínica permanece en la sala de cuidados intensivos bajo estricto control médico y un riguroso tratamiento.

Precisamente esta semana había sido trasladada a una habitación de cuidados intermedios, tras mostrar avances en la recuperación, pero este jueves súbitamente su salud volvió a empeorar y debió ser llevada de nuevo a cuidados intensivos.

Desde entonces las especulaciones en torno a su verdadero estado clínico fluían sin control, en parte por el hermetismo con el que se ha manejado el tema a petición de la familia de la artista. Sólo un comunicado emitido el mismo jueves por la fundación Teatro Nacional, una de las entidades creadas por Fanny, permitió conocer con certeza la gravedad de la situación.

“Su familia, el Teatro Nacional y su junta directiva, les hacen saber que nuestra querida Fanny, después de unos días de una recuperación muy positiva, tuvo en la tarde de hoy, una recaída por su afección renal y se encuentra en cuidados intensivos. Estamos a la espera del diagnóstico médico y confiamos en que ella, con su fortaleza y gran espíritu supere esta delicada situación de salud. En horas de la mañana les enviaremos un nuevo comunicado. Agradecemos como siempre, su comprensión, respeto y prudencia”, decía el comunicado.

Pero en horas de la tarde el desespero y la ansiedad de quienes querían saber de primera mano el estado de salud de la actriz, detonaron un rumor que rodó como una bola de nieve por las autopistas caleñas, “Fanny está muerta”.

Media hora más tarde, Mónica Suárez, mano derecha de la empresaria del teatro, atendió a los periodistas agolpados en las afueras de la clínica y desmintió la versión. “Fanny está viva pero en un estado muy delicado. Está sometida a un tratamiento más fuerte, sedada, pero no inconsciente. Le pido a los medios de comunicación que tengan calma, yo misma saldré a informar en su momento cualquier eventualidad”, expresó la señora Suárez a los periodistas, un tanto molesta por la falsa versión sobre la muerte de Fanny. Así concluyó la segunda semana de enfermedad de la artista, en medio de rumores, con mucho hermetismo, pero con millones de voces orando y pidiendo porque se alivie pronto y vuelva a interpretar el papel de su vida como forjadora del teatro colombiano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.