Martes, 17 de enero de 2017

| 2007/11/27 00:00

Farc destacan “la solvencia moral” de Chávez y dicen que su mediación era la única esperanza del canje

En un texto puesto en su página de internet este martes, Iván Márquez la emprende contra el presidente Uribe y lo llama “miserable, muy miserable”. En cambio, alaba “el prestigio” del presidente venezolano.

Iván Márquez, guerrillero de las Farc. FOTO: AP

Las Farc afirmaron que la frustrada negociación del presidente de Venezuela Hugo Chávez era la “única esperanza” para lograr el canje de secuestrados en manos de los rebeldes por guerrilleros en prisión. “Miserable, muy miserable la actitud de Uribe al suspender la mediación humanitaria del presidente Hugo Chávez y la senadora Piedad Córdoba, cuando era la única esperanza para lograr el canje de prisioneros en Colombia”, dijo en un comunicado divulgado el martes Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez y miembro de la dirección de las FARC.
 
“Sin descartar eventualidades, no es promisorio el horizonte futuro”, señaló Márquez en el comunicado divulgado por la página de internet del grupo. Márquez se reunió con Chávez y Córdoba en Caracas para una primera discusión sobre el intercambio.

Aunque el jefe rebelde dijo que esa mediación de Chávez era la “única esperanza” para el canje, al final de su nota de página y media y en un cínico comentario, hizo un llamado a persistir en el intercambio y no permitir que “se apague la luz” del canje.

“A los familiares y allegados de los prisioneros de las partes contendientes, nuestro llamado a persistir. Que no se apague la luz del canje. Encontraremos una salida”, expresó Márquez su mensaje, fechado en las ‘Montañas de Colombia’ el 23 de noviembre, o un día después que Bogotá anunció el fin de las gestiones de Chávez.

Tanto por la decisión de Uribe -argumentando que Chávez desoyó sus pedidos de no entrar en contacto directo con mandos militares colombianos porque era ‘inconveniente’- como por las frases del jefe rebelde en su comunicado, el asunto del intercambio parece alejarse para por lo menos 46 secuestrados en manos de las FARC, algunos de ellos con hasta 10 años de cautiverio, como para cientos de insurgentes en las cárceles.

Márquez no se ahorró adjetivos para describir la decisión del mandatario colombiano, a quien calificó de desde “grosero desaire contra un presidente amigo” hasta “enemigo público número uno del canje humanitario”, así como para el Comisionado de Paz colombiano, Luis Carlos Restrepo.

“Ignoramos que le hizo creer a Uribe que sería más eficaz el sinuoso como intrigante comisionado Restrepo que una intermediación con toda la solvencia moral y el prestigio que caracterizan al presidente Chávez y a la senadora Córdoba”, agregó.

El cierre de las negociaciones del venezolano además desembocó el fin de semana en la más grave crisis diplomáticas entre Bogotá y Caracas en tiempos recientes con ambos presidentes lanzándose duros ataques personales. Y las Farc ya tienen claro porque tienen tomaron abiertamente partido en esta confrontación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.