Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2007/07/26 00:00

Farc siguen jugando con dolor de familias de diputados: les piden contactar a ‘cualquiera’ de sus ‘unidades’

La guerrilla de las Farc puso un insólito trámite burocrático para devolver los cadáveres a sus seres queridos: les exigen que formen una comisión, pero no les dicen dónde están los restos.

Farc siguen jugando con dolor de familias de diputados: les piden contactar a ‘cualquiera’ de sus ‘unidades’

La guerrilla de las Farc, primera responsable en el asesinato de los 11 diputados del Valle, expidió en las últimas horas un comunicado en el que le pide a los familiares de los diputados “delegar a dos de ellos la tarea de acompañar al Comité Internacional de la Cruz Roja al lugar donde se hallen los despojos mortales de los diputados”. Eso sí, no le dicen en qué lugar están los restos.

Y además les dicen que tienen que ir con Álvaro Leyva. ¿Cómo? Pues, según el Comando Conjunto de Occidente Farc- EP, que firma el comunicado divulgado en la mañana de este jueves, los familiares, los delegados de la Cruz Roja y el ex candidato presidencial, pueden ir y contactarlos. ¿Cómo hacer eso? La guerrilla responde: “Los cuatro pueden contactar a cualquiera de las unidades ubicadas en el occidente para proceder inmediatamente con la ubicación”.

En el comunicado las Farc dicen también que “aceptamos el ofrecimiento presidencial para que una comisión internacional de forenses de la cual hagan parte los tres países facilitadores se encargue de los análisis correspondientes”.

Tras su anuncio, de nuevo pusieron a correr a todos los familiares de los diputados. Todos en medio de la incertidumbre volvieron a encontrarse para ponerse de acuerdo con la designación de sus delegados.

¿Es posible creerles a las Farc? Ya va más de un mes del asesinato de los 11 diputados y esta es la única respuesta que hasta ahora han dado. Entre tanto, casi todas las condiciones que pidieron están dadas para que los cadáveres sean entregados a sus familiares, quienes esperaron cinco años y medio para ver a sus seres queridos en libertad. Pero vivos. El Comité de la Cruz Roja Internacional, Cicr, ya dio el sí para servir de intermediario y el gobierno del presidente Álvaro Uribe se comprometió a cesar los operativos militares en las zonas donde posiblemente se entregarían los cuerpos. Pero ha transcurrido más de un mes y los diputados aún no reciben un funeral digno.

La desesperanza está enquistada en los corazones de cada una de las familias de los diputados muertos. Cada vez que recuerdan las palabras del escueto comunicado del grupo guerrillero, donde anunciaron la muerte de 11 de ellos y la supervivencia de sólo uno, aumenta el dolor.

Al pensar que sus esposos e hijos murieron en el cruce de disparos “con un grupo militar sin identificar”, según las Farc, continúa la tristeza porque presienten que no fue así. Las familias creen que los insurgentes dispararon a mansalva, cerca de sus cuerpos, seguramente con fusiles. Las Farc dijeron que no pudieron protegerlos de las balas, y como si fuera poco, responsabilizaron de las muertes al gobierno por no acordar el intercambio humanitario en los últimos cinco años.

En una muestra más de cinismo de este grupo armado, en las últimas horas a través de Anncol, la agencia de noticias que reproduce el pensamiento de las Farc, dicen en un texto: “Lamentamos la muerte de los 11 diputados, hacemos llegar una vez más las condolencias a los familiares y amigos de las víctimas”.

Los diputados fueron sacados de la asamblea, a sangre y fuego. Tras el secuestro los mantuvieron en un cautiverio inhumano, encadenados y enviando escasas pruebas de vida a sus seres queridos, y finalmente, les dieron muerte. Ahora negocian con sus cadáveres.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.