Domingo, 22 de enero de 2017

| 2008/07/16 00:00

Fernando Araújo se va de la Cancillería

A su regreso a Colombia tras un largo viaje al exterior, el cartagenero Fernando Araújo renunció a la Cancillería después de un año y cuatro meses al frente. Este jueves se posesiona como nuevo canciller el ex embajador en Buenos Aires, Jaime Bermúdez.

Fernando Araújo fue candidato a la Alcaldía de Cartagena en 1998. Durante la administración del presidente Andrés Pastrana se desempeñó como Ministro de Desarrollo.

Fernando Araújo, quien ocupaba la cartera ministerial encargada de las relaciones del gobierno colombiano con los demás países, renunció este miércoles. Araújo presentó su dimisión tras llegar de un viaje por Japón, donde se celebraron los 100 años de relaciones con este país, y de reunirse con el presidente Lee Muyng-bak de Corea del Sur.

El hoy ex canciller, estuvo en esta cartera desde el 28 de febrero de 2007. En los medios ya se había ventilado la posibilidad de su retiro con el anuncio de que Jaime Bermúdez, quien viene de ocupar la embajada en Argentina, se posesione en el cargo de Ministro de Relaciones Exteriores.
 
Araújo Perdomo fue nombrado Canciller después de seis años de cautiverio en manos de las Farc que terminaron con su fuga el 31 de diciembre de 2006. El gobierno vio en su nombramiento una manera efectiva de hacer llegar un mensaje contra la barbarie del secuestro perpetrado por las Farc.
 
Entre los retos que tuvo que afrontar estuvo el de lidiar con la demanda que Nicaragua entabló ante La Haya reclamando las islas de San Andrés y Providencia. Su gestión sufrió la más dura prueba con la crisis diplomática surgida a partir de un ataque a un campamento de las Farc en territorio ecuatoriano, el 1 de marzo pasado. Venezuela, Ecuador y Nicaragua, congelaron o cortaron sus relaciones diplomáticas con Colombia.
 
La actividad diplomática de Araújo fue duramente criticada por la mayoría de analistas, al no lograr el restablecimiento de las relaciones con Ecuador. Sin embargo otros argumentaron que el problema de la debilidad de su gestión no fue su capacidad, sino que se debió a otros factores como al hecho de que los funcionarios del servicio exterior en su mayoría son nombrados para pagar favores políticos y no son de carrera, o a que Colombia no cuenta todavía con una política exterior sólida.
 
Con el nombramiento de Bermúdez, sin embargo, soplan nuevos vientos para las relaciones exteriores. El ex embajador, experto en comunicaciones tendrá varios retos como el restablecimiento de las relaciones con Ecuador, el mejoramiento de las relaciones con los vecinos e impulsar el TLC. Su posesión será este viernes a las 3 de la tarde y este 20 de julio se estrenará con la visita del presidente de Brasil Luis Ignacio Lula Da Silva.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.