Viernes, 20 de enero de 2017

| 2007/02/13 00:00

Fernando Botero

Fue la figura pública de más alto rango que cayó por cuenta del proceso 8.000. Ministro de Defensa, funcionario estrella de la administración Samper y fijo candidato presidencial para sucederlo, Botero cayó en desgracia cuando la justicia lo condenó por enriquecimiento ilícito a favor de terceros, en 1996.

Fernando Botero

 Pagó dos años y medio de reclusión en la Escuela de Caballería, desde la cual se convirtió en el más grande acusador del ex presidente Ernesto Samper por la financiación ilegal de la campaña que lo llevó al poder. En 1996 fue nuevamente procesado, esta vez por enriquecimiento ilícito a favor propio. La razón, el abogado de Samper, Luis Guillermo Nieto Roa, lo acusó de apropiarse de más de mil millones de pesos que habría consignado en cuentas en el extranjero. Hace dos semanas fue condenado por apropiarse de dineros de la fundación que recaudaba dinero para la campaña de Samper.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.