Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2003/09/15 00:00

Francisco Hernández II

Francisco Hernández II

Tránsito y malla vial:

Semana.com: La ciudad tiene 200.000 huecos en su malla vial. Para arreglarlos se necesitan 415.000 millones de pesos. Cali no tiene esa plata porque la sobretasa a la gasolina, impuesto que debía proveer los recursos para el mantenimiento de la malla vial está comprometido así: el 70 por ciento durante 10 años para financiar la construcción del sistema de transporte masivo, el 23,5 por ciento se destina a pagar parte de la reestructuración de pasivos del municipio durante 14 años y el 6,5 por ciento se utiliza en la financiación de la transversal 103. ¿Cree que es necesario revisar la destinación de este impuesto o lo piensa dejar como está?

F.H.: Indiscutiblemente hay que revisarlo. Hice un llamado a la administración actual para que nos informe a cargo de qué bolsillo vamos a realizar el mantenimiento del sistema integral de transporte masivo. A Cali no le puede pasar como a Bogotá que el 75 por ciento de los recursos generados por la operación del sistema se quedan en las manos de los operadores y el mantenimiento y la reposición de la red se paga de cuenta del IDU. El municipio de Cali colapsaría donde esto sucediera. Por ende los recursos que generemos en el sistema los destinaré a la reposición de la malla vial. Recordemos que el 80 por ciento de los ciudadanos se transportan en vehículos de servicio público todos los días y es para ellos, en aras de mejorarles la calidad de vida, que debemos trabajar en este tema.

Semana.com: Con este panorama, ¿qué políticas ha diseñado para darle solución a los huecos de la malla vial en la ciudad y dónde piensa conseguir el dinero?

F.H.: Jhon Maro me dejará la ciudad llena de huecos pero para precisar medidas de choque a corto plazo para taparlos tengo que esperar a ver en qué estado me deja las finanzas municipales para saber con qué me puedo comprometer.

Semana.com: Sobre la construcción del sistema de transporte masivo, bautizado MIO, ¿cómo va a asegurar la transparencia en la adjudicación de contratos y en el manejo de los recursos después del escándalo del actual alcalde?

F.H.: En mi gobierno quiero invitar, desde el primer día, a la gente de transparencia internacional para que verifiquen según sus estándares cada contrato o compromiso. Yo hice un llamado público para que en lo que resta de la actual administración se congelarán los procesos de licitación y adjudicación del sistema integral de transporte masivo. Los escándalos que han generado las metidas de pata del alcalde Rodríguez le ponen un manto de dudas a la transparencia del proyecto. Para asegurar la transparencia me apoyaría en las medidas que el gobierno Uribe propone para estos casos. Una de las fórmulas para asegurar la transparencia de esta cuantiosa inversión sería contratando la mano de obra no calificada que se requiere cuantiosamente durante la construcción en cada barrio y comuna por donde van a pasar las rutas del sistema, eso sería lo más democrático para con la economía local.

Basuras:

Semana.com: Cali tiene una montaña de 70 metros de altura que es una vergüenza nacional. Esta montaña ya se ha derrumbado en varias oportunidades causando muertos y heridos entre los recicladores, además contamina constantemente las aguas del río Cauca de donde se surte el acueducto de puerto Mallarino del cual toman agua el 75 por ciento de los caleños. La CVC, autoridad ambiental de la región, mediante una resolución de 1998 determinó el cerramiento de Navarro pero hasta la fecha las administraciones municipales han obtenido prórrogas. Uno de los graves y grandes problemas de la ciudad radica en la imposibilidad para sellar el basurero de Navarro y encontrar un lote para construir el primer relleno sanitario de Cali. ¿Cuál es su propuesta concreta frente a este tema?

F.H.: Yo fui quien firmó, siendo director de planeación municipal, con la anterior directiva de la CVC la resolución para el sellamiento de Navarro. En este tema el alcalde Rodríguez ha sido timorato y poco recursivo. El negocio de la disposición de residuos sólidos es muy bueno por eso debe permanecer dentro de los negocios municipales. Pretendo realizar un estudio de la mano del Dagma y la CVC para encontrar de una vez por todas el lote definitivo para hacer el relleno. Pero como alcalde lo que sí puedo asegurar es que en Navarro no se seguirá botando la basura del municipio. Lamentablemente el municipio al no tener capacidad de inversión en este momento tendrá que entregar en concesión el componente educativo, de recolección, el transporte, la clasificación y la disposición final de sus residuos sólidos. Este negocio es una posibilidad de generar más empleo para muchos caleños.

Semana.com: ¿Aceptará la propuesta de la CVC en la cual esta entidad entraría a formar parte de una alianza estratégica con Emsirva y el municipio de Cali para manejar la disposición final de residuos?

F.H.: Aceptaría la alianza estratégica mientras el negocio no quede en manos de un particular. Preferiría que esta entidad se marginará de este negocio ya que es juez y parte por ser quien regula y vigila el medio ambiente en la región.

Emcali:

Semana.com: Aunque es un tema que parece ir encontrando un norte propio y una salida para que la empresa de servicios públicos de Cali no sea liquidada. ¿Cuál será su postura frente a este asunto?

F.H.: Yo aspiro a que esta empresa siga siendo pública, rentable y que genere inversión social que es lo que necesita la ciudad. Después de arreglar el problema financiero habrá que tomar medidas para atender la actualización y el mantenimiento de los servicios públicos en Cali. Hay obsolescencia de 20 a 30 años en las redes de acueducto y alcantarillado, he manifestado ese temor en la construcción del sistema de transporte masivo. Tampoco se le ha hecho en mucho tiempo mantenimiento a los canales recolectores de aguas lluvias de la ciudad por lo que nos inundamos a cada rato. Todo esto deberá cambiar al recuperarse la gobernabilidad de la empresa.

Semana.com: Actos como las dos tomas a la torre de Emcali dan cuenta de un sentimiento de rechazo, movilización ciudadana y franca rebeldía frente al tema. Si la empresa definitivamente es liquidada, ¿cómo manejará las posibles consecuencias de tan impopular decisión?

F.H.: Creo que de acuerdo con las nuevas posturas del sindicato, junto al compromiso de recuperar la gobernabilidad de la empresa y conservarla como entidad dan cuenta de mi intención de que Emcali no sea liquidada. Si esto ocurriese mi gobierno, que tendrá una mezcla de cultura ciudadana con el ejercicio del principio de autoridad, no podría aceptar actos vandálicos que atenten contra la buena prestación de los servicios públicos en la ciudad.

Social:

Semana.com: Las cifras de la red de solidaridad son contundentes: en el 2001 Cali recibió 6.000 desplazados y en el 2002 esta cifra subió a 56.000 desplazados. Diariamente llegan personas a Cali que presionan la demanda de servicios básicos por parte del municipio. ¿Cómo manejará esta situación en términos de salud, vivienda, y educación?

F.H.: Me acojo de manera clara y puntual a la política del gobierno nacional en este tema y reitero en hacerle un llamado para que su presencia aumente para conseguir que los desplazados regresen a sus parcelas. Es la mejor manera de solucionar este tema. Si existen recursos del municipio que se puedan comprometer para la atención de los desplazados los usaré con el criterio de la buena administración, de lo contrario tendré, como todos los alcaldes del país que sufren este drama en sus municipios, que ir donde le Presidente con la cara en alto a solicitarle ayuda económica.

Semana.com: Esta situación sumada a la falta de empleo, de cobertura en salud y educación han deteriorado el tejido social de la ciudad al punto que hoy Cali se encuentra dividida en dos: el Distrito de Aguablanca y la zona de ladera por un lado y la urbe tradicional por el otro. ¿Qué propuestas tiene para reconstruir la estructura social y buscar mayor equidad entre los diferentes sectores que componen Cali?

F.H.: Ese es el verdadero problema de Cali. Hay falta de compromiso social por buena parte de la dirigencia. El sector marginal continúa reclamando la presencia de alguien que los escuche, les tienda la mano, que les brinde oportunidades de participación en la construcción de la Cali donde ellos son ciudadanos invisibles y tratados como de tercera categoría. Las necesidades son muchas y estaré pendiente de trabajar junto con ellos para irles abriendo un camino en el cual sus voces se empiecen a escuchar. Denunciaré a los empresarios que discriminan dejando de contratar personas que viven en el distrito de Aguablanca o la zona de ladera, eso se tiene que acabar. Cuando yo hablo de unir a Cali con Cali estoy tratando de juntar a los diferentes seres humanos que están tratando de sacar la ciudad adelante para que la fuerza de todos haga la diferencia.

Otros temas:

Semana.com: ¿Integraría Yumbo, Candelaria y Jamundí a Cali para consolidar una fuerte área metropolitana?

F.H.: No le puedo apostar a la consolidación del área metropolitana pero para nadie es ajeno que buena parte de los servicios públicos domiciliarios que genera Cali son prestados y cedidos a municipios vecinos, existe muy buena relación en materia de transporte público y normatividad. Pero creo que Cali esta ubicada de manera estratégica en una región de ciudades y por esa razón debemos continuar en el proceso que se inició hace años de consolidar una fuerte economía regional sin necesidad de crear un distrito capital o área metropolitana. Debemos continuar siendo socios estratégicos en el desarrollo de diferentes políticas.

Semana.com: Se conoce la gran influencia del diario El País para la ciudadanía caleña. Inclusive durante los últimos meses se ha visto un gran despliegue informativo atacando la actual administración. ¿Cómo piensa manejar esta situación durante su campaña y luego como alcalde?

F.H.: Hay una desventaja obvia, clara y evidente para todos los candidatos que estamos aspirando a la Alcaldía, sin embargo reconozco que en la ciudad tenemos otros diarios como El Tiempo, el Occidente y El Caleño que pueden de alguna manera nivelar las cargas. Yo aspiro que si quedo de alcalde ese medio de comunicación obre con honestidad y no replique los errores de otras épocas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.