Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/09/15 00:00

Francisco Lloreda II

Francisco Lloreda II

Educación:

Semana.com: Para el año 2003 se calcula que hay en Cali 150.000 niños por fuera del sistema educativo engrosando el caudal de personas que pueden convertirse en delincuentes. ¿Qué políticas va a desarrollar para aliviar esta grave situación?

F.Ll.: Sin buena educación no hay futuro, sin buena educación seguiremos postrados, yo tengo un compromiso moral para convertir a Cali en la capital educativa y cultural de Colombia. Cali ha logrado avances en materia educativa durante el último año largo, en la medida en que ha logrado ampliar la cobertura en 30.000 cupos en el calendario que se inicia. Tenemos una cobertura muy baja en primaria que no supera el 75 por ciento cuando a nivel nacional es prácticamente del ciento por ciento. Mi compromiso es que los niños y los jóvenes puedan estudiar. Que por lo menos en los próximos cuatro años terminen la educación básica por ser un mandato constitucional. La reforma educativa, que lideré siendo ministro de Educación, le ha dado al gobierno de Uribe valiosas herramientas para ampliar la cobertura y mejorar la calidad. Conozco la ley como la palma de mi mano y me voy a empeñar a fondo en su aplicación en Cali porque creo que a través de ella vamos a lograr tener una mejor educación pública, más organizada y llegando a más conciudadanos. La calidad educativa de Cali es deplorable contrario a lo que ocurre a nivel nacional, la mitad de la matrícula en Cali es pública y la otra mitad es privada. Ante la ausencia del Estado la comunidad ha buscado respuestas por eso el grueso de la matrícula de los sectores populares es privada pero infortunadamente muchos de estos colegios ofrecen una baja calidad educativa. Hace 20 años Cali tenía una calidad educativa que se codeaba con la calidad de la educación en Bogotá, yo propongo un plan de cinco puntos para recuperarla: hacer respetar el tiempo de los alumnos en clase, que los muchachos puedan contar con textos escolares pertinentes y financiados por el municipio, insistir en las tareas ya que los niños que llevan a sus casas responsabilidades académicas tienen mejor rendimiento esto requiere el acompañamiento de los padres, impulsar el hábito de la lectura por eso estoy comprometido con un agresivo plan para ampliar la red de bibliotecas públicas y por último, acabar con la inequidad que existe para el acceso a la educación superior.

Tránsito y malla vial:

Semana.com: La ciudad tiene 200.000 huecos en su malla vial. Para arreglarlos se necesitan 415.000 millones de pesos. Cali no tiene esa plata porque la sobretasa a la gasolina, impuesto que debía proveer los recursos para el mantenimiento de la malla vial está comprometido así: el 70 por ciento durante 10 años para financiar la construcción del sistema de transporte masivo, el 23,5 por ciento se destina a pagar parte de la reestructuración de pasivos del municipio durante 14 años y el 6,5 por ciento se utiliza en la financiación de la transversal 103. ¿Cree que es necesario revisar la destinación de este impuesto o lo piensa dejar como está?

F.Ll.: Comparto que el 70 por ciento se destine a financiar el sistema de transporte masivo pero no estoy de acuerdo con que el 23,5 por ciento garantice el programa de saneamiento fiscal del municipio. Estoy hablando de unos 10 mil millones de pesos, poquita plata pero Cali la necesita para comenzar a tapar los huecos.

Semana.com: Con este panorama, ¿qué políticas ha diseñado para darle solución a los huecos de la malla vial en la ciudad y dónde piensa conseguir el dinero?

F.Ll.: No comparto la política del no se puede. Es cierto que la malla vial está deteriorada y pareciera existir un concurso en Cali contando los huecos. Debemos dedicar menos tiempo a contar los huecos y más energía para taparlos. El sistema de transporte masivo se va a encargar de solucionar la mayor parte de estos huecos pero no podemos esperar a que comiencen las obras para empezar a tapar los huecos de la ciudad. Al día siguiente de ser elegido alcalde, si esa es la voluntad de los caleños, aspiro a convocar al Concejo de la ciudad para que le introduzcamos un profundo revolcón al presupuesto del próximo año, el que me tocaría manejar, para que liberemos unos recursos propios para esa necesidad. No los taparemos de la noche a la mañana pero vamos a comenzar. Convocaré también a la comunidad para que se motiven a tapar el hueco de la cuadra.

Semana.com: Sobre la construcción del sistema de transporte masivo, bautizado MIO, ¿cómo va a asegurar la transparencia en la adjudicación de contratos y en el manejo de los recursos después del escándalo del actual alcalde?

F.Ll.: El sistema de transporte masivo es quizás uno de los proyectos de inversión social más importantes de la ciudad en su historia reciente. Me preocupa es que terminemos colocándole palos a la rueda que nos dilaten el cronograma. Por supuesto es muy importante que en las licitaciones y contratos que se adjudiquen no existan mantos de duda, la trasparencia es un factor vital para el buen desarrollo de esta obra y el gobierno nacional tiene los ojos puestos en el proyecto para vigilarlo. Yo no tengo elementos de juicio para dudar de la honestidad del alcalde Rodríguez ni del doctor Reveiz, se han presentado unas coincidencias infortunadas pero ello no me lleva a mí a poner el freno de mano. El gobierno municipal no está solo en este proceso y por eso, en principio, yo no tengo dudas de su buen manejo.

Basuras:

Semana.com: Cali tiene una montaña de 70 metros de altura que es una vergüenza nacional. Esta montaña ya se ha derrumbado en varias oportunidades causando muertos y heridos entre los recicladores, además contamina constantemente las aguas del río Cauca de donde se surte el acueducto de puerto Mallarino del cual toman agua el 75 por ciento de los caleños. La CVC, autoridad ambiental de la región, mediante una resolución de 1998 determinó el cerramiento de Navarro pero hasta la fecha las administraciones municipales han obtenido prórrogas. Uno de los graves y grandes problemas de la ciudad radica en la imposibilidad para sellar el basurero de Navarro y encontrar un lote para construir el primer relleno sanitario de Cali. ¿Cuál es su propuesta concreta frente a este tema?

F.Ll.: Mi propuesta se basa en tres puntos, primero: el problema de la disposición final de residuos no es sólo de Cali sino que es regional; segundo: mirar alternativas con profundo rigor técnico; tercero: la solución a este problema reclama una nueva cultura en torno a su manejo, la basura no es basura, la basura es plata, por eso yo propongo un programa social de reciclaje que comience con la separación en la fuente y que culmine con el trabajo de las personas que tradicionalmente se han dedicado al reciclaje en el basurero de Navarro.

Semana.com: ¿Aceptará la propuesta de la CVC en la cual esta entidad entraría a formar parte de una alianza estratégica con Emsirva y el municipio de Cali para manejar la disposición final de residuos?

F.Ll.: Hay que examinar todas las propuestas, me preocuparía que la CVC deje de cumplir con su misión de regular el medio ambiente en la región. Entiendo que la propuesta de la CVC es una respuesta a la indecisión que reina desde hace más de cinco años.

Emcali:

Semana.com: Aunque es un tema que parece ir encontrando un norte propio y una salida para que la empresa de servicios públicos de Cali no sea liquidada. ¿Cuál será su postura frente a este asunto?

F.Ll.: Emcali debe seguir cumpliendo una función social, no estoy de acuerdo con los que creen que la empresa se debe privatizar. De esta forma nos aseguramos una mayor sensibilidad a la hora de poner las tarifas dentro del marco regulatorio, nos permitirá también llevar los servicios básicos a zonas más deprimidas de la ciudad y por último no quisiera ceder un buen negocio a manos de particulares.

Semana.com: Actos como las dos tomas a la torre de Emcali dan cuenta de un sentimiento de rechazo, movilización ciudadana y franca rebeldía frente al tema. Si la empresa definitivamente es liquidada, ¿cómo manejará las posibles consecuencias de tan impopular decisión?

F.Ll.: La liquidación de la empresa no está en mi orden de día. El presidente Uribe ha liderado un proceso que nos permitirá salvar la empresa, el todos ponen ha comenzado a funcionar, el gobierno nacional lo ha ido aterrizado. La Superintendencia de Servicios Públicos está empeñada en revisar el contrato del PPA, un gol mayúsculo que le metieron a Cali. Por todo lo anterior no soy partidario de liquidar la empresa.

Social:

Semana.com: Las cifras de la red de solidaridad son contundentes: en el 2001 Cali recibió 6.000 desplazados y en el 2002 esta cifra subió a 56.000 desplazados. Diariamente llegan personas a Cali que presionan la demanda de servicios básicos por parte del municipio. ¿Cómo manejará esta situación en términos de salud, vivienda, y educación?

F.Ll.: El nuestro ha sido un país de desplazados. El desplazamiento hoy es un drama de unas proporciones inhumanas que no sólo compromete a Cali sino a la Nación entera. No debemos mentirle a quienes llegan a Cali para resguardarse de los infortunios que han vivido en sus tierras. Por eso propongo un plan de retorno social de estas familias recogiendo la experiencia reciente de la gobernación del departamento. Creo que ahí existen unas luces y un camino que debemos mirar.

Semana.com: Esta situación sumada a la falta de empleo, de cobertura en salud y educación han deteriorado el tejido social de la ciudad al punto que hoy Cali se encuentra dividida en dos: el Distrito de Aguablanca y la zona de ladera por un lado y la urbe tradicional por el otro. ¿Qué propuestas tiene para reconstruir la estructura social y buscar mayor equidad entre los diferentes sectores que componen Cali?

F.Ll.: Lo primero es no seguirle apostando a la polarización. El enemigo de Cali es el desempleo, las carencias en educación y salud, en vivienda y seguridad. Los caleños hemos dado muestras suficientes de solidaridad cuando así no lo proponemos y todos tenemos parte de responsabilidad en la recomposición del tejido social. El mío será un gobierno profundamente comunitario para trabajar para tender puentes porque la consigna es unir y no dividir. Los hechos concretos serían devolverle la dignidad a los miles de caleños que hoy están marginados. Mi política de vivienda es parte integral de esos puentes que pienso tender porque solucionaré el déficit de 45.000 familias que no tienen techo.

Otros temas:

Semana.com: ¿Integraría Yumbo, Candelaria y Jamundí a Cali para consolidar una fuerte área metropolitana?

F.Ll.: Lo importante no es el título, lo importante es que trabajemos de manera conjunta. Siendo director de Planeación creamos una oficina de cooperación con los municipios vecinos, son muchos los temas regionales y las dificultades que debemos resolver de manera mancomunada. Todo este trabajo debe partir del respeto por la autonomía de cada municipio, por eso no creo en la figura del área Metropolitana en este momento, existe una profunda desconfianza, entendible por cierto, mi expectativa entonces es que trabajemos de la mano con unas mesas de concertación permanentes porque juntos podemos lograr grandes cosas, divididos ninguna.

Semana.com: Se conoce la gran influencia del diario El País para la ciudadanía caleña. Inclusive durante los últimos meses se ha visto un gran despliegue informativo atacando la actual administración. ¿Cómo piensa manejar esta situación durante su campaña y luego como alcalde?

F.Ll.: No tengo ninguna ventaja por ser socio minoritario del diario. Yo no dudo que El País en cabeza de su director y sus periodistas le darán un manejo equitativo a las distintas campañas. Es más, si ello requiere que el periódico publique menos de la campaña de Kiko Lloreda a al Alcaldía, yo soy el primero en acompañar esa iniciativa. Si llego a la Alcaldía espero que realicen, como todos los medios de la región, un periodismo serio y responsable, que critiquen las actuaciones de gobierno que no compartan, es decir que se olviden totalmente de mi condición de socio y ex director del diario, yo no espero nada distinto de ellos y la ciudad no espera nada diferente, por el bien mío y por el bien del diario.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.