Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2008/03/06 00:00

“Fue una fiesta simbólica y creativa”

Iván Cepeda, organizador de la marcha, habló con Semana.com sobre los resultados y lo que puede propiciar esta movilización.

“Fue una fiesta simbólica y creativa”

Iván Cepeda Castro, representante del Movimiento de Víctimas de los Crímenes de Estado y organizador de la marcha para homenajear a las víctimas de los grupos este 6 de marzo habló con Semana.com sobre el resultado de la movilización. El hijo de Manuel Cepeda, un destacado líder del Partido Comunista que fue asesinado el 9 de agosto de 1994 por sicarios de las Auc, cree que este fue un paso importante para lograr la desmantelación de los grupos paramilitares y la reparación efectiva de las víctimas.

Semana.com: ¿Cuál es el resultado de la marcha?

El balance que hacemos de la marcha es muy positivo. Creo que nos fue muy bien. El reporte de Reuters sobre la cantidad de personas que salieron a las calles en todo el mundo fue de 8 millones. Se unieron gremios, familiares de las víctimas y diferentes sectores.

Semana.com: ¿Qué reporte le han dado de la manifestación en otras ciudades?

En Cali, Medellín, Popayán, Ibagué, Pasto, Santa Marta, Nueva York, Washington, Madrid y muchas otras ciudades salió gente a marchar. Fue una fiesta simbólica y creativa, en la que hubo un panorama visual muy nutrido, con música y expresiones histriónicas de los manifestantes. Un lenguaje de solidaridad.

Semana.com: Corrían las especulaciones de que muy pocas personas saldrían a marchar, que iba a ser una marcha manipulada por sectores políticos y que se iban a presentar disturbios. ¿Qué piensa de esto?

Se equivocaron de cabo a rabo. Fue una marcha pacífica y con una importante asistencia. No hubo manipulación de partidos políticos, sino una expresión de la sociedad civil, que por eso no deja de ser una expresión política legítima. Hubo una escaramuza al final de la jornada: Un grupo de jóvenes se enfrentaron a la Policía y terminó con la detención de algunos, pero creo que temporal y preventivamente.

Habían mensajes muy diversos, ¿creyó, en algún momento, que el mensaje a favor de las víctimas podría perderse?

Fue lo mismo que el 4 de febrero. Hubo mucha sensibilidad de parte de los asistentes. La manifestación tuvo muchas consignas, algunas vehementes, que reclamaban justicia y verdad. Desde el principio, la convocatoria fue para una jornada pluralista y eso fue evidente, hubo cabida para muchas expresiones. Pero lo más importante es que Colombia salió a manifestarse a favor de las víctimas de la violencia, causada por los paramilitares y agentes del Estado.

Y en general, ¿cuál fue el mensaje?

La gente quiere verdad, justicia y una reparación efectiva para las víctimas. Los manifestantes marcharon por eso, por que hay una colectividad que quiere el desmantelaminento total del paramilitarismo y están contra la parapolítica. Se izaron consignas de toda clase, pero la mayoría coinciden en eso.

Para terminar, ¿ahora, qué viene para las víctimas?

Este ha sido un buen comienzo para profundizar en un proceso democrático, de convocatoria nacional, con miras a que haya una reparación real a las víctimas. En la Plaza de Bolívar, con la llegada de la marcha, hicimos la instalación del movimiento nacional de víctimas con más de mil integrantes. Creemos que es necesario generar una discusión con distintos sectores. Muchos de los que se expresaron no están de acuerdo con el gobierno, pero todos pueden participar en el debate, todos los que quieren la paz están invitados.







¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.