Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/12/09 00:00

Gobierno solicita a la Fiscalía investigar quién interceptó conversaciones telefónicas del presidente Uribe

En la charla el Jefe del Estado regaña de manera muy dura a un ex funcionario de Palacio por haber intentado extorsionar en la cárcel a Raúl Grajales, una persona sindicada de lavado de activos. Escuche en Semana.com el histórico regaño presidencial.

El Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez. FOTO: LEÓN DARÍO PELÁEZ / SEMANA

El Gobierno Nacional solicitó este domingo al Fiscal General, Mario Iguarán, que “investigue con celeridad quién y por qué ha grabado conversaciones telefónicas del presidente de la República”. Se trata de una llamada telefónica revelada por Daniel Coronell, en su más reciente columna de SEMANA. En ella, Uribe regaña al fotógrafo Luis Fernando Herrera Zuluaga por haber intentado extorsionar en la cárcel a Raúl Grajales, sindicado de lavado de activos.
 
Escuche el polémico audio en la columna de Coronell titulada  ‘Gente con estrella’.
 
En la columna, Coronell afirma que “allí en Palacio, Grajales conoció un personaje muy particular. Su nombre es Luis Fernando Herrera Zuluaga, pero muchos lo llaman ‘la mechuda’ o ‘mechudo’. ‘Mechudo’ estuvo vinculado laboralmente a la Presidencia de la República, desde el comienzo del primer gobierno del presidente Uribe”.

Explica el columnista que “esas funciones las cumplió hasta el 19 de marzo de 2003, pero después de su renuncia siguió frecuentando la sede presidencial y a algunos de sus visitantes, entre ellos Raúl Grajales”

Y que a “la cárcel de Palmira, según Grajales, 'Mechudo' fue a extorsionarlo. Asegura que después de mencionar sus contactos con la Fiscalía y la DEA le pidió 15 millones de dólares para evitar su extradición. Grajales denunció en una carta el chantaje”.

Coronell recuerda que cuando “la Unidad Investigativa de El Tiempo publicó el caso, la reacción del Presidente fue llamar a Herrera y mandar a grabar la comunicación para dejar constancia de su disgusto. Es tan evidente que se estaba grabando desde el teléfono de Palacio, que antes de empezar la comunicación se alcanza a oír la agitada voz de la secretaria del mandatario, diciendo en voz baja: ‘A mí me va a dar un ataque’”.

En opinión del periodista Coronell, la grabación fue hecha intencionalmente desde el teléfono de Palacio y una de las pruebas es la expresión del presidente Uribe en tal sentido.

Sin embargo, en Casa de Nariño consideran todo lo contrario. Y por eso la exigencia a la Fiscalía para que de inmediato investigue quién y con qué intención hizo la grabación. “La conversación que circula en algún medio de comunicación, aunque refleja la actitud intransigente contra la corrupción que predica y practica el señor presidente, llegó ilegítimamente a conocimiento del público”, añadió el escrito divulgado este domingo.

COMUNICADO DE LA CASA DE NARIÑO

1. El Gobierno Nacional solicita al Fiscal General de la Nación, que se investigue con celeridad quién y por qué ha grabado conversaciones telefónicas del Presidente de la República.

2. Esa sola conducta y la filtración a la prensa, constituye una acción punible, que se agrava al poner en peligro la estabilidad y seguridad del Estado.
 
3. La conversación que circula en algún medio de comunicación, aunque refleja la actitud intransigente contra la corrupción que predica y practica el Señor Presidente, llegó ilegítimamente a conocimiento del público. Los autores de ese hecho deben ser descubiertos y sancionados con toda energía.

Bogotá, diciembre 9 de 2007.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.