Lunes, 16 de enero de 2017

| 2006/08/02 00:00

Golpe a erradicadores en La Macarena

Seis campesinos erradicadores murieron al pisar una mina antipersona en la Serranía de La Macarena en el Meta. Es uno de los golpes más graves que ha sufrido el programa de erradicación manual desde que arrancó en noviembre.

Estos son algunos de los erradicadores de La Marcarena, en el departamento del Meta. (Foto: Archivo)

Una mina antipersona sembrada en una de las zonas de erradicación en la Serranía de La Macarena, en el departamento del Meta, acabó este miércoles con la vida de seis campesinos y dejó heridos a otros siete mientras cumplían su jornada en el lugar.

Luis Alfonso Hoyos, director de la agencia de Acción Social de la Presidencia de la República, aseguró que la mina no pudo ser detectada por la Policía y el Ejército, y que muy seguramente fue sembrada por guerrilleros de las Farc, quienes siempre han amenazado con sabotear el programa para arrancar manualmente la coca denominado Colombia Verde.

Los erradicadores fallecidos eran de Manzanares, Caldas, mientras que los campesinos heridos que son atendidos en el hospital de San José del Guaviare, son oriundos de Villeta, Cundinamarca.

Con la muerte de estas personas ya son 19 víctimas fatales que dejan las Farc desde que comenzó el Programa, a finales del año pasado. Este es el segundo golpe más grave que han recibido los erradicadores, ya que el pasado 13 de febrero, 13 policías que integraban uno de los anillos de seguridad de la zona para prevenir este tipo de ataques, murieron por ataques explosivos, también en La Macarena.

“En estos momentos miembros de la Policía Nacional, el Ejército y Acción Social adelantan operativos de apoyo a las víctimas”, dice un comunicado dado a conocer por la Presidencia de la República.

Esta es la segunda fase de la operación que hasta el momento ha logrado erradicar 2.900 hectáreas de coca en el Parque de la Macarena, "el equivalente al 60 por ciento de la meta de erradicación establecida en esa reserva natural", según la Presidencia. La meta es arrancar 4.500 hectáreas.

Pese a este duro golpe, el Programa sigue adelante.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.