Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2008/07/21 00:00

Granda dice que Farc no dejarán las armas

En una carta de cuatro páginas el líder guerrillero insiste en que no serán ellos los que abandonen “la lucha armada”. El comunicado sin fecha fue dado a conocer mientras millones de colombianos marchaban pidiendo paz.

Rodrigo Granda, conocido como el canciller de las Farc, firmó la carta conocida este domingo. (Foto: Archivo SEMANA)

Nada parece conmover a las Farc. El mismo día que millones de colombianos rechazaron las acciones del grupo guerrillero y reclamaron la libertad de los secuestrados, dos líderes de esa organización subversiva publicaron en la página de la Agencia Bolivariana de Prensa  (que con frecuencia publica comunicados de esta organización) una carta en la que se niegan rotundamente a deponer las armas.

“No seremos nosotros, no y mil veces no, quienes bajemos las armas”, dicen el canciller de las Farc ‘Rodrigo Granda’ (quien fue capturado y luego puesto en libertad para que supuestamente adelantara gestiones de paz) y Jesús Santrich, un mando hasta ahora poco conocido, ambos firmantes de la carta dada a conocer este 20 de julio, día de la independencia.

Aunque no dieron nombres de ningún Presidente de Latinoamérica, Granda y Santrich aseguraron que han recibido mensajes de distintos sectores de izquierda de la región saludando la lucha de las Farc, mientras que las posiciones expresadas por otros eran “oportunistas”.

Sobre quienes abogan por el cese de la lucha armada  la carta señaló que eran “retruécanos con los que se suele manosear la realidad sin asco de arrastrar los principios para mostrarse revolucionario mientras se es oportunista, sobre todo cuando se aprovechan sinceras, pero equívocas posiciones de buena fe que han venido de probados hombres y mujeres, gobernantes o no, que claman por el desarme de las insurgencias”.

La carta de las Farc así así referencia a las recientes declaraciones que hicieron los presidentes Hugo Chávez , Rafel Correa y Fidel Castro en referencia a la perdida de vigencia de la lucha armada como medio de alcanzar el poder.

La carta de las Farc suena terca dado que esta guerrilla pasa por una de las crisis más profundas en sus 44 años de existencia.

Además, nunca antes como ahora los colombianos se habían unido para rechazar todas las acciones de las FARC, dejando sin piso un pasaje de la carta donde dicen: “el colombiano, pueblo al que pertenecemos como pueblo en armas, siempre nos ha brindado la luz y la esperanza que alimenta nuestras convicciones”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.