Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/15/2003 12:00:00 AM

Gustavo De Roux

Seguridad:

Semana.com: ¿Cuál será su política de seguridad y qué puntos de la política de seguridad del alcalde Rodríguez le parece que deben continuar?

Gustavo de Roux: Mi política de seguridad estará orientada a disminuir la violencia urbana y a garantizar protección a las gentes que habitan en la ciudad. La seguridad y la convivencia son un conjunto integral en que trabajaremos para mejorar la percepción que tienen los caleños de su seguridad. En cuanto a la convivencia vamos a fortalecer los procesos de civismo y de cultura ciudadana haciendo educación callejera, además trabajando el tema de valores como el respeto, la tolerancia y la solución pacífica de conflictos en escuelas, colegios e iglesias. La seguridad la vamos a fortalecer aumentando la acción de la Policía en lugares claves de la ciudad, mejorando los sistemas de comunicación e información y acercando la justicia a los ciudadanos; para lograrlo vamos a reforzar las casas de justicia y la participación ciudadana en los procesos de vigilancia y en las estrategias de control en barrios y comunas.

Semana.com: Cali ha sufrido tres secuestros masivos en los últimos años. ¿Qué propuestas nuevas hace frente a este sensible tema?

G.R.: Rechazo total al secuestro y movilización de los ciudadanos para protestar por esta modalidad de violencia. El secuestro es una forma de esclavitud del mundo moderno que convierte a los seres humanos en semovientes, en mercancías y les conculca todos los derechos y libertades básicas. En el caso de los secuestros masivos vamos a apoyar a las autoridades en las campañas para combatir el secuestro y sumarnos al diseño de estrategias de prevención que dificulten el secuestro. Estas iniciativas irán de la mano con el desarrollo de estrategias de seguridad comunitaria y personal.

Semana.com: La Policía Metropolitana recibe anualmente 1.100 millones de pesos mientras que los Bomberos reciben 6.000 millones. ¿De donde sacará recursos para ampliar el pie de fuerza y mejorar la capacidad de la Policía?

G.R.: Decididamente aumentaré los recursos que el municipio le destina a la Policía. Será un esfuerzo grande que haremos debido a las difíciles condiciones económicas por las que atraviesa Cali. Tendremos que ser creativos para buscar alternativas de financiamiento ya que el problema de la violencia urbana tiene que ver con el deterioro de las relaciones de convivencia y con la acción del hampa organizada por eso hay que actuar con decisión en ambas direcciones.

Semana.com: En una fuerte ofensiva la Policía Metropolitana adelanta redadas cada fin de semana arrestando individuos con órdenes de captura vigentes y personas cometiendo delitos en flagrancia. ¿Será esta una política de seguridad que contará con su apoyo o propone otras maneras de contrarrestar la alta criminalidad que sufre la ciudad?

G.R.: La criminalidad hay que combatirla y hay que apoyarse en sistemas de vigilancia epidemiológica de homicidios que son estrategias que permiten focalizar e identificar los lugares de mayor criminalidad para dirigir los operativos de control a donde se necesitan. La violencia es una perversión de la relación humana y por eso hay que actuar sobre los comportamientos humanos, también hay que actuar sobre las instituciones que regulan la vida social para que éstas sean productoras de civilidad y no reproductoras de violencia.

Finanzas:

Semana.com: ¿De dónde piensa sacar recursos para el desarrollo y la inversión social en Cali sabiendo que el municipio, si bien es viable, se ve asfixiado por la reestructuración de su deuda durante 14 años?

G.R.: En Cali cada niño nace con una deuda de 300.000 pesos. El municipio debe 600.000 millones de pesos y efectivamente está hipotecado durante los próximos 14 años, los primeros años los pagos que se realicen sólo se abonarán a intereses y servicio de la deuda, no se pagará capital. La propuesta concreta que tengo en este sentido es renegociar con la banca para que no cobren intereses el próximo año, se otorgue más plazo al municipio y a cambio se le aumente el porcentaje que se agrega a la DTF para pagar en los siguientes años. Vamos a aumentar el recaudo de los impuestos en Cali y se legalizarán 68.000 predios que comenzarán a pagar predial. Vamos a racionalizar el gasto focalizándolo en lo que consideramos prioritario. Mejoraremos la eficiencia de la administración municipal pues con lo que nos cuesta la ineficiencia los caleños podríamos arreglar buena parte de la malla vial. Por último el municipio gestionará ante las entidades de cooperación nacional e internacional buenos proyectos para conseguir recursos de inversión en el plano social.

Semana.com: A pesar de que el recaudo en los impuestos aumentó considerablemente en los últimos años, ante la falta de dinero en el municipio ¿piensa crear más impuestos, subir los existentes o condonar a los morosos?

G.R.: No voy a poner nuevos impuestos pero la administración les dará la pelea a los evasores, tenemos que aumentar el recaudo y de esto debe ser consciente la ciudadanía caleña. Tampoco ofreceré, irresponsablemente, condonación a los morosos en un momento en que la ciudad lo que necesita es que todos pongan su grano de arena.

Semana.com: Dentro de los 48.000 millones de pesos que le llegan al Valle del Cauca por cuenta del plan de desarrollo no se incluyeron partidas para Cali. ¿Qué opina de la actividad de los parlamentarios vallecaucanos y cómo será su interlocución con ellos?

G.R.: En ese sentido el balance es muy pobre. Cali es una de las ciudades más deterioradas en Colombia, afectada por las crisis social y económica, altamente endeudada y con pocas posibilidades de inversión para su desarrollo. Los recursos del plan de desarrollo eran vitales para aliviar en algo las necesidades de la ciudad más importante del suroccidente colombiano.

Salud:

Semana.com: Según datos de la Secretaría de Salud municipal para el año 2003 el 45 por ciento de los caleños no tiene cobertura de salud, este problema se concentra entre los estratos con menores recursos. ¿En esta materia cuál será el mecanismo que propone para ampliar la cobertura y de dónde saldrán los recursos?

G.R.: Sólo el 11 por ciento de los caleños tienen acceso a los subsidios para salud. Un poco más de 50 por ciento de los caleños no cuentan con cobertura en salud, son los que llaman los vinculados: que no son lo suficientemente pobres para el régimen subsidiado ni lo suficientemente ricos para estar en el régimen contributivo. A los vinculados los atienden las instituciones de salud que le facturan a los fondos del Estado. Lo que tenemos que mejorar allí es la eficiencia en la atención de las instituciones que son de ámbito municipal. Allí existe un problema grave porque hay fallas en la calidad de la atención, demoras en las urgencias y desorden administrativo. En respuesta a esto vamos a racionalizar la atención y los recursos mejorando la eficiencia hasta en nivel dos que le corresponde a Cali. También vamos a fortalecer la atención básica y los procesos de prevención, tenemos que evitar que la salud de los caleños se deteriore y que llegue tanta gente las instituciones de salud en demanda de atención. Voy a fortalecer la atención primaria en salud, es la forma más económica y masiva de afectar positivamente la comunidad en su calidad de vida. En perspectiva lo que tenemos que hacer es aumentar la eficiencia para que los 97.000 millones de pesos que se gasta Cali anualmente en salud cubran las necesidades de la población, el municipio no tiene de dónde sacar más recursos.

Educación:

Semana.com: Para el año 2003 se calcula que hay en Cali 150.000 niños por fuera del sistema educativo engrosando el caudal de personas que pueden convertirse en delincuentes. ¿Qué políticas va a desarrollar para aliviar esta grave situación?

G.R.: En primer lugar aumentando la cobertura. Estoy comprometido para que durante los cuatro años como alcalde ningún niño caleño se quede sin cupo escolar hasta la básica secundaria. Para esto vamos a racionalizar la oferta educativa: en Cali hay 702 aulas desocupadas que pueden ser utilizadas, tenemos que copar la capacidad de las instituciones públicas y privadas porque no hay plata ahora para hacer más colegios y hay que ampliar la cobertura reorganizando el servicio educativo. Hay que supervisar la adjudicación de subsidios para evitar la duplicidad y las asignaciones irregulares, hay que terminar el censo educativo para visualizar la problemática desde una perspectiva territorial y saber dónde están las falencias, cómo está distribuido el servicio educativo, como están distribuidos los recursos territorialmente. Esto nos servirá como fuente de consulta e información y apoyará la racionalización de la oferta educativa. Tenemos que mejorar la capacidad de gestión de la Secretaría de Educación municipal siguiendo el buen ejemplo de Bogotá pero sobre todo haciendo énfasis en la actualización de la información. Por último tenemos que esforzarnos por mejorar la calidad de la educación en la ciudad con procesos de autoevaluación, cumplimiento de estándares y con incentivos los docentes.

Ahora yo veo un cuello de botella porque la educación hoy en día no es pertinente. No podemos seguir haciendo mejor más de lo mismo, de lo que no sirve. En Cali dos de cada tres bachilleres no pueden entrar a la universidad y están sin empleo, la tasa más alta de desempleo se presenta entre los bachilleres. O sea que nosotros en la escuela estamos produciendo unos desempleados ilustrados que viven frustraciones muy grandes para ellos y sus familias. Tenemos que ofrecer alternativas de capacitación para el trabajo, centradas en la posibilidad de desarrollar una vida útil y productiva en asocio con instituciones como el Sena.

La vinculación en los últimos años de primaria del taller microempresarial le enseñará a los niños a buscar opciones alternativas de vida y sustento económico, el hecho es que tenemos que buscar formar para el emprendimiento y en eso me la juego a fondo. Quiero cambiar el enfoque de la formación escolar.

Continúa
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.