Martes, 17 de enero de 2017

| 2008/07/24 00:00

Hasbún, empresario bananero, cuenta como se volvió paramilitar

El ex jefe del bloque Bananero y cerebro de muchas de sus actuaciones en Urabá, comenzó a rendir versión libre ante un Fiscal de Justicia y Paz en Medellín, y contó su primer encuentro con Fidel Castaño, creador de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá.

Hasbún, empresario bananero, cuenta como se volvió paramilitar

Como suele suceder en las primeras versiones libres de los jefes desmovilizados, Raúl Hasbún, alias “Pedro Bonito”, no se extendió en detalles sobre las formas en que el bloque Bananero se fue tomando a punta de plomo gran parte del Urabá Antioqueño sino que trató de justificar su ingreso a las Autodefensas Unidas de Colombia y sus primeros acercamientos a la familia Castaño.

Visiblemente alterado por la presencia de las cámaras de televisión, el empresario de Urabá, contó que debido a la presencia de la guerrilla en la zona, él y otros finqueros (la familia Hasbún ha sido de tradición bananera y ganadera en esta zona del país desde finales de los setenta) decidieron reunirse para acordar un aporte mensual de 200 mil pesos cada uno para contratar seguridad privada. Cada cierto tiempo, dijo Hasbún sin mencionar fechas, se reunían en la IV Brigada del Ejército para dar el reporte a los militares.

En vista de que el Ejército no actuaba en la zona contra los grupos guerrilleros, Hasbún decidió poner en venta parte de sus tierras y trasladarse a Santa Fe de Antioquia, al occidente del departamento. Allí contactó al señor Alfonso Berrio a quien le ofreció 1500 hectáreas en Urabá. Berrio le dijo que “ni loco le compraba esas tierras llenas de guerrillos”. Hasbún, desilusionado, le dijo que si tan sólo tuviera la oportunidad de conocer a “Rambo” (Fidel Castaño) le pediría el favor de que “limpiara” toda esa zona.

Esa frase, cuenta alias “Pedro Bonito” en su versión libre, fue la que motivó semanas después una visita de dos paramilitares a su casa en Medellín. Ellos le preguntaron que si era verdad lo que había dicho sobre “Rambo”, él les dijo que sí y pocos meses después lo citaron para que se reuniera con Fidel Castaño en una casa deshabitada del barrio El Poblado de la capital antioqueña. Esa fue sólo una de las muchas reuniones que tuvieron los dos personajes durante los tres meses siguientes. “Desde ese momento –dice Hasbún- comenzamos una amistad de muchos años pero no con Fidel sino con Vicente Castaño que se me estaba haciendo pasar por su hermano”. Luego Vicente le presentaría al resto de sus hermanos y al comandante del Bloque Metro, alias “Doble Cero”.

Fue en una reunión con Salvatore Mancuso, Carlos y Vicente Castaño en la finca Las Tangas en Urabá cuando le notificaron a alias “Pedro Bonito”, que sería comandante de las AUC. Vicente le dijo que tenía dos noticias para darle, una buena y una mala. La buena era que se iban a retomar el Urabá con 150 hombres y la mala era que él sería uno de los comandantes.

Hay que recordar que según declaraciones de los ex paramilitares Salvatore Mancuso y Éver Veloza García, alias “H.H.” fue Hasbún el hombre que se ideó los pagos que las multinacionales bananeras hicieron a esa organización ilegal, a través de la Convivir Papagayo. Sobre este tema y sobre la comunidad de paz de San José de Apartadó dijo que hablaría en el transcurso de la semana. 

Unas 150 víctimas que pudieron participar en la audiencia desde Urabá en dos salas en Apartadó y en la Casa de la Cultura de Chigorodó esperan que también se refiera al el despojo de cientos de hectáreas en estas zonas del país. Gracias a recursos aportados por la Organización Internacional para las Migraciones cuarenta de estas personas campesinas estarán en Medellín desde este jueves para solicitar acceso directo con el ex empresario bananero.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.