Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2007/04/18 00:00

Hermano del Presidente dice que foto con un ‘narco’ no fue tomada en “ninguna reunión clandestina”

Santiago Uribe Vélez, hermano del Jefe de Estado, aseguró que esperará “con paciencia que el senador Petro aporte las pruebas que demuestren que desde la casa de la hacienda La Carolina se coordinaban las acciones” criminales mencionadas por Gustavo Petro. En alusión al dirigente del Polo, el Presidente dice que fue “un mediocre guerrillero”.

Esta es la fotografía que mostró Gustavo Petro en el debate. A la izquierda está Fabio Ochoa Vásquez, uno de los miembros del clan de los Ochoa que en su momento integraron el cartel de Medellín y hoy extraditado. Y a la derecha, está Santiago Uribe Vélez, hermano del Presidente.

Santiago Uribe Vélez, hermano del Presidente de la República, fue una de las personas más mencionadas durante el debate por el paramilitarismo en Antioquia, convocado por el senador del Polo Democrático Alternativo, PDA, Gustavo Petro.

Por ejemplo, el congresista de izquierda volvió a tocar el tema que la Fiscalía cerró contra el hermano del Jefe del Estado por el caso de ‘Los doce apóstoles’, un grupo paramilitar sindicado del asesinato de por lo menos 50 personas en Yarumal, Antioquia, entre 1993 y 1994. Petro recordó que en el proceso se mencionó como base del grupo a la finca La Carolina, de propiedad de la familia del Presidente.

“A partir de la fecha esperaré con paciencia que el senador Petro aporte las pruebas que demuestren que desde la casa de la hacienda La Carolina se coordinaban las acciones por él mencionadas”, refutó en las últimas horas Santiago Uribe, en un comunicado puesto en la página web de la Presidencia de la República.

También hubo reacción por parte del Jefe del Estado. En una clara alusión a Petro, dijo que fue “un mediocre guerrillero”. Esa fue la primera declaración del Presidente Uribe al debate convocado por el senador de Polo Democrático y ex miembro del M-19. El Presidente de la República dijo: “Yo estaría bien preparado para la guerrilla porque leí con mucho juicio a Mao Tse Tung y a Marx. Además habría sido buen guerrillero, porque no habría sido guerrillero de calumnias, sino de fusil. Habría sido exitoso militarmente, no protagonista de calumnias. Eso de ser mediocre guerrillero y lúcido calumniador dice muy mal de la personalidad de la guerrilla”
 
La reacción de Santiago

De igual manera, Santiago Uribe Vélez, restó importancia por una foto exhibida por Petro durante el debate. En la fotografía aparecen departiendo y abrazadas seis personas. A la izquierda está Fabio Ochoa Vásquez, uno de los miembros del clan de los Ochoa que en su momento integraron el cartel de Medellín. Y a la derecha, está Santiago Uribe Vélez, hermano del Presidente. “La foto expuesta por el senador Petro, como cualquiera otra en la que yo aparezca, no pudo haber sido tomada en ninguna reunión clandestina. Soy un ciudadano que pasea con la frente en alto por doquier”, dice en el comunicado.

Según Gustavo Petro, la foto fue tomada en el año de 1985. Es decir, es posterior al asesinato del entonces joven ministro de Justicia, Rodrigo Lara Bonilla. El funcionario fue asesinado en una calle de Bogotá por sicarios del cartel de Medellín.

El magnicidio llevó al entonces presidente Belisario Betancur a declararle una guerra sin cuartel a la mafia. Se trató de una acción sin precedentes en la que todas las fuerzas del Estado iniciaron una cacería en la búsqueda de Pablo Escobar, Carlos Ledher, Gonzalo Rodríguez Gacha y los hermanos Ochoa.

Precisamente, al día siguiente del asesinato el Ejército allanó la primera propiedad de los narcos. Se trataba de la hacienda La Veracruz, propiedad del clan de los Ochoa en cercanías de Repelón, 50 kilómetros al sur de Barranquilla.
 
La Veracruz era uno de los nombres que había entrado a formar parte de la mitología de la mafia colombiana. En la misma categoría estaban los nombres de otras haciendas como Nápoles de Pablo Escobar. Era vox populi quiénes eran los narcos y cuáles sus propiedades. Para entonces el más monumental laboratorio para el procesamiento de coca –Tranquilandia– ya había caído en poder de las autoridades y se sabía que entre los capos que lo controlaban estaban los Ochoa.

Luego vinieron los años de terror en el que la mafia produjo unos golpes dolorosos contra la sociedad colombiana. Los hermanos mayores de los Ochoa estuvieron combatiendo al Estado, pero luego decidieron entregarse a la justicia y después de purgar sus condenas salieron libres y declararon que querían rehacer sus vidas por lo que ahora mantienen una rutina discreta. Sin embargo, Fabio Ochoa Vásquez, según la DEA, continuó con sus actividades ilícitas por lo que fue enviado en extradición a Estados Unidos.
 
'No era un secreto'

El hermano del Presidente, sin embargo, no rebatió si la foto es tomada en el año 1985 o antes. En declaraciones al diario El Tiempo dijo que “no era un secreto que su padre, Alberto Uribe y los Ochoa crecieron juntos y negociaron con caballos”.

Pero, ¿quién es el hermano del Presidente? A pesar de la inmensa popularidad de Álvaro Uribe Vélez y del gusto que tiene el Jefe del Estado por el reconocimiento popular, Santiago es todo lo contrario. Se trata de una persona completamente alejada de los asuntos públicos y huye de las cámaras. Prefiere estar siempre en actividades de más bajo perfil.

También es reconocido en Antioquia por su afición a los caballos y como un destacado ganadero de reses bravas. Luego de la violenta muerte de su padre Alberto -asesinado, indefenso y amarrado por las Farc, en una acción donde el propio Santiago fue herido-, y ante la agitada vida política que escogió su hermano mayor Álvaro, fue quien se hizo cargo de administrar los bienes rurales que heredaron. Uno de ellos es la hacienda La Carolina, ubicada en Yarumal.

‘Los doce apóstoles’

A inicio de los años 90, según denuncias de Amnistía Internacional y otras organizaciones de derechos humanos, la región de Yarumal fue azotada por una ola de muertes selectivas que se le atribuyó a un grupo de limpieza social, supuestamente financiado por comerciantes y ganaderos de la zona. El grupo, al que se le atribuyó la muerte de por lo menos medio centenar de personas, fue identificado por los medios de comunicación como el de ‘Los apóstoles’ pues entre sus cabecillas estaría un sacerdote.

En las pesquisas que hicieron los investigadores de la Fiscalía aparece en el año 1996, la versión juramentada del declarante 002, a quien las autoridades le reservaron su identidad. En su extenso testimonio da detalles de cómo operaba el grupo y cómo contaba con la complicidad de las autoridades locales y de hacendados de la zona.

Según dijo la Fiscalía a SEMANA, el 25 de agosto de 1999 se dictó auto inhibitorio a favor de Santiago Uribe, y aunque a varias de las personas mencionadas en ese proceso se les dictó orden de captura, a finales de los años 90 ya habían sido canceladas, por lo que se deduce que fueron absueltos de los cargos.

Comunicado oficial

El siguiente es el texto del comunicado de Santiago Uribe Vélez que está en la página de la Presidencia.

“Respuestas a algunas aseveraciones hechas por el senador Gustavo Petro durante el debate a las Convivir realizada el día de ayer en la plenaria del Senado.
 
1. Me siento orgulloso y nunca me avergonzaré de haber recibido de mí padre el ejemplo de no dejarse maltratar voluntariamente de nadie y en especial de ninguna clase de bandidos.

2. Desde hace trece años (13) he sido administrador de fincas y he sorteado positivamente las dificultades originadas por la difícil situación de orden público en la que nos hemos visto envueltos los campesinos que mantenemos en este país.

3. Las casas de las fincas que he administrado han sido y, Dios mediante, serán el albergue de las autoridades debidamente constituidas.

4. Los radios de comunicación que poseo siempre han estado entrelazados con la misma clase de autoridades.

5. La foto expuesta por el senador Petro, como cualquiera otra en la que yo aparezca, no pudo haber sido tomada en ninguna reunión clandestina. Soy un ciudadano que pasea con la frente en alto por doquier.

6. Desde el martes 21 de junio de 2005 estoy esperando que el senador Petro aporte, a las autoridades competentes, las pruebas de las cobardes acusaciones hechas en mí contra.

7. A partir de la fecha esperaré con paciencia que el senador Petro aporte las pruebas que demuestren que desde la casa de la hacienda La Carolina se coordinaban las acciones por él mencionadas.

SANTIAGO URIBE VÉLEZ

Medellín, 18 de abril de 2007”

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.