Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/13/2007 12:00:00 AM

Horror en carretera colombiana: 10 personas murieron en bus en que asaltantes prendieron fuego

Tres personas que subieron al vehículo quisieron despojar de sus pertenencias a los demás pasajeros. El intento de robo terminó en tragedia. Superintendente de Transportes y Puertos dice que, en Colombia, no hay normas que permitan revisar qué transportan quienes viajan por tierra en servicio público.

Este miércoles 12 de diciembre, el conductor Jaime Rodríguez, de la empresa de buses Coofronorte – Libertadores, salió en uno de los vehículos desde Bogotá para cubrir la ruta que pasa por Tunja, Duitama y que llega a Sogamoso.

El bus, marca Scania y de placas XGC 565, partió a las 5:10 de la tarde y en el municipio de Duitama recogió a siete personas, entre ellos, dos hombres y una mujer que se sentaron en la parte trasera del vehículo.

Lo que parecía un viaje rutinario se convirtió a las 9:50 de la noche en un verdadero infierno. Las tres personas que se habían sentado atrás se levantaron en el kilómetro 11 del recorrido, en jurisdicción del municipio de Sogamoso, en un sitio conocido como ‘vuelta de Malta’.

Intimidaron al conductor y a los pasajeros, “tal vez para despojarlos de sus pertenencias”, según dice el general Luis Alberto Moore, comandante de la Policía de Carreteras. Rociaron gasolina por las bancas y por el piso del bus. Incluso, varios testigos declararon que el combustible cayó sobre algunos pasajeros. Entonces varios de ellos se levantaron y se inició un forcejeo con los asaltantes.

Hasta este punto, todas las versiones coinciden. Pero con el pasar de las horas se conocieron dos historias diferentes.

La de varios pasajeros dice que en medio de la confusión y del alboroto adentro del bus, uno de los asaltantes encendió un fósforo y provocó un incendio. El conductor saltó por la ventana del bus, que aún estaba en movimiento, y murió atropellado por el mismo.

Por su parte, el general Moore explica que, en medio del forcejeo, “el conductor hizo una maniobra brusca. El bus lo expulsó por la parte frontal y lo atropelló. Quedó sin vida. El vehículo se fue contra un muro de contención que hay en ese punto y siguió su marcha, rozándolo. El movimiento produjo chispas, que encendieron fuego”, según dice el general Moore, y esto provocó la completa incineración del bus.

Ahora, las versiones vuelven a coincidir en cuanto a que en medio del desespero y las llamas, algunos pasajeros rompieron ventanas y lograron salir de la llamarada, que en pocos minutos se expandió por todos los espacios del automotor.

El resultado fue desastroso. Diez personas murieron y hasta ahora las autoridades están trabajando en la identificación de ocho cuerpos que quedaron incinerados completamente y fueron trasladados a Tunja, donde esperan reconocerlos. El general Moore dice que entre este grupo se encuentran dos de los asaltantes.

La otra persona que falleció es “Tirso Alejandro Chaparro, un hombre de 66 años, que alcanzó a llegar al hospital, pero, lamentablemente, falleció”, le dijo a Semana.com Víctor Pedraza, gerente del Hospital de Sogamoso.

Mientras tanto, se recuperan en unidades médicas de la región 13 personas, que son Diego Franco Merchán de 24 años, Mireya Aldana de 35 años, Luis Eduardo Izquierdo Cardenas de 23 años, Miguel Ángel León Amado de 19 años, Jhon Alexander Ariza de 41 años, Camilo Andrés Hernández Ariza de 18 años, Miriam Ballesteros de 54 años, José Blanco Martínez de 57 años, Amanda Gil Gil de 36 años, Diego Lizcano de 17 años, Doris Gómez de 31 años y Marly Dayana Alfonso Gómez de 14 años. Todos presentan quemaduras entre primero y segundo grado.

Según el general Moore, fue capturado como presunto responsable Luis Eduardo Izquierdo, que se recupera en un centro asistencial porque tiene quemaduras en las manos y en la cara. Luego quedará a disposición de la Fiscalía para que haga las investigaciones pertinentes. De los otros dos asaltantes no se tienen identidades aún.

El lamentable hecho deja un gran interrogante: ¿qué hacían pasajeros de un bus con combustible dentro del vehículo? Es una respuesta que las autoridades deben dar. Y es un hecho que deben prevenir que se repita.

A ese respecto, Álvaro Cardona, superintendente de Puertos y Transporte, le dijo a Semana.com que “indiscutiblemente, hay una irregularidad. Estamos esperando las investigaciones de la Policía para establecer si la empresa tuvo algo que ver y definir si se inicia una investigación”.

El funcionario comentó que “obviamente se sabe que un pasajero no debe transportar combustible”, y explica que, si los pasajeros subieron el combustible, es algo difícil de controlar porque “en ninguna parte del mundo hay requisas o revisiones de paquetes en vehículos de movilización por carretera. Se ve en el transporte aéreo, pero ni en el marítimo ni por tierra. Se parte del supuesto de que el transporte de pasajeros es de pasajeros, pero nada de elementos como el que llevaban en este bus”.

El tema no crearía tanta conmoción si no se tratara de las vísperas de vacaciones, cuando miles de personas se movilizan por las carreteras del país.

Por estas épocas, la Policía de Carreteras demuestra gran esmero en controlar las condiciones en que trabajan los conductores de las rutas intermunicipales. Son frecuentes los operativos en las terminales de transporte, donde a veces hasta ordenan retrasar los viajes para exigir que quienes conducen estén en perfectas condiciones de salud y con suficientes horas de descanso que les permitan soportar los extensos viajes.

Pero, de acuerdo con el Superintendente, hay dificultades para establecer qué viaja en los equipajes de los pasajeros. Él enfatiza en que “no existe reglamentación sobre controles de lo que los viajeros llevan. A nadie le esculcan los paquetes”.

O sea que, el incidente de este miércoles, además del lamentable saldo de diez muertes, deja un reto: el de analizar cómo regular los contenidos de las maletas de pasajeros de buses, sobre todo, los intermunicipales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?