Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/1/2006 12:00:00 AM

Insistencia por el Acuerdo Humanitario

Las familias de varios secuestrados por las Farc le insisten al Presidente reelecto que la única salida para que sus seres queridos queden en libertad es lograr un acuerdo humanitario.

Finalizado el proceso electoral en el cual la democracia reeligió como
Presidente de Colombia al doctor Alvaro Uribe Velez, los familiares de los secuestrados de los policias, militares y políticos reasumimos el papel de defensores del ACUERDO HUMANITARIO, como única salida posible y segura al drama del secuestro que viven nuestros familiares, algunos por espacio de casi nueve años.

Por lo anterior, nos permitimos comunicar a la opinión pública que:

1. Nuestra actitud discreta durante las elecciones presidenciales, se
fundamentó en evitar que la infortunada situación de los secuestrados fuera utilizada inapropiadamente.

2. Finalizados los comicios del pasado domingo, son nuestro deber y
obligación reactivar la actividad pública encaminada a recuperar la
libertad, de quienes por tantos años vienen padeciendo el horror de la selva.

3. Nuestros familiares han sido calificados como "canjeables" por parte de sus captores, para ser intercambiados por guerrilleros de las FARC presos.

4. A partir de esta clasificación nuestros familiares se convirtieron en
retenidos políticos, por lo cual la negociación para obtener su liberación salió de la órbita familiar y quedó bajo la responsabilidad del gobierno nacional.

5. Durante casi cuatro años hemos recurrido incansable y constantemente ante el señor Presidente de la República, para que en uso de las atribuciones que le confieren la Constitución, las leyes colombianas y el Derecho Internacional Humanitario facilite las condiciones para iniciar un proceso de negociación con las FARC-EP, que finalice con un ACUERDO HUMANITARIO.

6. Existen antecedentes de conocimiento público, que demuestran la
creciente solidaridad hacia el ACUERDO HUMANITARIO, reflejada en que el 62.9% de los encuestados avalan una negociación con la guerrilla y un 59.8% se encuentra de acuerdo con que el gobierno pacte un intercambio humanitario, lo cual se constituye en un mandato ciudadano para el Presidente reelegido.

7. Nos permitimos reiterar nuestro reconocimiento y agradecimiento a la Comisión Internacional integrada por Francia, España y Suiza por el
acompañamiento que han brindado y que esperamos continúen.
8. El ACUERDO HUMANITARIO es viable jurídica, política y humanitariamente, las cuales son herramientas adicionales al apoyo que a ese convenio han ofrecido ciudadanos de nuestro país y del mundo, como garantes de que facilitar las condiciones para su concreción sería una decisión acertada por parte del señor Presidente de la República.
 
Por lo anterior, nos declaramos en vigilia permanente a la espera de conocer con optimismo los resultados de las gestiones ordenadas por el señor Presidente de la República le ha anunciado al País y que nos demostrará su determinación de adelantar cuanto antes el Acuerdo Humanitario.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.