Martes, 24 de enero de 2017

| 2007/10/12 00:00

Jorge Luis Caballero (prófugo) - Movimiento Apertura Liberal

Jorge Luis Caballero (prófugo) - Movimiento Apertura Liberal

Es otro de los congresistas que están en el ojo del huracán desde 2005 por vínculos con el paramilitarismo en Magdalena. Hijo de gobernador y ex congresista, Caballero pertenece a una de las castas políticas más influyentes de su departamento, en el cual comenzó a hacer política desde 1990.

Pese a que su sede política fue destruida tras un atentado en 2002 -al parecer por orden de las autodefensas-, en las elecciones para Cámara de Representantes de ese año logró la votación más alta de Magdalena, concentrada en los municipios de zona de influencia paramilitar.

Las versiones sobre sus vínculos con grupos de autodefensas comenzaron desde su llegada al Congreso y fueron concretadas el 16 de mayo de 2005 por los congresistas Gustavo Petro y Wilson Borja, en el primer debate que hubo en el país sobre los vínculos de la política y el paramilitarismo. Según Petro, Caballero tuvo nexos con el desmovilizado ex jefe del Bloque Norte de las Autodefensas Rodrigo Tovar Pupo, alias ‘Jorge 40’.

Caballero se defendió de tales acusaciones señalando que su alta votación en Magdalena es histórica y se debe a la labor social que realizó como gobernador del departamento, la cual le dio amplio reconocimiento en la región. Sin embargo, los estudios de Petro señalan que después de ser gobernador, Caballero apenas pudo mantener su votación en las zonas en las que hizo mayor inversión social, mientras que aumentó inusitadamente en regiones a las que menos servicios y asistencias llevó.

A comienzos de 2006, Caballero fue uno de los congresistas expulsados del uribismo por orden presidencial. En ese momento estaba inscrito en la lista de Cambio Radical liderada por Germán Vargas Lleras, pero fue éste quien le notificó que ya no era bienvenido en la bancada de gobierno.

Tras buscar infructuosamente cabida en otros partidos, logró inscribirse por el partido Apertura Liberal, del desinvestido ex congresista José Luis Flórez (preso por su participación en el Pomaricazo, un escándalo de corrupción en el que la Cámara de Representantes perdió 7.000 millones de pesos por contratos irregulares).

Con este partido logró mantener su curul en la Cámara, en donde siguió siendo miembro de las comisiones primeras, encargadas de las reformas constitucionales y leyes como la de alternatividad penal, que fijó las penas para los paramilitares desmovilizados.

El último dolor de cabeza para Caballero fue el señalamiento de Rafael García, ex jefe de informática del DAS, oriundo de esa región del país, según el cual el congresista fue beneficiado con la zonificación electoral que los paramilitares hicieron en la Costa Atlántica.

Por eso, la Corte Suprema de Justicia lo llamó a indagatoria el 15 de febrero de 2007, sindicado de concierto para delinquir y fraude electoral. Tan pronto como conoció la noticia, escapó. El Congreso lo declaró persona ausente desde el 3 de mayo de 2007 y hoy día sigue prófugo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.