Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/15/2003 12:00:00 AM

Juan Manuel Pulido II

Tránsito y malla vial:

Semana.com: La ciudad tiene 200.000 huecos en su malla vial. Para arreglarlos se necesitan 415.000 millones de pesos. Cali no tiene esa plata porque la sobretasa a la gasolina, impuesto que debía proveer los recursos para el mantenimiento de la malla vial está comprometido así: el 70 por ciento durante 10 años para financiar la construcción del sistema de transporte masivo, el 23,5 por ciento se destina a pagar parte de la reestructuración de pasivos del municipio durante 14 años y el 6,5 por ciento se utiliza en la financiación de la transversal 103. ¿Cree que es necesario revisar la destinación de este impuesto o lo piensa dejar como está?

J.M.P.: Más que la destinación yo revisaré lo concerniente a los 5 puntos de incremento que se registró este año. Esos 5 puntos no tienen por qué ser utilizados en el pago de las obligaciones enunciadas, toda vez que estos acuerdos se pactaron sobre la base gravable del 20 por ciento y no del 25 por ciento que tenemos en la actualidad. Esos 5 puntos serán destinados únicamente a la malla vial y trataremos que el 23,5 por ciento comprometido con los bancos sea un porcentaje menor.

Semana.com: Con este panorama, ¿qué políticas ha diseñado para darle solución a los huecos de la malla vial en la ciudad y dónde piensa conseguir el dinero?

J.M.P.: Unos recursos importantes se derivarán de la puesta en operación de la planta asfáltica del municipio: vamos a contratar con Metrocali para que nos compre el asfalto que requiere la ejecución de algunas de sus obras viales. Con los rendimientos de dicha transacción vamos a crear el Fondo de Pavimentos de donde saldrán los recursos para construir y reconstruir la malla vial que no es interesada por el Sitm. Además la operación de nuestra planta asfáltica regularizará los precios del mercado del asfalto y lograremos una mayor cobertura. Adicional a todo lo anterior tenemos los 5 puntos que vamos a recuperar de la sobretasa a la gasolina, más la liberación de parte del porcentaje que se destina para los bancos.

Semana.com: Sobre la construcción del sistema de transporte masivo, bautizado MIO, ¿cómo va a asegurar la transparencia en la adjudicación de contratos y en el manejo de los recursos después del escándalo del actual alcalde?

J.M.P.: Como lo he hecho durante toda mi vida pública y privada. Ningún acto administrativo de los realizados por mí, ha podido ser tachado de corrupto ni amañado, aunque muchos quisieran que así fuera.

Basuras:

Semana.com: Cali tiene una montaña de 70 metros de altura que es una vergüenza nacional. Esta montaña ya se ha derrumbado en varias oportunidades causando muertos y heridos entre los recicladores, además contamina constantemente las aguas del río Cauca de donde se surte el acueducto de puerto Mallarino del cual toman agua el 75 por ciento de los caleños. La CVC, autoridad ambiental de la región, mediante una resolución de 1998 determinó el cerramiento de Navarro pero hasta la fecha las administraciones municipales han obtenido prórrogas. Uno de los graves y grandes problemas de la ciudad radica en la imposibilidad para sellar el basurero de Navarro y encontrar un lote para construir el primer relleno sanitario de Cali. ¿Cuál es su propuesta concreta frente a este tema?

J.M.P.: Hacer rellenos sanitarios en el área que nos vendió la CVC y cuyas tierras aledañas, según el POT son las idóneas para seguir desarrollando el relleno sanitario, me refiero a Navarro. El negocio seguirá siendo público, es decir lo seguirá manejando Emsirva. La empresa municipal contratará las actividades para hacer un buen relleno sanitario con empresas de ingeniería caleña.

Semana.com: ¿Aceptará la propuesta de la CVC en la cual esta entidad entraría a formar parte de una alianza estratégica con Emsirva y el municipio de Cali para manejar la disposición final de residuos?

J.M.P.: No acepté que fuera socia de Emcali como se pretendió cuando me desempeñé como agente especial designado, menos la aceptaré como socia de Emsirva. La CVC tiene que seguir siendo nuestro árbitro en materia ambiental.

Emcali:

Semana.com: Aunque es un tema que parece ir encontrando un norte propio y una salida para que la empresa de servicios públicos de Cali no sea liquidada. ¿Cuál será su postura frente a este asunto?

J.M.P.: La misma que mantuve entre mayo y diciembre de 2001, cuando demostré hasta la saciedad, y el presidente Álvaro Uribe así lo entendió, que Emcali es viable y debe seguir siendo pública (control de gastos y eficacia en el recaudo).

Semana.com: Actos como las dos tomas a la torre de Emcali dan cuenta de un sentimiento de rechazo, movilización ciudadana y franca rebeldía frente al tema. Si la empresa definitivamente es liquidada, ¿cómo manejará las posibles consecuencias de tan impopular decisión?

J.M.P.: Espero que eso no vaya a pasar nunca, porque precisamente estamos en vía de la recuperación.

Social:

Semana.com: Las cifras de la red de solidaridad son contundentes: en el 2001 Cali recibió 6.000 desplazados y en el 2002 esta cifra subió a 56.000 desplazados. Diariamente llegan personas a Cali que presionan la demanda de servicios básicos por parte del municipio. ¿Cómo manejará esta situación en términos de salud, vivienda, y educación?

J.M.P.: El drama de los desplazados nos toca a todos los colombianos, pero como alcaldes de las ciudades afectadas por esta situación, responsables de propios y extraños, estamos obligados a exigir al Presidente de la República que diseñe muy bien el presupuesto de la guerra, porque ella no deja sólo muertos sino también gente despavorida que huye de la muerte. Ahora bien, estoy completamente opuesto a que se ofrezcan programas habitacionales para los desplazados, a ellos tenemos que ofrecerles garantías para regresar a sus tierras, no podemos seguir ampliando los latifundios y quedarnos sin campesinos que labren la tierra y la pongan a producir.

Semana.com: Esta situación sumada a la falta de empleo, de cobertura en salud y educación han deteriorado el tejido social de la ciudad al punto que hoy Cali se encuentra dividida en dos: el Distrito de Aguablanca y la zona de ladera por un lado y la urbe tradicional por el otro. ¿Qué propuestas tiene para reconstruir la estructura social y buscar mayor equidad entre los diferentes sectores que componen Cali?

J.M.P.: La inversión social. Sólo en la medida en que gobernemos para todos, tratando de solucionar las necesidades insatisfechas de unos y otros vamos a reducir esa inmensa brecha social. Trabajaré en distintos órdenes, a la gente hay que garantizarle el ingreso y por ello vamos a democratizar la contratación pública; con nuestro programa educativo mejoramos no sólo el aspecto que lleva su nombre sino que trabajamos también la salud y la nutrición con los restaurantes escolares y el programa escuela saludable. No toleraré ninguna forma de explotación infantil. Todo ello redundará en el mejoramiento de la seguridad y convivencia ciudadana. Además, es necesario trabajar en la titulación de predios porque mientras esto no se haga la gente no puede hacer nada con esos bienes, es como si no fueran realmente propietarios. Ya tengo una experiencia que mostrar en tal sentido. Cuando fui gerente de Invicali fui también responsable de los procesos de titulación de los predios que componen los barrios San Judas tercera etapa, San Pedro, San Benito y Veracruz.

Otros temas:

Semana.com: ¿Integraría Yumbo, Candelaria y Jamundí a Cali para consolidar una fuerte área metropolitana?

J.M.P.: Es un sueño para los caleños pero una amenaza para los mandatarios de las localidades vecinas. Mi labor como Alcalde de Cali sería liderar un proceso en el que desaparezcan las amenazas del pez grande que se devora al chico, para que los vecinos entiendan que de esa consolidación muchas cosas buenas y positivas pueden derivarse en el marco de relaciones basadas en el respeto mutuo y el bienestar de todos.

Semana.com: Se conoce la gran influencia del diario El País para la ciudadanía caleña. Inclusive durante los últimos meses se ha visto un gran despliegue informativo atacando la actual administración. ¿Cómo piensa manejar esta situación durante su campaña y luego como alcalde?

J.M.P.: Yo pienso trabajar con todo el mundo. No me siento perseguido por el diario ni tengo por qué cazar peleas con nadie.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.