Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2002/06/30 00:00

Kosovo

Kosovo

La tragedia de Bosnia-Herzegovina fue tan grave que cuando fue a pasar lo mismo en Kosovo, la comunidad internacional tuvo que intervenir por la culpa y el karma que llevaban encima. (El holocausto judío fue posible no solamente por el exterminio que Hitler hizo de los judíos sino por la entrega sumisa que los europeos hicieron de la población judía). Generalmente cuando se presentan exterminios de esta forma hay grandes elementos de omisión que permiten que el exterminio pueda pasar. La no intervención en el caso de Bosnia fue una manera de dejarlos morir. Esta gente murió de la manera más horrible.

La misma política de exterminio que se utilizó sobre Bosnia-Herzegovina se repitió sobre Kosovo. Empezaron a masacrar albaneses y albano-kosovares. (Todos se llaman serbio-bosnios, albano-kosovares, serbio-croatas, porque son poblaciones de enclaves, metida en otro lado por los repartos de los imperios). Era tan escandaloso lo que había pasado en Bosnia, los rumores de la pasividad con que se permitió ese exterminio que salpicó de sangre a Europa, que tenían que hacer algo en Kosovo porque de lo contrario iban a matar a los kosovares exactamente igual como mataron a Bosnia. Por eso la Otan decidió intervenir en Kosovo pero tuvo una serie de problemas.

Para salvar a los albano-kosovares del exterminio serbio bombardearon Kosovo. Muy complicado porque bombardearon a la población que iban a salvar, evitando que los mataran los serbios que eran tan peligrosos. ¿Cómo van a salvar a un pueblo bombardeándolo? La llamada guerra inteligente está diseñada para que los hombres que la peleen no mueran, sino que muera la población o muera lo que ellos llaman el enemigo. Bombarderos a 70.000 pies de altura tienen un margen de error muy grande sobre los blancos. Por ejemplo, la embajada china o el puente por el que estaban huyendo los refugiados con todos los bultos, los niños y las carrozas. Eso de que son operaciones quirúrgicas, milimétricamente planeadas, hechas en juegos de video, en la práctica no es así. En la práctica bombardearon a Kosovo, a los albaneses, kosovares y serbios para supuestamente detener el exterminio serbio sobre los kosovares. Iba a haber un exterminio, no hay duda de eso y el capitulo de Bosnia se iba a extender a Kosovo en los mismo términos, es más, ya habían empezado a construir las fosas comunes. Pero bombardearlos de esa manera tan indiscriminada no era la solución. Lo malo no fue la intervención misma sino el tipo de intervención que se hizo. Fue una intervención indiscriminada, como la quimioterapia que por matar las células cancerosas mata todas las células del cuerpo.

A partir de la Segunda Guerra Mundial se creó una idea, francamente dantesca, de la guerra y es creer que se puede acabar con el enemigo destruyendo la infraestructura. En la Segunda Guerra Mundial los alemanes se inventaron un sistema para alejar al enemigo de las fuentes de abastecimiento, destruyendo la infraestructura del enemigo consideraron que era destruir al enemigo. La guerra se vuelve total cuando se empieza a destruir las torres de energía, las represas de agua, o los puentes, y ese es el esquema de guerra moderna: la guerra total. Eso es meterse con la población civil porque lo que se destruye no solamente alimenta al enemigo sino a toda la población. Con esa estrategia pasan cosas como lo que sucedió durante el bombardeo a Kosovo cuando decidieron que el aparato de propaganda de Milosevic era la televisión serbia y la bombardearon. Es como decir Inravisión. ¿A quien mataron? Murieron luminotécnicos, camarógrafos, un poco de gente en el edificio que estaban emitiendo la señal de televisión. Mataron 48 personas en el edificio con el fin de matar la estrategia de propaganda de Milosevic. El bombardeo a Kosovo tuvo cualquier clase de barbaridades y se hizo para evitar un exterminio que sí se iba a dar.

En un momento pusieron tanta presión sobre el pueblo serbio que les tocaba entregar a Milosevic o los serbios desaparecían. Le pusieron las sanciones más terribles a Serbia hasta que llevaron al pueblo en una disyuntiva extrema, aunque ellos hacía mucho tiempo querían tumbar a Milosevic pero no habían podido. Lo tumbaron finalmente cuando ya había pasado todo. Serbia quedó para botar, la dejaron completamente destruida, nadie pudo después reparar Sarajevo, todo lo que se destruyó se quedó así y ese pueblo lo desbarataron entre la comunidad internacional, los exterminios y la pasividad de todo el mundo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.