Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2008/05/16 00:00

La agenda del acuerdo humanitario en Lima

El tema de la liberación de los secuestrados quedó en segundo lugar en las reuniones bilaterales en el encuentro entre la Unión Europea y América Latina. El comercio internacional y el informe de Interpol opacaron al intercambio humanitario

El presidente colombiano Alvaro Uribe se reúne con el primer ministro francés Francois Fillon.

Desde hace varios días el presidente Uribe había dicho que aprovecharía su viaje a la Cumbre de Mandatarios de América Latina, del Caribe y de la Unión Europea, en Lima para hablar sobre el tema del secuestro. “Hago un llamado a estos bandidos de las Farc que deberían liberar hoy a los secuestrados con motivo de esta cumbre, a la doctora Ingrid Betancourt y a todos los plagiados",dijo esta mañana.

Ayer, en una rueda de prensa en la casa de Nariño, antes de partir hacia Lima y luego de reunirse con el presidente de la República Checa, Miroslav Topolánek, Uribe dijo que su gobierno y las fuerzas armadas colombianas estaban comprometidas con el acuerdo humanitario y la localización humanitaria de los secuestrados y explicó que en los últimos días habían incrementado los operativos para ubicar a los secuestrados.

Esta nueva estrategia del gobierno para lograr la liberación de los secuestrados sería comunicada en Lima a través de reuniones bilaterales, según dijo un comunicado de Presidencia emitido el pasado 14 de mayo.

El general Freddy Padilla de León, comandante de las Fuerzas Militares, dijo que la estrategia buscaba cercar los campamentos donde se encuentran los secuestrados y presionar para que las Farc los liberaran. Explicó que la idea no es poner en peligro sus vidas, sino facilitar que los organismos internacionales realicen su labor humanitaria. Las operaciones se están adelantando en estos momentos en los departamentos del Vaupés, Guaviare y Meta. Dentro de la nueva estrategia también está contemplado el pago de recompensas que saldrían de un fondo de 100 millones de dólares como incentivo a los guerrilleros que deserten y ayuden a liberar a los secuestrados.

Este anuncio se produjo un día antes de que el presidente colombiano se reuniera con Javier Solana, el alto representante para la Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea (UE). El Comité francés de Apoyo a Ingrid Betancourt había insistido a Solana para que buscara un compromiso con el gobierno colombiano que permitiera el intercambio humanitario y para que impulsara el tema de la liberación de todos los secuestrados en la cumbre celebrada hoy.

Pero en las reuniones bilaterales a las que ha asistido el Presidente este viernes, el tema del acuerdo humanitario ha quedado relegado, ya han pasado a un primer lugar los asuntos de las negociaciones comerciales. En las citas de Uribe con los mandatarios europeos se ha hablado de la necesidad de acelerar el TLC y del futuro de la CAN.
 
También se ha hablado sobre las Farc, y de cómo la cooperación internacional y veeduría ha sido clave para esclarecer tres momentos: el asesinato de los 11 diputados, la entrega de Emanuel, y por supuesto, la información hallada en los computadores de Raúl Reyes
.
Con la atención de los países en otros temas que conciernen a la región como bloque, y la urgencia de definir tratados de cooperación económica, el presidente Uribe se quedó sin explicar los avances de la nueva estrategia de de la ubicación humanitaria.

El Presidente tampoco ha hablado con su homólogo ecuatoriano, sobre la negativa que le hizo llegar al Ecuador, a través de una nota de protesta de la Cancillería para adelantar contactos con las Farc en pro de la liberación de los secuestrados.

El presidente Rafael Correa anunció desde París, donde se encontraba a principios de esta semana que su gobierno ha tenido contactos en forma indirecta, a través de algunos ciudadanos, que las Farc estarían interesadas en reanudar diálogos con el Ecuador para gestionar la liberación de algunos rehenes. "Si se necesita nuestro territorio, el mundo entero puede contar con nosotros", dijo Correa antes de partir de País hacia la cumbre en Lima.

Por otro lado, el ex senador colombiano Luis Eladio Pérez, pidió hoy desde EE.UU., donde se encuentra abogando para que este país adelante gestiones para el intercambio humanitario, que la comunidad internacional rechace los rescates militares de los secuestrados. Dijo que los rescates significaban “la muerte para todos los secuestrados”.

Pérez ha venido realizando una gira internacional para despertar conciencia sobre los secuestrados en Colombia y sobre las dificultades para lograr el intercambio humanitario. Según él, el tema de los tres ciudadanos estadounidenses estanca el acuerdo humanitario, porque las Farc han dejado en claro que su suerte depende de lo que suceda con Simón Trinidad y Sonia, quienes se encuentran recluidos en cárceles de Estados Unidos, luego de haber sido sentenciados por cortes de este país. Para Pérez sería clave entonces buscar alternativas como el perdón presidencial de los dos guerrilleros, una rebaja de sus condenas o que puedan terminar de cumplirlas en otro país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.