Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/4/2008 12:00:00 AM

La coartada del Ejército

Un supuesto italiano convenció a ‘Gafas’ de entregar su arma. Otros dos infiltrados simularon ser un árabe y un australiano. El video del rescate de Íngrid Betancourt fue editado y dado a conocer este viernes.

Las dudas y la curiosidad del mundo sobre la operación ‘Jaque’, calificada como “perfecta” y que llevó al rescate exitoso de la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt, de tres contratistas norteamericanos y 11 policías y militares, ha obligado lentamente a las Fuerzas Militares a revelar nuevos detalles sobre la infiltración a las Farc por parte de inteligencia militar. (Ver video)

El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos; el comandante de las Fuerzas Militares, general Fredy Padilla de León, y el comandante del Ejército, general Mario Montoya, mostraron este viernes tres minutos y medio de un video que grabó casi toda la operación del rescate.

Aunque en el video revelado no se logra identificar quiénes son los de la supuesta comisión humanitaria (militares y civiles infiltrados), se sabe que de los siete ocupantes del helicóptero que aterrizó en el Guaviare y recogió a los 15 secuestrados, uno se hizo pasar por árabe, otro por australiano y uno más por italiano. Dos de ellos son oficiales. También había una mujer (en realidad una enfermera civil) y dos curtidos pilotos pertenecientes a la aviación del Ejército.

En los primeros segundos del video revelado se divisa a los guerrilleros que en tierra reciben a la comisión humanitaria ficticia. Después se ve a ‘César’ y a ‘Gafas’, sonrientes y tranquilos, respondiendo preguntas de un presunto periodista que ellos creyeron integrante de un canal de televisión afín a las ideas de las Farc.

Este grupo especial fue seleccionado por la Central de Inteligencia Militar (Cime), que de las diferentes regionales escogió desde hace unos meses al personal destinado para la operación ‘Jaque’. También había miembros del Comando Especial de Operaciones Conjuntas (Ccope).

“El supuesto italiano convenció a ‘Gafas’ de entregar el arma (...) y un australiano era igualito físicamente al cazador de cocodrilos (rubio y de ojos verdes)”, dijo el general Montoya. Incluso, a al menos uno de ellos le alteraron sus rasgos físicos para parecer verdaderamente extranjero. “Había un médico y una enfermera”, esta última de pelo rubio, con un chaleco color caqui que parecía de prensa.

Tanto los siete que viajaban en esa aeronave como los ocho que se quedaron en el otro helicóptero, hábilmente eliminaron todo tipo de comportamiento militar que fácilmente podían delatarlos ante el enemigo, como el caminado, el vocabulario o las señales.

Tras la revelación del video, el ministro Santos insistió en que no se pagó un solo peso por este rescate, que no se suplantó la voz del ‘Mono Jojoy’ para lograr la coartada como se había rumorado, pero guardó silencio cuando se le preguntó si el Ejército había logrado engañar a ‘Alfonso Cano’, el nuevo líder de las Farc. Esto podría sugerir que cerca de Cano sigue existiendo infiltrados.

Se conoció también que en caso de emergencia se activaría un botón de pánico instalado dentro del helicóptero. La señal de emergencia sería transmitida, a través de un avión plataforma de comunicaciones, directamente al comandante de las Fuerzas Militares. Él era el único que podía dar la orden de comenzar el plan b, que era el cerco humanitario.

Semana.com conoció que incluso los pilotos llevaban máscaras de oxígeno en caso de emergencia. La idea era que si los insurgentes reaccionaban violentamente, el helicóptero subiría hasta el tope máximo para lograr desmayar a los pasajeros y así neutralizarlos. También se conoció que a los infiltrados se les dio entrenamiento en habilidades interpersonales, manejo de pánico y estrés. También se les enseñó Krav Maga, una técnica de defensa personal desarrollada en Israel.

Cuando ‘César’ opuso resistencia, fue dominado con un puño que, al parecer, le dio un mayor del Ejército que terminó con su mano lesionada. El mismo que les dijo a los secuestrados: “somos el Ejército Nacional de Colombia, ustedes están en libertad”.

Aunque todos sabían que estaban siendo capacitados para una operación de rescate, sólo horas antes se enteraron de que se trataba de Betancourt, los norteamericanos y sus compañeros de la fuerza pública. Durante dos días estuvieron totalmente aislados, para evitar filtraciones del operativo. “En presencia de mi general Montoya les advertimos que aquí podían morir o quedar secuestrados. Igual, accedieron”, puntualizó el general Padilla de León.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.