Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/3/2008 12:00:00 AM

La confesión inesperada de Dique sobre Arana

El viernes pasado el ex paramilitar habló sobre la participación del ex gobernador de Sucre, Salvador Arana en la muerte de Eudaldo Díaz, alcalde de El Roble. Los familiares de Díaz cuestionan las razones por las cuales Dique afirma que Arana es inocente del crimen y los supuestos vínculos que mencionó entre el alcalde fallecido y el paramilitar alias Cadena.

El viernes pasado el ex comandante del Frente Héroes de los Montes de María de las AUC, alias Juancho Dique volvió a presentarse ante el fiscal de Justicia y Paz para hacer un reconocimiento fotográfico de los sicarios que habían trabajado para las AUC en la costa. Lo que nadie se esperaba era que Dique terminara hablando, coincidencialmente, del ex gobernador de Sucre, Salvador Arana y del asesinato del alcalde de El Roble, Eudaldo León Díaz, por el que Arana está siendo acusado. Arana se encuentra detenido desde el jueves pasado. 

En su testimonio Dique contó que una vez en Ralito, Rodrigo Mercado Pelufo, alias Cadena le dijo que Salvador Arana le había robado la gobernación y que él quería vengarse, porque adicionalmente le había incumplido un pacto preelectoral. Al parecer, Cadena lo había ayudado ejerciendo presión en zonas de su influencia durante la campaña a la gobernación de Sucre. A cambio, Arana le había prometido algunos puestos para sus cuotas políticas en el departamento.

Según dijo Dique, Cadena se ingenió una maniobra para vengarse de Arana y obtener los puestos políticos que le habían prometido, aprovechando la enemistad política entre Arana y Díaz. Cadena le habría dicho a Díaz que se hiciera la víctima, que dijera públicamente que Salvador Arana lo quería matar, y según el ex comandante paramilitar, por eso fue que Díaz hizo la denuncia pública en un consejo comunal frente al presidente Uribe.

Unos días después, Cadena invitó a Díaz (según Dique, Cadena y Díaz eran amigos) a su finca, y en presencia del alcalde llamó a Arana por teléfono y le dijo: “Si no me cumple yo mato a Díaz”. Al cabo de un tiempo, Cadena mandó a los sicarios “El Rolo” y “El Niño” a que fueran nuevamente por Díaz. Cadena volvió a llamar a Arana por teléfono y le dijo: “Tengo a Tito Díaz, si no me cumple lo mato”. El gobernador le dijo nuevamente que no y colgaron.

Entonces Cadena le dio la orden a los sicarios que llevaran nuevamente a Tito hasta su casa, pero que en el camino, lo mataran. Los sicarios y el alcalde partieron, y antes de llegar a un lugar conocido como Sampués los sicarios orillaron el carro y le dijeron a Díaz que se bajaran todos para orinar. Al parecer Díaz se dio cuenta de la trampa de los sicarios y trató de escapar corriendo, pero los sicarios le dispararon, hiriéndolo de muerte. Al poco tiempo, Arana le pagó la deuda de los puestos políticos a Cadena a cambio de que él atribuyera la muerte que le atribuían a Arana.

Para Juan David Díaz, hijo del alcalde fallecido, la denuncia de Dique justo en esos momentos busca restarle importancia al papel que jugó Arana en el asesinato de su padre. Díaz afirmó que era falso que su padre conociera al paramilitar Cadena y que ni él ni su familia tenían vínculos con paramilitares. Explicó que su padre era considerado como “guerrillero” en Sucre por los paramilitares, al haberse lanzado por el movimiento Vía Alterna que dirigía Gustavo Petro. “Es algo absurdo” señaló Juan David y cuestionó los motivos por los cuales Juancho Dique hubiera hablado justo hoy acerca del caso de su padre.

El hijo del alcalde fallecido afirmó que ahora que Arana estaba preso esperaba que se hiciera justicia y que el ex gobernador sea condenado con la máxima pena. “Que pague por los crímenes de lesa humanidad que cometió en Sucre porque Salvador Arana fue no solamente su financiador sino también uno de sus creadores”, dijo. Aunque él recibe protección del estado dijo que quería que se reforzaran las medidas de seguridad para su familia. “Porque no sabemos que represalias pueden tomar Salvador Arana y sus secuaces por este echo,” añadió.

Díaz señaló que aún faltan por vincular al proceso a otras personas como los procuradores Guillermo Merlano y Jaime Gil, que el mismo Díaz señaló que hacían parte del complot para asesinarlo. El hijo del alcalde también mencionó al coronel Arango, comandante de la policía en esa época y quien actualmente se encuentra vinculado al proceso de investigación de la masacre de Chengue. Mencionó también a uno de los cuñados de Arana, propietario de la finca donde fue hallado el cuerpo de su padre. La familia Díaz también demandó al Estado por no haberle brindado protección oportuna a su padre cuando se había denunciado públicamente y ante las autoridades que su vida corría peligro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.