Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/25/2008 12:00:00 AM

La Corte Suprema ordenó la captura de cinco congresistas más por ‘parapolítica’

El senador Ciro Ramírez y los representantes a la Cámara Luis Fernando Almario, Pompilio Avendaño, Enrique Emilio Ángel y Dixon Tapasco, serán procesados por su presunta colaboración con paramilitares.

La Corte Suprema de Justicia ordenó la captura del senador boyacense Ciro Ramírez, y los representantes a la Cámara, Luis Fernando Almario, conservador de Caquetá; Pompilio de Jesús Avendaño, liberal de Tolima; y los liberales de Caldas, Enrique Emilio Ángel y Dixon Tapasco, por vínculos con ‘parapolítica’.

La sorpresiva orden de captura se da antes de que los congresistas sean oídos en indagatoria. De acuerdo con fuentes de la Corte, el procedimiento es permitido, así la entidad podrá adelantar la investigación y considerar si hay razones para dejarlos en libertad o mantenerlos en prisión.

Ramírez, político de vieja data en Boyacá, ya había sido relacionado con paramilitares el año pasado, cuando la Fiscalía Geneal presentó pruebas ante la alta Corte, que lo relacionaban con el jefe paramilitar Henry de Jesús Londoño, conocido como ‘Mi Sangre’. En ellas, Ramírez habría tenido varias conversaciones con el jefe paramilitar.

El senador contestó que estaba esperando que la Corte se pronunciara: “llevo un año esperando esta versión. Este año ha sido una tortura”. El senador, que también es investigado por narcotráfico y lavado de activos, negó que las acusaciones en su contra tuvieran algún fundamento y dijo tener la conciencia tranquila.

El caso de los representantes a la Cámara, Dixon Ferney Tapasco Triviño y Enrique Emilio Ángel Barco, es el comienzo de las investigaciones por parapolítica en el departamento de Caldas. Tapasco fue detenido en Bogotá, mientras que Ángel Barco se encuentra en el CTI en la ciudad de Manizales. De los dos había indicios de su cercanía a los paramilitares desde cuando Iván Roberto Duque, conocido como Ernesto Báez, reconoció que tenía permanentes encuentros con políticos de la región de donde es oriundo.

Tapasco, en una demostración que genera suspicacias, el año pasado fue partidario de la iniciativa para que la Comisión de Ética del Congreso fuera la que investigara a los congresistas por los nexos con el paramilitarismo y no la Procuraduría. Mientras se encontraba en la Fiscalía, dijo al diario El Tiempo: “La idea es rendir la versión, contestar los requerimientos que la justicia a bien tenga. Es un proceso y estamos prestos a cumplir con todos los requerimientos legales que este imponga”.

El congresista Luis Fernando Almario también podría ser investigado por sus presuntos nexos con las Farc, pues varios testigos lo han señalado como responsable de muertes como la de la familia Turbay Cote, ocurrida en el Caquetá y ejecutada por este grupo guerrillero.

Mientras los congresistas sean investigados, el proceso que puede durar varios meses, pierden su investidura y deberán ser reemplazados por sus segundos en la lista. No obstante conservan el fuero, por lo cual es la Corte Suprema de Justicia la encargada de su investigación y no la Fiscalía.

El viernes de la semana pasada, la Corte Suprema de Justicia abrió investigación preliminar contra los representantes a la Cámara Sandra Arabella Velásquez y José María Conde, también por el tema de la “parapolítica”. Con estos ya van 56 parlamentarios vinculados al proceso de investigación.
 
Con los cinco paralamentarios, ya son 77 personas (entre congresistas, gobernadores, alcaldes, diputados y otros líderes políticos) que la justicia ha vinculado con parapolítica.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.