13 agosto 2007

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

La dirección de la Policía Metropolitana destituyó a efectivos que agredieron a taxista en Bogotá

Por Marianna Trivella

INDIGNACIÓNEstupor por la golpiza que fue vista en televisión gracias a un video de un aficionado y que fue transmitido por “Noticias Uno”. Habrá investigación penal y disciplinaria contra los agentes. Mientras tanto, el taxista pide seguridad para él y los suyos.

La dirección de la Policía Metropolitana destituyó a efectivos que agredieron a taxista en Bogotá. Los funcionarios obligaron al taxista a subir a la parte trasera de su propio vehículo para dirigirse a la estación policial.

Los funcionarios obligaron al taxista a subir a la parte trasera de su propio vehículo para dirigirse a la estación policial.

Una imagen vale más que mil palabras. Un camarógrafo anónimo con su teléfono celular logró captar a varios policías golpeando a un taxista en el centro de Bogotá durante la madrugada del 12 de agosto.

Ante la mirada de otros taxistas que transitaban lentamente por el lugar, un grupo de efect
ivos bajó al conductor del vehículo taxi con placa SIJ 816 y empezó a golpearlo con bolillos en el pecho y la espalda. El agredido intentó defenderse pateando a uno de los efectivos, lo que provocó la reacción de otros dos policías que lo golpearon varias veces en la cabeza y lo patearon. Un tercer funcionario lo agarró por el cuello a modo de ahorcarlo mientras que otro lo golpeaba en la cara, hasta llevarlo al suelo donde continuaron pateándolo. Posteriormente, los policías forzaron al conductor a subirse a la parte trasera de su taxi, mientras que uno de los atacantes puso en marcha el vehículo.

Los atacantes fueron identificados como los subintendentes Jorge Eliécer Ramírez Acosta y Freddy Alonso Medina Contreras, los patrulleros Álvaro Armando Rodríguez García y Carlos Florentino Buitrago Rozo, funcionarios de la Estación 15 del barrio Restrepo. Además de Rick Anderson Rojas Quintero y Edier Orlando Uñate Romero, patrulleros de la Policía de Tránsito.

No obstante, éstos no son los primeros uniformados implicados en hechos de violencia.  En lo que va de año hay 85 funcionarios destituidos. Solo entre abril y junio salieron 57 agentes de la Policía Metropolitana de Bogotá por abuso de autoridad. Los principales casos de agresión se adjudican a los agentes de tránsito, según voceros oficiales.

El agredido

El conductor del taxi John Alexander Camacho, explicó para Semana.com que poco antes de ser golpeado por los funcionarios de la policía, se encontraba parqueado frente a la casa de sus suegros esperando a que alguien le abriera para estacionar el vehículo, ya que estaba ebrio y le era imposible seguir trabajando. Como nadie le abrió, Camacho decidió irse a su casa. Durante el trayecto, los efectivos le pidieron detenerse a lo que hizo caso omiso, razón por la que los funcionarios le dispararon hasta abordarlo y empezar con la golpiza captada por un camarógrafo amateur.

“Después de golpearme me llevaron en el taxi a la estación de policía, allí me golpearon de nuevo, llamaron al dueño de carro y al rato me soltaron”, apuntó el taxista.

Camacho indicó a Semana.com que tiene contusiones en el brazo izquierdo, la espalda, la cara y las piernas. Además resaltó que este incidente con la policía le costó su trabajo, ya que el dueño del vehículo se lo decomisó y lo despidió. “Lo único que pido es seguridad para mi y para mi familia, hago responsable a los efectivos destituidos si algo nos ocurre”.

El taxista agregó que aunque conocía a los funcionarios agresores desde tiempo atrás, no tenía ningún problema con ellos.

“Le doy gracias a la persona que tuvo la osadía de hacer el video, de no haber pruebas quizás ya estuviera muerto y esta agresión impune”, recalcó Camacho.

La indignación del Comandante

El Coronel Rodolfo Palomino, Comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá se mostró indignado ante el suceso orquestado por los funcionarios del cuerpo policial que dirige. Pidió disculpas a los ciudadanos por la actuación de los efectivos y recalcó que el comportamiento de éstos nada tiene que ver con el pensamiento, la doctrina y el propósito de la Institución.

Palomino informó que se abrirán investigaciones disciplinarias y penales a los funcionarios involucrados, ya que nada justifica la forma como trataron al taxista. El Coronel recalcó su compromiso ante los taxistas y la sociedad de llevar las acciones legales de este caso hasta sus últimas consecuencias.

Entre tanto, los uniformados fueron removidos de sus cargos y fueron puestos a la orden de las autoridades competentes.
 
Las autoridades instan a la colectividad a realizar denuncias en la Procuraduría General de la Nación si son víctimas de agresiones verbales o físicas por parte de los policías, garantizando que si sus reclamos tienen sustento, los efectivos involucrados serán investigados y reprendidos.





 
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad