Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/23/2002 12:00:00 AM

La historia de la Navidad

La historiadora Diana Uribe cuenta la historia de cómo se estableció la tradición navideña y todos los mitos y leyendas que hay alrededor de ella.

Con los espíritus de la Navidad llega el tiempo en que nos aproximamos a la era de la bondad.

Cuando llegan los espíritus de la Navidad y las invocaciones de los tiempos de bondad y de fraternidad nos adentramos en los ritos, en los símbolos, en las ceremonias y en la manera como esos espíritus se concretan y se vuelven natilla, villancicos, árboles y cantos, y adquieren miles de formas que a través de los tiempos han tenido muchas maneras de hacerse presentes entre nosotros.

Los símbolos comienzan desde la época geográfica. La tradición de la Navidad que va a llegar a América a través de la conquista, por la vía de los españoles, tiene una cantidad de orígenes. Tiene orígenes agrarios fundamentalmente por que la culturas de la época en que se da el nacimiento de Cristo son culturas agrícolas, tiene orígenes romanos porque fue ese el pueblo que universalizó y que creo una cultura que influenciaría al resto del mundo, tiene orígenes mágicos porque habitó los espíritus del bosque, tiene orígenes míticos porque entró a formar parte de todas las leyendas y de todas las costumbres de los hogares, cambió el tiempo porque a partir de ahí se contó de una manera distinta en occidente, tiene espíritus de renacimiento y vida porque tiene orígenes en los pueblos de invierno, tiene corrientes bizantinas porque recorrió los caminos del Asia menor, de lo que sería el imperio romano de oriente que después de volvería Bizancio, de lo que sería Constantinopla, y luego pasaría a Italia y a España. De ahí las historias de los pesebres y los villancicos. Tiene legados del norte porque llegaría a través del Imperio Romano en sus extremos , en sus orillas y en sus esquinas hacia los pueblos celtas y escandinavos y allí se encontraría con la nieve y con el invierno, y serían los árboles y no los pesebres los que nos contarían las historias de los espíritus de Navidad porque esos serían los pueblos que atravesarían las épocas de la reforma protestante y los haría separarse de la historia original que había partido del imperio romano.



Durante la Navidad el solsticio (Momento del año en que el Sol, en su movimiento pasa por uno de estos puntos: de estío, hacia el 21 de junio; de invierno, 21 de diciembre) de invierno en el hemisferio norte, que es de donde parte una parte importante de las leyendas, el sol alcanza el cenit o sea el punto más bajo y durante ese momento el día se va cortando y la noche se alarga hasta cuando cambia y llega al solsticio de verano. Durante las épocas de los solsticios de invierno la vegetación está escondida, tapada por las capas de nieve. Este estado produce que la actividad laboral decrezca, no hay condiciones para continuar en el ritmo normal de trabajo. El hecho de que esto pase, de que la nieve haya ocultado la vegetación y de que el sol brille como un espejo hace que todos los duendes, espíritus, trolls y todas estas criaturas que habitan las plantas mágicas, los muérdagos, los árboles y los grandes bosques estén más cerca de las personas. Son tiempos mágicos por que la nieve trae su carga de invierno, en esos tiempos se piensa un poco en el nuevo sol porque está tan tenue que no se puede recibir su calor. Hay un punto donde pareciera que la vida muriera porque está oculta bajo la nieve por eso debe haber una esperanza para que vida vuelva a reverdecer, para que el sol vuelva a calentar y para que la hierba vuelva a brotar. En los pueblos del hemisferio norte donde nacen buena parte de las leyendas de los espíritus que estamos invocando, las estaciones marcan de manera dramática los cambios en la vida de las personas, eso hace que en la agricultura se tenga que planificar con mucho cuidado los tiempos de siembra, de recoger, de guardar para que durante el invierno se haya acumulado lo suficiente para poder comer en el tiempo en que la naturaleza oculta sus frutos bajo los mantos de nieve.

Como todas estas cosas confluyen en esta época, entre el solsticio de invierno y el solsticio de verano comienzan las celebraciones, las hogueras, los encuentros, los momentos de amabilidad y de dulzura entre otras cosas para combatir los terribles fríos que en esa época se hacen tan intensos. Esos tiempos van a recibir la influencia mágica de las historias que vendrán de Roma y que traerán el advenimiento del niño Jesús. Son muchas historias mágicas, fraternas, teológicas las que confluyen en los tiempos de ese solsticio.



El pueblo Judío

El espíritu de la Navidad no es solo mágico, agrícola y romano, es fundamentalmente judío. El pueblo judío venía atravesando una época muy difícil desde hacía tiempo. Había tenido la rebelión de los macabeos que había desencadenado en una guerra civil y que después a la imposición del rey Herodes. Esto los llevaba a buscar la restauración del trono legítimo, el trono de algún miembro de la casa de David para poder restaurar la legitimidad y la armonía del pueblo hebreo. Ese alguien debía ser un Mesías, alguien que diera la esperanza a un pueblo que trababa de encontrar su rumbo. El pueblo judío tenía reyes, jueces y profetas y estos últimos son los que predecían su destino y su porvenir. Son importantes por su manera de designar el futuro y forjar la línea hacia la cual se dirige la historia judía. Los profetas decían que el Mesías nacería en Belén por que era la ciudad donde David cuidaba sus rebaños de cabras y donde había vivido originalmente. El mundo antiguo se encontraba preparado para un mensaje que traería la espiritualidad y el amor. Es entonces cuando ese mensaje se concreta en ese pequeño pesebre.



El calendario

Los pueblos cuentan una fecha a partir de la cual dan la existencia a su fe. Un monje sirio llamado Dionisio Exiguo cuenta la era del mundo desde la fundación de Roma. El nacimiento de Cristo sería el año uno y lo ubica en el año 753 del calendario romano. En ese año nace en el portal de Belén el pequeño bebé hijo de la mujer que había tenido la anunciación del arcángel San Gabriel y el humilde carpintero. Ella había dado a luz la profecía de un hombre nacido de una virgen que sería el hijo de Dios en ese pequeño portal, con una gloria mucho mayor que la del emperador que vivía en esa época. Así es que comienza a contarse la historia que se parte en dos con del nacimiento del Mesías.



El mensaje del cristianismo

El mensaje del amor es específico del cristianismo, se presenta cómo una manera de acceder al encuentro y humanización del otro. Es el amor al prójimo, entender que el otro merece amor, respeto y que no se puede violentar, ni vulnerar. No hacerle daño al otro, como espero que no me lo haga a mí. Todo este mensaje es lo que va a transformar la mirada que se tenía sobre el mundo, es lo que va a inaugurar una nueva espiritualidad que va a hacer que los hombres conciban la posibilidad de vivir como hermanos en tiempos en que todos los pueblos se veían trenzados en las más terribles guerras y en tiempos en que los territorios derramaban grandes cantidades de sangre. Este mensaje del amor en los pueblos que se guiaban por la retaliación , así como el de la igualdad en los pueblos esclavos , el mensaje de la fraternidad en tiempos imperiales, adquiere una fuerza inusitada que es la que va a partir en dos la historia con el nacimiento del niño en el pesebre. Los derechos humanos por ejemplo son un legado de ese mensaje.



El pesebre

Todo lo relacionado con el pesebre va a tener una simbología muy especial. La palabra viene de pesembarum que significa la caja de comida para los animales y es la que va a instituir San Francisco de Asís. En hebreo Belén significa casa del pan, entonces sirve para designar los pesebres y esta humilde aldea donde nacería Cristo. El buey es un atributo que según el evangelio de San Lucas se le da a la paciencia y al trabajo, como el cordero es una víctima de los sacrificios. El asno era el símbolo de la humildad que debe rodear a un hombre que se llamará el rey de los humildes.

La tradición va asimilando estos mensajes y estos símbolos y cada pueblo le va añadiendo elementos de su propia cultura. Entonces el buey y el asno son animales sagrados dentro del Islam porque son los que piden entrar en el reino de los cielos. El ángel que es el anunciador es una figura importantísima en varias religiones: para los musulmanes es el espíritu fiel y el que trae los compromisos (el arcángel San Gabriel es el que le va cuenta a Mahoma el mensaje de Alá ) en la tradición cristiana es el que le anuncia a la virgen el nacimiento de Cristo, es el guardián de las revelaciones. Incluso entre los persas es adorado como el pavo del paraíso.

Luego comienzan los demás pueblos a interpretar el nacimiento según las diferentes artes y los diferentes periodos. Los magos vienen vestidos de persas, lo que permitió que Constantinopla se salvara de varios saqueos por parte de los persas

En otras corriente el arte gótico el niño siempre se representa de frente con los ojos fijos. En el arte renacentista las figuras son de tamaño natural. Luego vienen las escuelas de Quito donde viene los pesebres más pequeños y los niños de medio lado. También se presenta la virgen y el unicornio dentro de las figuras que representan la castidad de María.

En el nuevo mundo van a haber muchas significaciones y muchas formas de entender cada una de estas imágenes que van a ir cambiando y se van a mostrar de una manera distinta según las culturas en las que van a estar.



Los villancicos y la novena

Con el tiempo se ve la necesidad de que haya cantos que celebren la llegada del niño. Hacia el año 1.600 Una mujer llamada Bertilda que después abraza los hábitos y se llamará Santa Ignacia, coge una cantidad de cantos y alabanzas, como los llamados cantos del Oh como el oh sapientísimo, oh Dios sumado, y lo va a volver un rezo. Esos rezos y son los que se van a convertir en la novena. Los españoles utilizaron antiguas romanzas y santificaciones que se van a convertir en villancicos y se cantarán durante la novena. En el resto de la Europa del mundo cristiano los antiguos trovadores sacarán sus versos que también se convertirán en villancicos y que serán posteriormente recopilados en México para entrar al nuevo mundo. En Inglaterra en las cortes del Rey Enrique VIII antes del tiempo de la reforma, se escuchaban los cantos que venían de los juegos cortesanos y de esta manera van entrando los versos, las canciones campesinas escritas en lengua vulgar, los estribillos populares, coplas de los campos y rondas de las cortes que se va a convertir en villancicos. Cuando llega la reforma y se prohiben los santos cristianos en el mundo protestante, en lo que hoy es Inglaterra y Holanda, se cantan en voz baja los villancicos y se habla en secreto de los santos, pues la tradición ha sido asimilada por todos estos pueblos.



Las tradiciones y San Francisco de Asís

Francisco de Asís trae el pesebre recordándonos que allí hubo un acto de amor que traería esperanza para toda la humanidad y recordando además que ahí fue el origen de un mensaje que nos traería una nueva mirada sobre el mundo. Esa es la manera como Francisco de Asís concibe en la fe la forma de restaurar el amor perdido que había visto tan desvirtuado y desdibujado en medio de la catástrofe de las cruzadas.

Del centro de su desesperación sale del corazón la alegría que es recuperada a través del pesebre.

Este sentido del amor exaltado por San Francisco que incluye los ritos cristianos y el nacimiento de Jesús, coincide también con una antigua fiesta romana que se llamaba los saturnales. Estas fiestas que se realizaban en honor a Saturno, consistía e n que los nobles durante cinco días, abrían sus mesas e invitaban a los pobres, intercambiaban regalos y se borraban las diferencias de clases sociales. Había unión, jolgorio, fiesta y alegría. Ese antiguo ritual romano que era pagano (con un sentido anterior al del cristianismo cuando significaba aldeano) va a ser incorporado a la tradición cristiana tomando de estas el compartir con alegría, amor, afecto y felicidad, este advenimiento de lo que significaba la llegada de Jesús. El pesebre sería tan humilde como el nacimiento del mecías porque una de las cosas que San Francisco entró a criticar a través de su actitud y de su fe era el llenarse de riquezas cuando se estaba trabajando sobre un reino espiritual, cuando en realidad lo que distinguía al cristianismo era el mensaje de fe y humildad. Por eso él abandonó su fortuna, su riqueza, su linaje, su casa, le entregó a su padre todo cuanto había recibido de él incluido el vestido y comenzó una vida de humildad y profundamente espiritual.

En este proceso de transformación encuentra en el pesebre el simbolismo perfecto para restaurar lo que tanto buscaba su corazón. Por eso lo vuelve una tradición en todas las iglesias donde comienza a existir el pesebre los ritos de regalos, las fiestas y la comida.

Ese personaje tan singular, fue el primer pacifista, el primer ecologista, el primer hippie de la época por que era el que había decidido vivir con la madre naturaleza, el que quería que el señor hiciera de él un instrumento de su paz, y que crearía una nueva espiritualidad de lo que sería el mensaje de Jesús símbolo de la Navidad.



Los cumpleaños y los regalos

En los pesebres y al rededor de estas fiestas también se hacen regalos, tradición que viene desde los saturnales y desde la más remota antigüedad, desde los solsticios de invierno y de los cambios de año que fueron considerados como un tiempo en que era obligatorio ofrecer obsequios a los dioses y monarcas. Esa costumbre se hacía con el fin de fortalecer los vínculos sociales, representaba un acto emocional de interdependencia y un acto de celebración. A partir del momento en que se celebra el nacimiento de Cristo se comenzarán a celebrar los cumpleaños que van a ser importantes en la cultura.



Programa de radio transmitido por la emisora Radionet
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.