Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/17/2007 12:00:00 AM

La mafia de otro capo llamado Mancuso riega de sangre el corazón de Europa

La semana que pasó, Alemania fue sacudida por una matanza de sicarios en un ajuste de cuentas entre bandas del narcotráfico. Se trata de la ‘Ndrangheta, y la sorpresa es que tiene que ver mucho con Colombia

El Padrino ya no reina en el mundo de los capos. La Cosa Nostra, mafia siciliana que inmortalizó el escritor Mario Puzzo, ha sido superada por una nueva red llamada La ‘Ndrangheta, cuyos alcances la convierten en la organización criminal más poderosa de Italia, y que la semana pasada dio un golpe de autoridad por lo sangriento.

La matanza ocurrió en Duisburgo, Alemania. Y con la acción criminal del jueves, el mundo descubrió que el país se ha convertido un unos de los bastiones más importantes de la mafia y que tras el rótulo de las pizzerías se esconden las familias más poderosas de la mafia.

Y es que el asesinato de Duisburgo fue calificado por varios expertos de seguridad alemanes como el más reciente ejemplo de la peligrosa presencia de la mafia en el país. La Policía Federal Criminal (BKA), por ejemplo, tiene identificados a unos 160 representantes de la organización ‘Ndrangheta, todos originarios de San Luca.

La acción, en el corazón de Europa, causó enorme estupor. El grupo asesinado venía de celebrar el cumpleaños de Tommaso Francesco Venturi en la pizzería Da Bruno. Al subirse a los vehículos fueron acribillados con más de 50 disparos y rematados con un tiro de gracia en la cabeza. Los cuerpos de las víctimas quedaron en el asfalto como una escena de las páginas rojas de nuestro país. Además, hay otro elemento sorpresivo. Los patriarcas de esta mafia son de apellido Mancuso y todas las versiones de la policías del Viejo Continente atribuyen su vertiginoso crecimiento a sus nexos con narcotraficantes colombianos. Aunque ninguno se atreve a hablar de nexos de los Mancuso italianos con Salvatore Mancuso de Colombia, es una hipótesis que estudian en la actualidad.

Las versiones sostienen que el crimen fue motivado por un ajuste de cuentas entre clanes familiares rivales del pequeño pueblo de San Luca en la región de Calabria, Italia, pertenecientes a La ‘Ndrangheta. El conflicto entre estos bandos ha cobrado muchas víctimas en su país natal. Sin embargo, esta es la primera vez que se registra un crimen organizado en la pequeña localidad alemana.

Las pesquisas sobre el caso se acercan cada vez más a la reconstrucción de los hechos. Según una información publicada en el Diario El Mundo de España, dos pistoleros, posiblemente provenientes de Calabria, se dirigieron a la pizzería con el objetivo de matar a Marco Marmo, de 25 años, miembro de la familia Vottari-Pelle, a quien se le responsabiliza haber participado la pasada Navidad en la muerte de la mujer de un jefe del clan rival Nirta-Strangio.

El temor a otra ola de asesinatos ha llevado a la Policía italiana a apostarse en diversas localidades de Calabria, estableciendo control en las carreteras, vigilancia de la comunidad y mayor despliegue de comisarías y comandancias.

Los duros al poder

La ‘Ndrangheta nació en el siglo XV en Toledo, España, y luego se trasladó a Calabria, la punta de la bota peninsular, considerada la región más pobre de Italia. Sus orígenes la registran como una organización rural con un modus operandi sanguinario, especializada en el secuestro. En aquel momento su peligrosidad era menoscabada ante organizaciones como la Cosa Nostra y la Camorra napolitana. En la actualidad es uno de los consorcios criminales más ricos del mundo, cuyo ingreso mensual es estimado en más de 40.000 millones de euros al año, proporcional al PIB italiano, según datos del Instituto italiano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales, que así mismo señala a La ‘Ndrangheta como el principal inversionista italiano en la Bolsa de Frankfurt, en información suministrada al diario ABC de España.

Su crecimiento y su consolidación se deben al control que ejerce sobre la exportación de cocaína a Europa. También se desempeña en el tráfico de armas, mercadeo de esclavos y prostitutas, así como en la extorsión y en el lucro excesivo.

‘Ndrangheta es una palabra calabresa derivada del griego andragathos, hombre valiente. Las unidades de la organización son denominadas N’drinas, un término calabrés que define al hombre que se mantiene erguido al caminar.

Mientras preserva sus raíces en Calabria y conserva su estructura rural y familiar, La ‘Ndrangheta se extiende vertiginosamente por el mundo.

Calabria es una zona tan pobre, que la única organización solvente es la mafia, cuestión que le permite tener control absoluto de las actividades que se realizan en el lugar.

A diferencia de otras mafias, la estructura de La ‘Ndrangheta es horizontal, cuestión en la que los expertos basan su éxito, ya que les proporciona el hermetismo necesario para colarse de las autoridades. En este sentido, las familias cumplen un rol esencial de protección a los miembros que trabajan directamente en los negocios criminales. Las mujeres se encargan de cobrar las extorsiones y las coimas, participan como autoras intelectuales de los crímenes y se encargan de visitar y atender a los personajes prófugos o detenidos. Además se ofrecen como testaferros para proteger las propiedades, según datos que la Comisión Antimafia le proporcionó al diario La Nación de Argentina.

Según datos tomados por la prensa italiana, en Calabria hay 100 familias relacionadas con el crimen organizado, con un número de afiliados que oscila entre 7.000 y 9.000.

La ‘Ndrangheta colombiana

Un documento difundido por la Dirección Nacional Antimafia (DNA) a la prensa italiana, señala que el poderío de La ‘Ndrangheta se debe a que la organización está cada vez más enfocada a actividades ilícitas internacionales, cuyo fuerte es el tráfico de estupefacientes. La exteriorización de La ‘Ndrangheta le ha permitido establecer un monopolio en la distribución de drogas en Italia y el resto de Europa, a través de la estrecha relación que mantiene con sujetos que operan en los países productores o en lugares claves de distribución.

Según información obtenida por el diario La Nación de Argentina, los Mancuso son una de las familias más importantes de La ‘Ndrangheta. Aunque perdieron en 1997 a su líder Francesco Mancuso, este clan mantiene intacto su poder.

En enero de 2004, la Presidencia de la República de Colombia sacó un comunicado sobre la “Operación Decollo”, en la que la Policía Nacional en acción conjunta con autoridades de Francia, Italia, Australia, España y Holanda desmantelaron una red internacional de tráfico de drogas en la que participaban paramilitares colombianos.

El informe señala expresamente que “los jefes policiales antimafia dijeron que la droga era negociada entre el grupo italiano de Calabria y paramilitares colombianos y afirmaron que Salvatore Mancuso, uno de los líderes de las autodefensas ilegales, era el directo responsable”.
Días después, SEMANA publicó que el Fiscal había desmentido la participación de Salvatore Mancuso en el tráfico. Sin embargo, la revista comentó que lo que no se había revelado era que la confusión se debió a que en dicha operación fue capturado otro hombre de edad similar que también respondía al nombre de Salvatore Mancuso, con residencia en Milán. Pero por si fuera poco, el Salvatore Mancuso milanés no era el único involucrado a organizaciones criminales. En otra operación llamada “Dinastía” había sido capturado en Italia otro Salvatore Mancuso, primo del milanés pero sin nexos familiares con el colombiano, según las investigaciones realizadas hasta ahora.

No obstante, pese a las declaraciones del Fiscal, resulta difícil pensar que el máximo líder de las AUC, claramente comprometidas con el tráfico de drogas y de las que se conoce una vinculación directa con las mafias de Calabria, en ciertas ocasiones no haya tenido relación con alguno de sus homónimos.

El 7 de marzo de 2004, el diario El País de Cali publicó que en el marco de la “Operación Decollo”, el procurador nacional Antimafia de Italia, Pierluigi Vigna indicó que “con la operación antidrogas se demuestra que el tráfico de cocaína sirve para financiar formas de terrorismo. Un calabrés forma parte de las formaciones paramilitares colombianas”.

En ese mismo artículo se indicó expresamente que “de acuerdo con las investigaciones, para desmantelar la red fue infiltrada una persona cercana a la familia Mancuso, de la localidad calabresa de Vibo Valentia, quien se relacionó con uno de sus parientes, líder del grupo paramilitar”.

La historia es tan sorprendente como llena de misterios. Como todo en el mundo de la familia. Lo cierto es que un Mancuso regó con sangre el corazón de Europa, en un hecho que fue noticia de primera página en todos los periódicos del primer mundo. Como si se tratara de una disputa de una barriada popular por demostrar quién es el que manda.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.