Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2005/02/20 00:00

La 'magia' de Ponce salvó la tarde

Un encierro de Achury Viejo, manso, rajado y descastado que a pesar de haber salido nueve de ellos al ruedo, sólo se cortaron dos orejas.

La 'magia' de Ponce salvó la tarde

Enrique Ponce

Sólo el magisterio del maestro Enrique Ponce, con esa manera de entender a los toros, consintiéndolos, templándolos y mandándolos salvó la tarde del pasado domingo en la Santamaría. A su primero que intentaba irse hacia los adentros, le dejó la muleta en la cara para poder ligarle pases con la derecha que fueron jalonados por el público. Pero el burel no solo se paró sino que buscó las tablas y allí el diestro español se deshizo de él. A su segundo, de nombre Escondido, de bella presentación, un toro con culata y que pintaba para algo bueno, infortunadamente fue mal picado (un picotazo en el pulmón) y el toro se derrumbó dejando una gran frustración al torero y al público. No obstante el diestro valenciano 'regaló' un séptimo con el cual mostró por qué es el número uno. Y con base en esa maestría instrumentó pases de mano baja, templando la embestida y con una lentitud pasmosa. Y como el toro se cansó de embestir Ponce se metió prácticamente en la cuna de los pitones y citando con la muleta doblada en la mano a manera de cartucho, dejaba venir al toro para luego meterlo en el engaño y dejar ver todo su poderío. Mató al segundo intento y fue premiado con una oreja con la cual dio la vuelta al ruedo en medio del cariño del público que lo despidió de una manera clamorosa. Tan solo me queda una duda: ¿el nuevo reglamento no tiene prohibido los toros de regalo?

Paco Perlaza

Mucha voluntad la del torero vallecaucano. Pero ante la mansedumbre de sus dos oponentes fue muy poco lo que pudo hacer. Eso sí con la faena de capa unas tapatías en los medios que albergaban la esperanza de algo grande. Pero no. Además se dejó desarmar en dos ocasiones y todo quedó ahí.

Manuel Jesús, El Cid

Grata impresión dejó este torero español. A su primer toro, que fue el único que medio embistió, y con el cual confirmó la alternativa, le cuajó una hermosa faena de capa con cuatro lances a la verónica, rematadas con media a una mano, que fueron lo mejor de la tarde. Y con la muleta unos naturales de maestro, bajando la mano y alargando el pase hasta detrás de la cadera. Mató de estocada entera y fue premiado con una oreja. Muy seguramente en próximas temporadas se pueda volver a verlo con toros que embistan de verdad.

El domingo

Última corrida del abono para César Rincón, Matías Tejela y la confirmación del Capea, hijo, con toros de Agualuna.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.